Gallo pinto y pensamiento…

Tanto el exotérico platillo como el listo animalito aludido, son fruto de dos opuestos: el negro y el blanco, ausencia y presencia de la

Dicen que las personas y los pueblos piensan de acuerdo con lo que comen… ¿Qué hay entonces detrás de un pueblo amante del gallo pinto: platillo compuesto básicamente por arroz y frijoles? ¿Por qué los ticos de antaño plantaron en su mesa un elemento que, además de quitarles el hambre, aludía a un animalito (de plumaje blanco y negro) todo hombría, madrugador, enamorado, alegre y copulador, defensor de su territorio y sus hembras, que cantaba sus verdades sin tapujos?

Tanto el exotérico platillo como el listo animalito aludido, son fruto de dos opuestos: el negro y el blanco, ausencia y presencia de la luz… (Yin – yan). Pero además el platillo conjuga lo autóctono con lo exótico; el frijol es una leguminosa americana (aborigen) y el arroz es una gramínea asiática (colonizador). En todo caso, el gallo pinto reinó en la mesa de aquellos costarricenses sencillos, amables, honestos, leales, valientes, trabajadores, amantes del campo y los hogares con familias numerosas, que se reunían alrededor de un fogón y hablaban de campo, pala, machete, vaquilla, bueyes, caballo, guitarra, retahíla, poesía, cuento, leyenda, prudencia, honestidad, respeto, solidaridad, educación, libertad, paz, democracia, derechos, principios, seguridad, patria y progreso…
Es admirable que el gallo pinto produjera un pueblo paradigmático por sus logros sociales y políticos; abolió el ejército, implementó las garantías sociales, dignificó al ciudadano, priorizó principios y valores e hizo del bienestar social meta de los ideales humanos… Costa Rica fue respetada y reconocida internacionalmente por su nivel de vida, su educación, su amor a la naturaleza, su red vial, su alto sentido de libertad, independencia, democracia y soberanía… Los gobernantes paseaban en las calles sin más guardaespaldas que un respeto y un cariño bien ganados.

Pero un día las cosas cambiaron radicalmente. El gallito madrugador se dejó madrugar y perdió el patio, el cafetal, el agua, las montañas, las playas, la soberanía y la democracia… Muchos ticos perdieron hasta el modo de caminar, la voluntad, la solidaridad, los principios y los valores…Complementaron el pinto con el chorizo de la corrupción… Se dejaron intimidar. Renunciaron a sus derechos, olvidaron la honestidad y el trabajo. De autosuficientes se convirtieron en “limosneros pedigüeños” y al aceptar regalías vendieron su libertad. Descuidaron la educación, los derechos y la seguridad social. Dejaron la huerta llenarse de droga y la cocina de prostitución… Dejaron de ser libres y soberanos permitiendo que dos truhanes burlaran la Constitución… Mismos que imponen una “defensora” del pueblo y quieren perpetuarse en el poder mediante una “títere” que denominan “firme y honesta”, ignorando la semántica de tan nobles vocablos…
Pero entonces, ¿por qué se vino al suelo un pueblo honesto, sensato y trabajador, que valientemente defendía sus derechos, la patria, el futuro y la soberanía, si continua comiendo el mismo gallo pinto que forjó los próceres y héroes del pasado? Bueno, es posible que el arroz y los frijoles, ahora importados, no tengan las mismas virtudes del producto criollo, o que el ambivalente negro del frijol, se manifieste como ausencia de luz… Es probable que el tico de hoy haya perdido el espíritu y la gallardía del “listo gallito” que fue otrora, y que acabó sobre algún desayuno con gallo pinto… Para las próximas elecciones (las más caras e insulsas de la historia), Dios tenga piedad de este pueblo, con tanto conformista y sumiso…

[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

Ya no es posible creer que una producción cinematográfica como La princesa y el sapo (2009) constituya una obra inocente, cuyo propósito es ofrecer una ...

Como terapeutas físicos, Judith Umaña y Catalina Smith, ambas profesoras de la Universidad de Costa Rica, han tenido que trabajar muy de cerca con

El hombre contó cómo se encontraba en días anteriores dando una especie de charla donde comentó a su audiencia algunos temas de política y

Ante este megaproyecto se congregarón muchas áreas del saber humano como la psicología, la cibernética, la matemática,  la computación, la inteligencia artificial, la filosofía

En el acto donde se anunciaron los ganadores de los Premios Nacionales de Cultura 2009,  diez profesionales vinculados a la Universidad de Costa Rica

El cambio climático es un crimen que está cometiendo un grupo muy poderoso de grandes empresas, aliadas con gobiernos también muy poderosos que les

Me tocó viajar con frecuencia a Haití donde se realizaba una serie de programas de asistencia y desarrollo dirigidos a mejorar las condiciones de

Para Evelyn Ugalde, la periodista que lleva nueve años al frente del Clubdelibros.com, un sitio web que tiene miles de seguidores, el Premio Nacional
Semanario Universidad