La ceguera y la mirada

Para Oscar Alvarado las ciudades son laberintos urbanos, espacios de conflictos y manifestaciones heterogéneas; un lugar de encuentros, de confusión, de desafíos clandestinos, de

Para Oscar Alvarado las ciudades son laberintos urbanos, espacios de conflictos y manifestaciones heterogéneas; un lugar de encuentros, de confusión, de desafíos clandestinos, de indiferencia y olvido, de actos subliminales y tenebrosos, corrupción y miedo, desolación y angustia  *(2009:169). Un ejemplo concreto es Damasco: una dramática visión de ese monstruo que todos llevamos por dentro. O Bagdad: representación de lo ominoso del ser humano.  O San José: un espacio en el cual convergen una polifonía de voces  -basta recorrer las cuadras del Banco de Costa Rica al mercado Central y Borbón-.

Óscar Alvarado Vega es un estudioso de la literatura y un escritor constante. Con el texto: La ceguera y la mirada como representaciones metafóricas en la literatura: A propósito de tres novelas (urbanas) del siglo XX. (Antanaclasis, 2013). Alvarado ofrece un enfoque teórico con la complicidad de dos filósofos  existencialista: Maurice Merleau-Ponty (percepción) y Jean-Paul Sartre (angustia), más la visión aguda de Néstor Braunstein (psicoanálisis).

El estudio contempla tres novelas: Los Peor (1995), de Fernando Contreras; Ensayo sobre la ceguera (1995), de José Saramago; Sobre héroes y tumbas (1961), de Ernesto Sábato. Estas novelas están atravesadas por el eje temático de la ceguera y la mirada. Cada texto se recrea en un espacio urbano (San José, Buenos Aires y cualquier ciudad del mundo). En este espacio es donde se desarrollan las pulsiones de vida y muerte; un laberinto urbano que devela nuestra condición siniestra, cruel y ominosa. Jerónimo extraviado en un San José de las primeras décadas, y finales del siglo XX, visualiza el viejo San José gracias al ciego Félix que le va mostrando ebanisterías, las calles de Cuesta de Mora, Fanal,… Un San José sosegado, nostálgico, idílico porque nadie anda de prisa, ni se atropella en las esquinas.

Imagínese usted que todas las personas de la ciudad se van quedando ciegas y son recluidas en las cárceles, los hospitales, los centros educativos. Y en cada uno de esos espacios la gente trata de sobrevivir, aunque  renuncie a su condición humana y se arrastre por un pedazo de pan. Otros, los más audaces, lucran con la necesidad de las personas y aquellas se degradan a un nivel infrahumano (Ensayo sobre la ceguera).

Fernando, Sobre héroes y tumbas, es un ser atormentado por la búsqueda de la completud y por la secta de los ciegos que, según él, tienen todo una estrategia para conquistar el mundo. Y este antihéroe va acumulando despojos: la madre de Alejandra, Alejandra víctima y victimaria de una relación perniciosa; Martín y su madre en un ajuste de cuentas donde ambos se excluyen: “…En las tres novelas los personajes parecen estar atrapados en la inmensa cárcel de un mundo para el cual no les queda más que la resignación y la espera,… con el pleno convencimiento de que no hay escapatoria” (2013:171).

Si Damasco evadió la locura del bombardeo y se busca una salida al conflicto por el poder, Bagda es otra herida abierta por el sectarismo de la ceguera. En San José, la mirada de Jerónimo Peor es más optimista, usted lo puede encontrar en el parque central, frente al correo, bajando por calle 12 o conversando con Fernando Contreras y Minor Calderón. Usted lo reconoce por su indumentaria franciscana, su imperturbable cordón y su cartel latín-español que anuncia la solidaridad entre los hombres y el insufrible apocalipsis; también lo puede observar en diálogo con las paredes del Banco Nacional o aconsejando a los árboles que dan sombra a la ilustre figura del verdadero Héroe de la Campaña Nacional: Juan Mora Porras.

*Alvarado, O.(2009): Literatura e identidad costarricense. EUNED. San José.

[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

La Sala Constitucional estableció que la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) debía establecer una normativa, para que los tiempos de espera de pacientes

La existencia de las plataformas digitales CompraRed y Mer-link para realizar las contrataciones electrónicas de la administración pública es cuestionada por el Dr. Jorge

Bajo el capitalismo, el trabajo se vende y se compra como una mercancía, aplicando precios que llamamos “salarios”. Y, fuera del mercado de fuerza

2.064 patronos del sector de hoteles y restaurantes suman una deuda con la Caja Costarricense del Seguro Social por ¢4.949 millones hasta el mes

El mundo está sumido en una tempestad de información; toda disponible desde aparatos de uso cotidiano; por ello la famosa frase que advierte que

Se hace necesario compartir las razones que me invitaron a visitar esta nación, un país con raíces e influencias muy similares a las costarricenses,

Para Oscar Alvarado las ciudades son laberintos urbanos, espacios de conflictos y manifestaciones heterogéneas; un lugar de encuentros, de confusión, de desafíos clandestinos, de

Un proyecto del Trabajo Comunal se propone conservar nuestra diversidad lingüística.El origen del malecu se remonta a 5000 años, una de nuestras lenguas autóctonas
Semanario Universidad