La radio cree en el Estado de derecho

Todo por la ignorancia, o más bien por la pereza, abulia de no pensar y dejarse llevar por los jingles de excelencia y la

Primero fueron los despedidos, después las fotocopias de libros, ahora la música, los alimentos, la leche, los lácteos; mañana el agua, la luz, la telefonía, los genéricos, la salud, la seguridad social. Era caro el TLC, y eso…  que apenas empolla.

Todo por la ignorancia, o más bien por la pereza, abulia de no pensar y dejarse llevar por los jingles de excelencia y la pose social de sentirse importantes, no en la realidad, sino en el gremio. El té, la mesa de tragos, el trabajo (siempre rajando) con la cantaleta de “yo no estoy tan mal para estar jodiendo por algo tan mínimo”, la ingenua ilusión que provoca la propaganda. Así votaron muchísimos. No sean pobres, el TLC solventará nuestras carencias (¡ya ven!).

¿Qué nos pasó? ¿Estábamos los ticos y las ticas desesperados por que nos hundieran, por que nos hicieran tragar inmundicia en las mazmorras del neoliberalismo, hasta saber a qué sabe la ñaña? Ahora que comprobamos el embarre, gritemos y peleemos los que nos opusimos, pero no ustedes, señores de CANARA.

Conocíamos de sobra a “Augusto Mucha Plata” y a “Music Dollar International Inc.” como ingenuamente los bautizan ustedes, escamoteando el verdadero sentido de su tragedia. ¿En qué pendejada estaban pensando cuando fueron a votar por el TLC?, en “las confusas leyes aprobadas con ocasión de la entrada en vigencia del TLC?” Editorial de PANORAMA, programa diario de CANARA del 16-03-09, llamado paradójicamente “Nuevos filibusteros”. Los mismos que le aplaudieron, radio, TV y prensa, alineados (o aprovechados) dentro de la misma y atroz tontera: volver a cambiar las baratijas por el oro.

Señores de CANARA, esta campaña radiofónica no será tan efectiva como la multimillonaria campaña mediática (sin parangón en la historia costarricense) miedo incluido, que ustedes cohonestaron, y de la que fueron afortunados beneficiarios,  porque ya no tienen voz, la voz es ahora de los telecianos, por supuesto, los de afuera, los que lo impusieron a través de ciertos tontos útiles y algunos aprovechados. Eso fue lo que propiciaron ustedes. Su campaña da grima, porque es incoherente, a destiempo, advertidos estaban por los cabezas calientes del NO. Y nos espera una gran lista de arrepentidos. La historia está escrita, si no es que Obama hace la trastada y nos vuelve a colocar como iluminados, dueños de nuestro entorno y realidad, no babosos “pay per live”.

Ciudadanas y ciudadanos, no nos equivoquemos en las próximas elecciones, votemos con conciencia, no por el peinado, la gordura, las amistades, el video clip, o el juego veleidoso de las turecas.

 

[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

No hay planificación urbana posible mientras los tecnócratas caigan en reduccionismos y obvien de lo urbano la determinante social. Pero aún más peligroso, es

Con la firme consigna de exigir mayor financiamiento y mejores condiciones para la educación pública, cientos de estudiantes de secundaria y universitarios salieron a

Las decisiones del Banco Central (BCCR) en medio de la crisis más aguda de las últimas décadas solo han servido para enfriar más la

Tener una parcela sembrada de plátanos que serían la fuente de ingresos para su familia y en pocas horas verla arrasada por la furia

Como una familia que sabe trabajar en equipo, el sector académico, estudiantil y administrativo participamos en un espacio  donde  demostramos -nos mostramos-  las maravillas

Las diferencias entre ambas naciones ya las subrayó nuestro Premio Nobel en forma tajante como lo hace un buen hijo educado en las mejores

La cifra lo pone undécimo en el mundo y segundo en América Latina. En el subcontinente el primer lugar es para Cuba con 6.0

Con nombre de auto, símbolo de un estilo de vida, El Gran Torino es un filme sencillo, con apariencia de serie B y regusto
Semanario Universidad