El Semanario UNIVERSIDAD dijo la verdad y la reitera

El Hospital Monseñor Sanabria de Puntarenas ha enfrentado durante 2014 un incremento inusual de pacientes afectados por la bacteria intrahospitalaria Clostridium difficile, que autoridades

El Hospital Monseñor Sanabria de Puntarenas ha enfrentado durante 2014 un incremento inusual de pacientes afectados por la bacteria intrahospitalaria Clostridium difficile, que autoridades sanitarias no dudan en calificar como “brote”. Esta dificultad se desarrolló  a lo largo de todo el año sin que los pacientes y usuarios del hospital hayan sido advertidos.

Según datos oficiales de la Caja Costarricense del Seguro Social, el Hospital Monseñor Sanabria de Puntarenas no tuvo casos de pacientes contagiados con esa bacteria en 2011 ni 2013, tuvo tres casos en el 2012 y 57 en el 2014.

La Ley 8239, de los Derechos y Deberes de las Personas Usuarios de los Servicios de Salud Públicos y Privados es clara en el derecho que tienen  los habitantes de “recibir la información necesaria y, con base en ella, brindar o no su autorización para que les administren un determinado procedimiento o tratamiento médico” (Art 2.c),  “negarse a que las examinen o les administren tratamiento…”(Art 2.h) y “recibir atención en un ambiente limpio, seguro y cómodo” (Art 2.l).

Al ser entrevistado antes de la publicación del reportaje, el 26 de noviembre, y en el programa de televisión Puntos de Vista del Canal UCR, emitido el 30 de noviembre, el director del hospital, Randall Álvarez,  nunca respondió ni mostró evidencia de que los pacientes y usuarios hayan sido informados de la situación.

Aún más, el 18 de noviembre del 2014, más de 10 meses después de iniciado el problema, médicos y trabajadores del Hospital de Puntarenas pidieron a la dirección información básica acerca de la situación que afrontaban.

Álvarez admitió al Semanario Universidad la cantidad de casos registrados desde enero en el Hospital de Puntarenas. De las personas contagiadas con la bacteria, el médico  informó que 22 fallecieron. Aunque no se puede afirmar que todas las muertes se deben a esta infección, el infectólogo del hospital, Alfredo Messino, confirmó que el contagio con la Clostridium difficile complica seriamente cualquier otro cuadro.

Según el diccionario de la Real Academia Española ocultar significa “esconder, tapar, disfrazar, encubrir a la vista”, “callar advertidamente lo que se pudiera o debiera decir, o disfrazar la verdad”.

Los puntarenenses tenían el derecho de saber los riesgos que enfrentaban si asistían a tratarse al hospital. Eso hubiera sido importante  para doña Carmen Araujo Castillo, que ingresó por un golpe, se contagió con la bacteria, estuvo internada dos meses, falleció y fue entregada a sus familiares en una bolsa plástica herméticamente sellada.

[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

Vea mañana a las 7 a.m. en Canal UCR y Radio Universidad, en vivo, la primera entrevista al Presidente Luis Guillermo Solís tras la

Regresan porque lo que hacen con el grupo Malpaís no lo pueden hacer con nadie más. Así es como Iván Rodríguez, Jaime Gamboa, Carlos

La secretaría Técnica Nacional Ambiental (Setena) aprobó esta mañana la Viabilidad Ambiental al proyecto Terminal de Contenedores de Moín, que fue adjudicada a

El Gobierno de Costa Rica firmó este martes un acuerdo con la República Popular China para realizar un estudio de factibilidad que permita la

Hasta este viernes 9 de enero hay tiempo para matricularse en alguno de los Cursos Libres que ofrece la Universidad de Costa Rica en

Una de las propuestas de Jordan Vargas como candidato de Alternativa fue dotar a estudiantes de bicicletas para su desplazamiento dentro del campus. (Foto:

Cuatro personas fallecieron y otras tres están desaparecidas luego del naufragio de un catamarán a cerca de 11 kilómetros (6 millas náuticas) de Punta

Hace muchos años en la ciudad de Heredia vivía un señor bueno y humilde, pero que sufría cierto desorden mental con una singular obsesión
Semanario Universidad