Iluminatis

Pudo más, no la coherencia, sino la precaución de posibles consecuencias (frente a una ciudadanía tranquila, pero con límite en la paciencia, o en

Primero fue el aumento desmesurado que se recetaron en un santiamén, como para asegurar el trabajo expedito que los caracteriza, con las arcas vacías y frente a un pueblo incrédulo de lo que veía.

Pudo más, no la coherencia, sino la precaución de posibles consecuencias (frente a una ciudadanía tranquila, pero con límite en la paciencia, o en la urgencia) para que la Presidenta lo vetara.

Luego la ley de tránsito, que cada accidente alcoholizado de alguien importante, la devuelve a comisión. El vacilón es largo y algo esconderá (este cristiano se opone a que la conviertan en recolectora de impuestos, a falta de agallas u honestidad, para hacer una reforma tributaria que no sea otro sablazo al pescuezo popular).La otra banderilla del transitado asunto la puso ya el reggaetonero Bantan, con ese picante videoclip, que tanto ha ofuscado la buena imagen del servidor público, y casi se lleva un parte con la segunda parte del video, por actuar en la vía pública; lo salvó el que no sabían qué multa aplicarle. Vaya rigor de autoridad.
Y luego, una mente iluminada, de esas que las viene salvando la campana (como decíamos en la escuela), administración tras administración, sale con un domingo siete, de botar el proyecto para declarar a don Juan Rafael Mora Porras héroe nacional, que de por sí ni lo requiere, porque lo es. Ven ustedes en lo que se va el tiempo de nuestros otros próceres, las tonteras enajenantes que nos hacen tragar, porque hay que estar informado. Y para darle creencia al disparate, saca a  relucir a la negrita de los Ángeles como única patrona, que es el corte de chaleco de la discusión, cuando escasea el argumento. Sin embargo, hasta las autoridades del Museo Juan Santamaría, lejos del onirismo exacerbado del defensor de la garra manuda, avalan la declaración de héroe nacional para Juan Rafael. La lógica contundente por fin declaró a don Juanra héroe nacional, y el rezagado titulador de héroes, tuvo que gritar: ¡viva Juanes!
No para martirio del señor Molina, que desmarca del mito la historia de Juan, corre en la lengua popular algún resquemor de leyenda (no más porque necesitábamos héroes), o aquella otra que alude a un empujón el desempeño del tamborcillo alajuelense. Sin ánimo de  quebrantar la cartilla histórica (seguimos fieles al 11 de abril), o desvelar el buen juicio del ciudadano alajuelense, al menos Juan Rafael es real, y su gesta del 56 engloba a Juan Santamaría.
Un pueblo puede tener 2, 5, 10 héroes nacionales. Imaginen: tiene 57 diputados. No vaya a ser que el mentao congresista alajuelense prive a la provincia de más diputados en el futuro, en administraciones venideras, porque ya pasó el que era.

[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

Los ríos no se conocen con otros ríos ni se llegan a encontrar con los anchísimos brazos de las olas del mar. Los arroyos

Los productores agrícolas de Costa Rica requieren de políticas claras que les permitan producir los alimentos que el país necesita, sin verse sometidos a

La urgencia de la descentralización municipal y los retos de cara a las próximas elecciones de alcaldes del próximo 5 de diciembre, fueron los

De acuerdo con lo negociado en el Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos (TLC), en enero próximo corresponde iniciar la apertura del mercado

Un variado menú de denuncias sobre múltiples incumplimientos en la construcción y falta de fiscalización de la carretera San José-Caldera, e incapacidad del Estado

La locura por maternidad y las implicaciones que ello conlleva en la vida de las mujeres que luego se gastan su vida en un

Me decía don Bernardo que cuando fallara una bola porque le pegaba mal, no había que lamentarse; había que seguir adelante, olvidar el error

El sistema vial, en el que se invierten tantos millones, ha colapsado de frontera a frontera y hasta el más ciego sabe que esos
Semanario Universidad