El peor artículo que he escrito

Es el peor artículo porque usualmente me agrada realizar breves estudios que aporten al debate y al acerbo de conocimiento en algunos pocos caracteres.

Este es el peor artículo que he escrito. Me siento avergonzado, el día de hoy no intentaré desarrollar conceptos. No trataré tampoco de externar posiciones teóricas, expresiones de las relaciones de poder, paradigmas, programas o plantear relaciones de variables.

Es el peor artículo porque usualmente me agrada realizar breves estudios que aporten al debate y al acerbo de conocimiento en algunos pocos caracteres.

El día de hoy me disculpo con usted estimado lector. Mis carencias como columnista se verán reflejadas por el simple hecho de que no puede expresar de la manera más idónea la indignación que siento, y menos aún, la que usted y el noventa y tanto por ciento de costarricenses sienten.

Podría escribirlo mejor, podría ser más elocuente, podría ahondar en los dilemas éticos y morales, podría recurrir a la ética de la función pública, podría citar grandes pensadores y políticos costarricenses, podría ser sincero y sólo utilizar lenguaje soez que es lo que verdaderamente siento y lo único que muchos que votaron creyendo en “cambios” o “adelantamientos” pueden expresar al ver a donde fue a parar el voto que con tanta ilusión dieron.

Es el peor artículo, pues ningún escrito de opinión sobre la inmoralidad y lo insaciable de la mayoría de los legisladores impide que de estas páginas salga algo bueno.

Ni una semana dieron de tiempo la mayoría de legisladores para entablar la discusión sobre un alza a sus salarios. Nada importan los miles de folios, archivos y proyectos que hacen fila en el plenario, lo único que interesa es subirse un poco más los casi 2.5 millones de colones (tomando en cuenta celular, gasolina y otros) que los “mal pagados” diputados ganan.

Este es el peor artículo que he escrito porque pareciera fanatismo y tergiversación decir que los diputados desean subirse el salario a casi el doble. Alguien que estuviera fuera del país diría que estoy mintiendo, que esto no puede ser posible; este es mi peor artículo porqué lo que digo es verdad y conocimiento de todos.

“Dignificar los salarios, equiparar los salarios de los poderes de la república” decía en La Nación Marco Vargas, mano derecha de nuestra recién juramentada presidenta. ¿Por qué  no impulsa una reforma para dignificar los salarios de los empleados públicos que cada año pelean unos cuantos meses  para recibir un aumento que no compensa ni la inflación ni las escaladas de precios Sr. Ministro de la Presidencia? Es mi peor artículo porque las declaraciones del Sr. Vargas parecen una broma, pero no lo son.

Nunca había escrito algo tan malo. Necesito disculparme ante usted lector, me da pena tener que recordar ciertos datos, me da pena recordarlos y luego pensar que los noveles diputados seguro nunca los han leído o peor aún no les importan. Casi 600000 personas no reciben el salario mínimo de ley, el ingreso promedio mensual de estos ocupados ronda los 115000 colones y aún así a ellos les parece poco algo menos de $5000 mensuales. Si ellos legislaran para que lo anterior no existiera y a todos se les pagara el salario mínimo la pobreza sería del 11% (lo anterior con datos del último informe del Estado de la Nación). Tal vez don Marco Vargas pueda hablar de esto la próxima vez que le tomen una declaración.

No hace un año que a doña Gloria Bejarano la condenaron civilmente por el caso Caja-Fischel y en su primera semana     intenta subirse el salario. La brecha salarial persiste entre hombres y mujeres, la desigualdad crece, la informalidad y el sub-empleo parecieran ser la normalidad; pero para los diputados la primera prioridad es subirse el salario. Es el peor artículo, porque leer los datos de los últimos dos párrafos da pena.

El artículo es el peor pero algo bueno tenía que aparecer, mis respetos a los partidos Frente Amplio y Acción Ciudadana opositores de este cinismo de subida salarial. Quien, como en mi caso, voto por uno de estos dos partidos (o por ambos quebrando) puede estar seguro que entre discurso y acción hay consecuencia. De verdad que ante la decepción la postura de los señores y señoras diputados del PAC y el Sr. Villalta son una muestra de dignidad.

Les agradezco haber pasado por la pena de leer estas líneas. Si algún día vuelve a topar con mi nombre y se detiene, le ruego me dé otra oportunidad porque nunca quise escribir estas palabras, nunca quise escribir mi peor artículo. Por ahora parafraseo a Charly García que ya hace mucho cantó lo que sentimos los ciudadanos incrédulos ante este cinismo “nos han golpeado todo el tiempo, nos vuelven a golpear… nos siguen pegando abajo…”

[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

Considerando la veda constitucional que impide convocar y celebrar consultas populares dentro de los 6 meses posteriores a una elección presidencial, la cantidad de

La producción científica de excelencia que realiza  la Universidad de Costa Rica (UCR) se ve reflejada en el Ranking Iberoamericano SIR 2010, elaborado por

El proyecto de la Red Nacional de Cuido y Desarrollo Infantil, una de las propuestas más ambiciosas del eje social de la presidenta Laura

De los nísperos debe decirse que, verdes, indigestan. Maduros no hacen bien para nada casi pero son sabrosos, lucidos y astringentes. La semi nueva

Nuestro país avanza raudo en dirección al autoritarismo. Cuanto más se abre el mercado tanto más se cierran las libertades. Cuando los movimientos sociales se ...

La prisa -ya sea por razones comerciales o políticas- en inaugurarla antes de que cumpliera con todos los requisitos técnicos, llevó a que con

La actuación de la policía el 8 de mayo es una nuestra más del sesgo militar que se le quiere imponer a la fuerza

Con el fin de procurar una comprensión integral de la seguridad ciudadana en el contexto de un desarrollo social sin exclusión y aportar elementos esenciales ...
Semanario Universidad