Fráter

Hace muchos siglos y específicamente en el siglo XVI, surgió la famosa teoría del racismo redentivo (también conocido como la doctrina de las antípodas). Dicha doctrina mantenía, que en realidad Jesucristo no había muerto en la cruz por los indígenas de las Américas y estos por ende no disfrutaban de la redención. Era una hábil […]

Hace muchos siglos y específicamente en el siglo XVI, surgió la famosa teoría del racismo redentivo (también conocido como la doctrina de las antípodas). Dicha doctrina mantenía, que en realidad Jesucristo no había muerto en la cruz por los indígenas de las Américas y estos por ende no disfrutaban de la redención.

Era una hábil maniobra de los cortesanos y ricos de España para lograr esclavizar al indio, sin tener que responder por su bien terrestre o espiritual ante la Iglesia o el rey. Fray Bartolomé de las Casas combatió dicha teoría en las Cortes y ganó el caso. Posteriormente la orden jesuita fue pivotal para establecer un trato justo de parte de los hacendados españoles y se puede decir que inventaron las famosas reducciones del Paraguay, donde el indio sembraba y cultivaba para sí mismo y su comunidad. La orden franciscana también tuvo un efecto civilizador de enorme impacto sobre el indígena.

Pero los siglos XVII y  XVIII  vieron cómo la codicia de los europeos la volvieron a reinventar, al esclavizar al africano para traerlo a trabajar horas bajo el sol en las plantaciones de caña del azúcar y del algodón. En forma contradictoria al sacrificio de la cruz y al mensaje de los evangelios, al africano se le excluyó de la libertad indispensable para ser un humano completo. Parte de la decadencia católica se expresó en el haber cedido a la esclavitud,  ante las presiones de los reyes europeos. De ese periodo proviene San Martín de Porras. A pesar del  áspero ambiente  racista, la santidad siguió floreciendo. ¡Era de madre esclava y nunca se le permitió ser fraile, solamente hermano lego en el convento!   

Vivimos felices en el siglo XX y XXI, porque según nosotros hemos derrotado con  los principios de los derechos civiles y derechos humanos, la nefasta doctrina del racismo redentivo. Pero por otra parte, mantenemos  sociedades que denotan altos grados de homofobia. Hace solamente  pocos años, el ser homosexual en Costa Rica, era incurrir el rechazo en la familia, en el trabajo y en la Iglesia. ¡Era considerado una abominación contra la naturaleza! Aun hoy en día se lucha más contra el gay que contra la miseria y la explotación. Se olvidan estos católicos que el homofílico ha sido también redimido por la sangre de Jesucristo en la Cruz. Es también hijo de Dios y heredero de la salvación. Se argumenta que si bien esto se acepta, se considera que el acto es un pecado. Más la evidencia psicológica y biológica se ha ido acumulando, para indicar que en muchos casos, existen imperativos psicobiológicos que regulan la escogencia sexual. Imperativos psicobiológicos (algunos productos del aprendizaje y otros genéticos) que no pueden ser impedidos o denegados. En forma similar al heterosexual, no pueden evitar su destino sexual. Son nuestros hermanos en Cristo y parte de la historia de la salvación. No deben ser condenados por su preferencia sexual. Preferencia sobre la cual no siempre tienen control alguno.

Es muy iluso mantener que el homo preferente debe practicar el celibato. Es más, eso es imposible dado la fuerza de las pulsiones sexuales que rigen en ambas orientaciones y solamente algunas almas y eso que con mucha práctica espiritual, logran mantener el celibato. Ciertos ejercicios de yoga para célibes, ciertos horarios de meditación/ contemplación y ciertas oraciones, repetidas a diario y complementadas con ciertas dietas, son de gran ayuda para realizar el estado célibe. Más no es el destino de toda la humanidad. Los trabajos de McClenon y Winkelman sobre el chamanismo, parece que también ofrecen una explicación y  perfil psicobioantropológico de la llamada tercera alternativa o tercera modalidad, nombres con los cuales se denominan aquellas personas que prefieren ser célibes.

Volviendo a la temática anterior, debemos indicar de nuevo que los gays son nuestros hermanos y hermanas. No deben ser discriminados, ni insultados así como tampoco humillados. Decir que la Biblia  prohíbe la homosexualidad, es hacer caso omiso de los evangelios, donde Cristo nunca la menciona. Esto al menos debería indicar que Jesús no lo consideraba un obstáculo para  obtener el reino de Dios. Decir que la prohibición está en el libro de Levítico, es hacer caso omiso del hecho que el mismo libro también mantiene que todo niño revoltoso y desobediente debe ser castigado con la muerte.  Además, parte de la Biblia acepta la esclavitud y otra parte mantiene que la mujer ha de  obedecer en forma incuestionable al hombre. ¡Obviamente no se hace caso de eso hoy en día! Las escrituras sagradas deben ser interpretadas de acuerdo con el siglo y la cultura en que nos encontramos.

Estos son los años en que el programa del “mundo feliz” del neoliberalismo autoregulado, se está resquebrajando. Muchas veces se financian religiones  que son de índole fundamentalista y ultraconservadora. La inseguridad e impredictibilidad  de la vida moderna, hace que muchas personas corran hacia religiones fundamentalistas en busca de certitud.  De hecho no debemos dividir a la humanidad en “gays y straights”, sino en seres humanos que buscan una estadía  planetaria justa y una eternidad que nunca ha de perecer. Para nuestros hermanos y hermanas de preferencia gay,  rezamos que mantengan el corazón elevado en Cristo. ¡Sursum corda, habemus ad Dominum!

[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

En el reportaje del Semanario Universidad del 9 de junio acerca de los ajustes salariales a la clase gerencial de la Autoridad Reguladora, se requiere ...

El nuevo convenio del Fondo Especial para la Educación Superior (FEES), que define los presupuestos de las cuatro universidades estatales que integran el Consejo

Detrás del pleito que ha provocado que la mayoría de críticos y blogueros juzguen mal el filme Donde duerme el horror, se esconde cómo

Desde febrero 2009 hasta hoy, hemos permanecido alertas y trabajando en la defensa del interés de las instituciones públicas y de Costa Rica  Nuestra

Para sus partidarios, un escenario perfecto para continuar las políticas que desde el 2002 ha impuesto el actual mandatario, Álvaro Uribe, de quien Santos

En sí misma, es imagen y representación audiovisual de ciclos históricos y naturaleza dura de vida - muerte. Para nuestra presentación política, la campana

Como “peligrosa” e “injustificable” ha sido calificada la decisión de la Sala Constitucional de rechazar un recurso de amparo planteado por UNIVERSIDAD, ante la

En su manifiesto Al pueblo de Dios y a la opinión pública (La Nación S.A; 11/5/10) el  prelado considera que la resolución del TSE
Semanario Universidad