Gatos competitivos tres

“… el sistema de valores del siglo XX, que parece ser el que estamos poniendo en práctica también en el siglo XXI, es un

En la cumbre americana (solo un decir) de abril pasado Óscar Arias no se limitó a remitir a los presidentes del hemisferio a la pueril gatología china e intimarlos al olvido de los “ismos” para embarcarse en el pragmatismo (cuando la ruina de un tipo de capita-lismo forzó a todo el mundo, excepto a Bush Jr. y al presidente del Banco Central de Costa Rica, a debatir ideológicamente sobre el mundo que se quiere y cómo lograrlo), sino que buceó en las abismos de su alma para vocear una sentencia que condensa una creencia memorable:

“… el sistema de valores del siglo XX, que parece ser el que estamos poniendo en práctica también en el siglo XXI, es un sistema de valores equivocados”. Frase sin duda más sabia que el gato que caza ratones pero no sabe para qué.

¿No será que la actual organización del mundo produce riqueza y mucha…, pero tam-poco sabe para qué? ¿O, peor, sí lo sabe, pero sus minorías podero-sas/opulentas/prestigiosas no pueden decirlo en público y pronuncian ‘pragmatismo’?

En todo caso, Arias embiste contra la baja escolaridad, el no pago de impuestos, el armamentismo, la flaca inversión social y el débil gasto en infraestructura en el subcon-tinente.

Incluso toca su historia, pero la reduce a que no tuvimos un John Winthrop (pu-ritano intolerante, terrateniente, fundador de Massachussets, quien reservaba la autori-dad para los escogidos por Dios; la gente común debía obedecer).

En efecto, los “johnies winthropes” iberoamericanos fueron católicos señoriales para quienes el imperio  político venía de Dios pero también la propiedad y la riqueza.

Los winthropes de acá constituyeron Estados patrimonialistas y clientelares que cautelan, hasta hoy, la inserción de la región  en el ‘orden’ global bajo formas periféricas y subordinadas (no nos impide tener opulentos. Más bien los crea). Pero Arias no deletrea terratenientes, banqueros, comerciantes, ‘señores’, tecnócratas, iglesias, estructura interna de clases. Solo apunta efectos, sin referir el santo.

Dentro de estos efectos estarían las universidades (públicas, obvio) latinoamericanas que ‘viven en los años sesenta, setenta u ochenta’. Varadas en el pasado, olvidan que en 1989 “cayó el Muro de Berlín” (no cayó; lo botaron esas gentes que Winthrop valoraba chusma). Arias denuncia que las universidades siguen ideologizadas sin reparar en el Pragmático Big Cat Chino. Desde luego, “universidades’ es una abstracción. En todas ellas suelen existir unidades, escuelas y facultades, buscando clonar a diminutos, pe-queños, medianos y grandes gatos chinos. La universidad obsolescente parece nuclearse en ese derroche constituido por ciencias sociales y humanidades.

Pero, ¿no es en ella donde, también, se discuten y critican los “sistemas de valores de los siglos XX y XXI” que Arias valora “equivocados”, y donde se rastrean asimismo horizontes de esperanza?

¿No debería acudir a estas aulas el Competitivo Gato Chino para buscar comprender para qué caza ratones? Arias dice no. Gato dedicarse solo a cazar ratones.

Lo grosero de un ‘pensamiento’, escribió Anselmo de Aosta, no radica en los términos “cochinos” o en invectivas personalizadas. Se sostiene en la falta de respeto por uno mismo (en especial cuando se cree ser lo que no se es) y en ver a los otros como “bobos”. Una candidata presidencial, algo desubicada, se deja decir que “a Costa Rica (…) se la escucha mucho más allá de sus fronteras”. Si es por Óscar, qué color.

[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

La entrenadora Silvia González Pinto no se detiene. El deporte se la traga y ella se deja atrapar.Ese día, 22 de junio de 2009,

Le aclaramos que el Consejo de Seguridad Vial es la institución garante de velar por la seguridad vial del país, y no es competencia

Patricia Segura Abarca y Giovanni Barquero Gutiérrez nunca pensaron que la vacuna que en teoría les iba a proteger contra los resfríos, más bien

A raíz del anuncio gubernamental, otros sectores han aprovechado para promoverla con la intención inversa de fortalecer el agotado modelo presidencialista central, algo así

Los políticos hablan de medidas desesperadas para contener la crisis económica pero, curiosamente, esos recursos últimos solo se emplean para maltratar a la población.Costa

En ese momento, dicho personaje dejaba claro esas posiciones fascistas que siempre lo caracterizaron y de la cual se harían herederos los empresarios costarricenses

Entre las opciones para los amantes de la pintura, la Galería 1887 del Centro Nacional de Cultura, en San José, inauguró el 7 de

Los Kirchner luchaban por su supervivencia política en unas elecciones anticipadas en las que juegan su futuro en la Provincia de Buenos Aires, el
Semanario Universidad