“Elígelo bien, algún día será tuyo”

El diseño del anuncio es de uno sobriedad muy elegante. Se lee en el borde superior la frase “ELIGELO BIEN, ALGUN DIA SERA TUYO”

En el periódico Al Día del 19 de junio pasado (página 38), a las puertas de la celebración del Día del Padre, aparece un anuncio de la marca comercial Zippo, con la imagen de un bonito encendedor.

El diseño del anuncio es de uno sobriedad muy elegante. Se lee en el borde superior la frase “ELIGELO BIEN, ALGUN DIA SERA TUYO” (incluidas las faltas ortográficas).

Definitivamente, se trata de publicidad dirigida al hijo del siglo XXI, formado por el consumo irrefrenable y el egoísmo que caracteriza a nuestra sociedad moderna. Se trata de un  medio en el que valores como la solidaridad y el amor y respeto hacia los padres han pasado de moda. Por esto, más que una muestra de cariño, un regalo para el padre en su día se convierte en una inversión, en un objeto más que aumentará el caudal de bienes que algún día recibirá el hijo, cuando –por fin- su padre fallezca.

En este nuevo mundo globalizado, en el que podemos estar informados ampliamente de lo que ocurre en el otro lado del planeta; cada vez estamos menos conscientes de lo que ocurre en nuestras familias. Al formar una nueva familia o dejar la casa paterna, se nos hace una tortura la visita obligatoria a nuestros padres, en las celebraciones más comunes (Día del Padre, Día de la Madre, sus cumpleaños y celebración de aniversario de bodas).

Estamos atrapados por el ritmo del mundo moderno, en el que el consumismo no nos permite disfrutar de la simplicidad de una conversación con nuestros padres, frente a una taza de café. Tenemos en la casa infinidad de aparatos que nos roban el tiempo (radios, televisores, computadoras, DVD, LCD, Wii, etc.) y cada vez nos alejamos más de las personas con las que crecimos y con las que aprendimos los valores que hoy rigen nuestras vidas. ¿Será acaso que sus enseñanzas no calaron en nuestro carácter o en nuestros corazones?… ¿será que es más sencillo ignorarlas con la excusa del poco tiempo y el mucho quehacer?

Al fin y al cabo, la publicidad de Zippo no está muy alejada de la verdad, pues lo que elijamos hoy entregar a nuestros seres queridos (amor, tiempo, respeto, compromiso, valores, bondad, etc.), será lo que recojamos en el futuro cercano. Si preferimos dar bienes materiales en lugar de tiempo, probablemente será eso lo que recibamos… o… incluso, ni siquiera eso.

[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

¿Qué hay detrás de todas estas tendencias legislativas, -cada vez más agresivas-, que se vienen imponiendo en las sociedades modernas? No son consecuencia de

Completamente aislado en el nivel internacional; repudiado por sus vecinos, que decidieron retirar o llamar a consulta a sus embajadores en Tegucigalpa; condenados por

Tres mujeres, tres memorias es la más reciente publicación de la Fundación Teorética, una muestra gráfica de las artistas Margarita Azurdia de Guatemala, Rosa

Como tal,  me ha causado estupor y rechazo la reacción exagerada de un grupo supuestamente universitario contra un colectivo gay que celebró en el

El atraso del muelle granelero en Caldera, cuya construcción no ha empezado a más dos años de dada la concesión, no es culpa de

Los directivos de la Junta de Pensiones y Jubilaciones del Magisterio Nacional (JUPEMA) se reunieron el pasado 22 de junio en la UCR con

La última querella presentada por la organización dedicada a recaudar fondos para proteger la tortuga baula -The Leatherback Trust (TLT)-, contra el biólogo y

Es claro que no toda esta enorme  energía es aprovechable para usos humanos;   sin embargo, es probable  que un porcentaje muy importante de esta
Semanario Universidad