¿Hostigamiento o campaña de desprestigio?

La Unidad de Producción Audiovisual de la Universidad de Costa Rica, es una unidad de servicio –complementaria al Canal 15-  que trabaja para

La Unidad de Producción Audiovisual de la Universidad de Costa Rica, es una unidad de servicio –complementaria al Canal 15-  que trabaja para distintos proyectos y programas, unidades académicas docentes y de investigación.

La Vicerrectoría de Acción Social (VAS), encargada de la comunicación y la imagen institucional, brinda este servicio que muchos de ustedes han aprovechado. En esta unidad  –con  recursos limitados-  necesitamos trabajadores comprometidos, versátiles, capaces de asumir tareas múltiples y de responder ágilmente a las expectativas y necesidades de las y los usuarios.

Mi responsabilidad es la de velar por la calidad, la pertinencia, el respeto a las políticas universitarias, el cumplimiento en los plazos establecidos y el cuidado de los equipos.  Al través de mis 44 años universitarios he mantenido una posición de izquierda, abierta y progresista, claramente comprometida y defensora de los derechos de las personas y comunidades menos favorecidas. Los programas institucionales, los kioscos ambientales, los trabajos comunales o las brigadas de emergencia son solo un ejemplo.  Mi posición frente a la ODI y los medios de comunicación ha sido responsable y respetuosa –no estaría mal contactar a  sus directoras-, contraria a la censura y a cualquier acción que comprometa la libertad de expresión. Yo comparto las posiciones de denuncia, apoyo la disidencia reflexiva, el trabajo cotidiano para tratar de mejorar la calidad de vida de los habitantes del país y la región, incluyendo “Crucitas”.

Mi lucha es conocida y clara. El video en discusión aún no nos ha sido mostrado.  ¿Cómo hablar entonces de censura? He trabajado en equipo con cientos de personas que pueden dar fe del trato y el liderazgo que se vive en los espacios que coordino; por eso resulta dudosa y extraña la acusación de “hostigamiento laboral”. Pero no hay que equivocarse: una cosa es la consideración y el respeto por los demás, y otra es la permisividad y la falta de decisión.

En mi posición se deben tomar decisiones y reestructurar los espacios cuando amerita.   El señor Ortega a falta de razones, se victimiza. Por qué no piensa en su proceder, de su bajísima productividad. En un año y con medio tiempo, además del video El Oro de los “tontos”  iniciado en el 2009, realiza solo un programa, de cinco minutos para Derecho.  Hemos esperado que el señor Ortega se supere en la parte técnica, igual que lo hace la mayor parte de quienes trabajan bajo mi responsabilidad. No podemos tener una persona que sólo sepa hacer guiones y  sea incapaz  de hacer cámara, editar, hacer gráficas, fotografía,  bajar los materiales de Internet y  de salir a la comunidad rural  para tomar en cuenta la opinión de la gente más humilde.  No podemos trabajar con personas que, explícitamente, se niegan a seguir lineamientos, a acatar procedimientos y respetar directrices. No podemos permitir que envíe sus trabajos  a concursos, los suba a YouTube –son propiedad intelectual de la UCR- o los presente públicamente, sin haberlos mostrado previamente a quienes corresponde.

El señor Ortega no ha entendido que no trabaja para sí mismo, para su interés personal;   labora para la Universidad de Costa Rica y tiene que mostrar competencia para el puesto, dentro de las posibilidades y límites de recursos que se tienen.

Lamento, la discusión. Lamento que afirme que se le despidió, cuando simplemente no se le renovó el nombramiento. Lamento que mienta diciendo que tenemos una prevención del Ministerio de Trabajo, que no existe como documento oficial. Lamento que algunos traten de aprovechar la coyuntura política –año electoral- para hacer politiquería y tratar de dañar.

[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

El nombramiento de Manuel Obregón como máximo jerarca del Ministerio de Cultura y Juventud (MCJ) provocó muchas reacciones positivas en un sector que criticó

 El gobierno de Costa Rica colocó bonos de deuda interna por un total de ¢960 mil millones de colones ($1920 millones) durante el

Las grandes ciudades modernas  han organizado el traslado de personas utilizando herramientas lógicas y a veces más sencillas de lo que podríamos imaginar.  Por

El Consejo Universitario de la Universidad de Costa Rica, junto a las cooperativas de electrificación rural y empresas de servicios públicos eléctricos, proponen que

La división del país en la década de los años 90 en una serie de bloques, y la concesión en licitación en el año

Mientras Costa Rica pregona en los foros internacionales su apego a los principios del derecho humanitario y critica atropellos a estos principios en otros

Pese a dos demandas presentadas ante el Juzgado Contencioso Administrativo contra el acto de adjudicación, el Gobierno y la Junta de Administración Portuaria

En efecto, una presidenta o presidente del país es un individuo y puede ser también una personalidad. En ambos casos tiene caracteres singulares que
Semanario Universidad