Francisco I: ¿El papa de los pobres de la Tierra?

El teólogo brasileño Leonardo Boff  en un encuentro ecuménico  relató las peripecias que  tuvo que pasar en sus comparecencias en el Vaticano, como parte

El teólogo brasileño Leonardo Boff  en un encuentro ecuménico  relató las peripecias que  tuvo que pasar en sus comparecencias en el Vaticano, como parte del proceso disciplinario al que fue sometido. Entre las muchas anécdotas de aquel periplo, con sesgos de interrogatorio policial, dos me llamaron la atención.

 

En una de las comparecencias el cardenal Ratzinger –Prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe−, en broma y en serio, le dijo que le venía muy bien la sotana.  Boff, por su parte, le respondió contándole que en Brasil cuando un sacerdote con sotana abordaba un bus, de esos que casi siempre van llenos, era muy probable que una señora se levantara del asiento para cedérselo, lo que resultaba obviamente contradictorio con el simbolismo diaconal de aquel vestuario. Y, en la comparecencia final, donde prácticamente se procedía a dictar el veredicto –a propósito, en su caso se trató de la aplicación de una “ley mordaza”, como parte de la “inquisición sin hogueras” que se desató contra los teólogos y teólogas de la liberación por parte del magisterio de Juan Pablo II y el cardenal Ratzinger–, antes de iniciar la sesión, el papa se arrodilló muy cerca de una imagen de San Francisco de Asís, entonces Boff aprovechó para acercarse a  Ratzinger y decirle al oído que se fijara bien en lo que estaba haciendo el papa: nada más y nada menos que postrándose ante San Francisco, el santo de los pobres de la tierra; un gesto que mostraba su adhesión a la teología que defendía el derecho de los pobres: la teología de la liberación.

 

Leonardo Boff fue sometido a disciplina, pero su producción teológica ha continuado abriendo senderos esperanzadores para los pobres de la tierra y la tierra de todos y todas, siguiendo los pasos del “santo de la modernidad”, que con su mensaje y práctica “ecologista” se anticipó a nuestra época. Más aún, como lo dijera  el filósofo italiano Antonio Gramsci, que de no haber sido por su canonización –otra forma de aplicar la “ley mordaza”, por asimilación o institucionalización de la voz contestataria–, la Reforma se hubiese  adelantado varios siglos. Y sin duda, hubiese sido una reforma al estilo del protestantismo radical de Thomás Müntzer, defensor de la causa campesina en Alemania.

El nuevo papa Francisco I de Argentina no solo ha optado por el nombre del santo de Asís, sino que inaugura su magisterio con palabras y símbolos que lo hacen cercano al mundo de los pobres y los más frágiles, “que a veces se quedan en la periferia de nuestro corazón”, como él mismo lo ha dicho recientemente. Podrían ser signos esperanzadores para una iglesia que en los magisterios de Karol Wojtyla y Joseph Ratzinger tomó distancia de ese mundo, so pretexto de no politizar la fe cristiana.

¿Estaremos ante un papa que sí sabrá recoger los aportes de un pensamiento teológico y una práctica eclesial latinoamericana y caribeña, que han sabido actualizar la rica tradición de los padres y madres de la Iglesia Católica, quienes levantaron la bandera por la causa de los empobrecidos? ¿O serán solo palabras y gestos propios del “estilo diplomático” de la intelligentsia vaticana?

[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

En diciembre de 2012 la Universidad de Costa Rica fue la sede del lV Foro Internacional sobre Innovación Universitaria. Durante tres días, 137 personas

Nicolás Maduro durante el acto de juramentación como nuevo presidente de Venezuela, el pasado 19 de abril.“¡Lo juro!”, dijo Nicolás Maduro, al asumir el

El diputado José Roberto Rodríguez en la presentación del foro; sentados Leda Madrigal, Wálter Quirós, Bernardo Monge, Marcela Dumani, Felipez Arauz, y Federico Albertazzi

El pasado domingo 21 de abril, el equipo femenino de baloncesto de la UCR derrotó 111 a 17 a la UCIMED, en la XX

El teólogo brasileño Leonardo Boff  en un encuentro ecuménico  relató las peripecias que  tuvo que pasar en sus comparecencias en el Vaticano, como parte

La empresa canadiense Industrias Infinito advirtió que demandará al país ante el CIADI, por una suma de hasta $1.092 millones. (Foto: archivo)Debido a

Johan Espinoza Rojasenredateensemanau.blogspot.com

En la tradicional “pasada”, el enfrentamiento entre los estudiantes de Derecho y de Ingeniería dejó 9 heridos y varios daños materiales en edificios. (Foto:
Semanario Universidad