Etapa Básica de Ingeniería

Estas noticias son recurrentes en los últimos tiempos: “Inversión extranjera requiere de recurso humano capacitado”, “Son insuficientes los ingenieros que se gradúan cada año

Estas noticias son recurrentes en los últimos tiempos: “Inversión extranjera requiere de recurso humano capacitado”, “Son insuficientes los ingenieros que se gradúan cada año en Costa Rica”, “Miedo a las matemáticas aleja a los estudiantes de las ingenierías”, y “Alta reprobación en los exámenes de bachillerato en matemáticas”. 

Como costarricense, como ingeniero y como profesor de ingeniería, me preocupa sobremanera esta problemática. ¿Cómo asegurarnos de que Costa Rica genere productos con alto valor agregado? ¿Cómo producir más ingenieros? ¿Cómo hacer que el estudiantado vea las carreras tecnológicas como una verdadera opción vocacional, tomando en cuenta el gran miedo a las matemáticas que existe desde siempre?

 

Una posible respuesta a este problema se puede observar con la siguiente analogía: si bien tocar cualquier instrumento musical en el nivel de una carrera universitaria se puede percibir como una tarea extremadamente difícil, no necesariamente es percibido de esa forma. Los estudiantes de música pasan por años de “Etapa Básica”, donde desde la infancia, aprenden a tocar instrumentos musicales, a entender la teoría musical y a estar inmersos en ese maravilloso mundo de las artes musicales. Su ingreso posterior a la carrera universitaria, es por ende, algo visto naturalmente. 

La pregunta obligada entonces es: ¿por qué no podemos hacer lo mismo con las ingenierías?  Casi cualquier niño o niña ha jugado con bloques de Lego o similares. Les encanta crear formas diferentes, usar su creatividad para formar un mundo imaginario y estar inmersos en él.  Construir, crear, imaginar, analizar, son habilidades que los niños hacen naturalmente y constantemente en sus juegos. La ingeniería es exactamente eso: usar el ingenio y usar los conocimientos científicos y herramientas para construir soluciones a los problemas de la sociedad.

Nadie nace con una predisposición a tener miedo a las matemáticas, pero sí nacen con deseos de entender el mundo y experimentar en él. Un experimento mental podría ser este: en una etapa básica de ingeniería, los niños comenzarían por construcciones con Legos de estructuras que sostengan pesos (como puentes o edificios, piensen Ingeniería Civil), posteriormente se construirían artefactos con piezas móviles (engranajes, palancas, ruedas, piensen Ingeniería Mecánica). En paralelo, se explorarían los fenómenos de la naturaleza y se realizarían experimentos para entenderla mejor (Física), mientras se fomentan las habilidades de análisis de problemas (métodos matemáticos). Conforme los jóvenes se acerquen a la edad colegial, se puede proseguir con componentes con partes móviles (motores) con fuentes de energía (electricidad, Ingeniería Eléctrica), y finalmente al terminar su Etapa Básica, se podrían introducir la Electrónica (por medio de construcción de robots u objetos que interactúen con el estudiante) y la Computación (juegos de video y aplicaciones de computadoras). En cada etapa, se fomentaría la matemática por medio de juegos y dinámicas, pues se usaría extensamente para entender y predecir los resultados.

Bien ejecutado, no sería más que una gran área de juegos donde cada niño o joven se entretenga haciendo creaciones y entendiendo más del mundo. Los egresados de la Etapa Básica tendrían su cupo asegurado en alguna carrera de la Facultad de Ingeniería, Escuela de Matemática o Escuela de Física, independientemente de su nota de admisión. Estos egresados ya serán ingenieros, sin miedo a las matemáticas, con una visión clara de lo que puede (y debe) hacer un ingeniero, listo para trabajar por el progreso de su país.

Por más bonito, sencillo y claro que parezca este plan, no es trivial. Debe ser minuciosamente planeado y ejecutado por maestros, profesores, expertos en pedagogía, ingenieros y científicos.  Pero bien ejecutado, transformaría profundamente nuestra sociedad. Claro, no es suficiente solo esta etapa básica, es necesario además una formación universitaria sólida, un recurso humano universitario impecablemente bien formado, y una educación continua presente y actualizada (para una reconversión de habilidades de ingenieros graduados en otras épocas hacia puestos de trabajo que existen ahora, pero ni se soñaban cuando ellos sacaron sus carreras).

Una iniciativa así debería ser discutida por nuestras autoridades universitarias ya, pues como profesor universitario, considero que parte de nuestro futuro como país, yace no solamente sobre los ingenieros que estamos educando en el presente y que se graduarán mañana, sino además, sobre los niños y las niñas que estamos criando hoy.

[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

La riqueza cultural de la provincia de Guanacaste tendrá como escenario el IV Festival Guanacastearte, que se celebrará del 17 al 20 de noviembre,

La Universidad de Costa Rica brinda espacios para la difusión del pensamiento, es además centro y crisol de ideas que deben ser debatidas con

El ingeniero forestal Óscar Lücke fue homenajeado por la Escuela de Geografía de la UCR, por su trayectoria en temas de gestión de recursos

La Contraloría General de la República (CGR) denegó el trámite de refrendo al contrato de fideicomiso entre Municipalidad de San José

Cada vez es más palpable que la sociedad costarricense se llena de nostalgia. Una evocación, a veces terriblemente romántica, del pasado que se fue

El viceministro de Salud, Adolfo Ortiz, confirmó a este Semanario que autorizó un proceso de exhumación de cadáveres en el Cementerio Calvo, ante una

A don Luis Berliotz, quien me indujo a escribir este artículo.La filosofía materialista y la ciencia de hoy confirman el concepto que sobre el

Una exposición en el Museo Histórico Juan Santamaría, en Alajuela, invita a repensar la figura del fallecido político Manuel Mora Valverde, en un amplio
Semanario Universidad