La Reforma Educativa en la Escuela IPEI

En IPEI la sexualidad, por ejemplo, era un tema dentro del eje temático: Saber pensar, elegir, debatir en análisis (no podía estar excluida o

En IPEI la sexualidad, por ejemplo, era un tema dentro del eje temático: Saber pensar, elegir, debatir en análisis (no podía estar excluida o descalificada ninguna posición o contenido, sería contrario a la tolerancia).

Quienes oponen espiritualidad y ciencia quedaron en una epistemología del pasado, que no logra enfocar la diversidad en la naturaleza de los objetos de estudio -otro aporte de nuestro IPEI-.

Integrar espiritualidad y ciencia sería posible dentro de ese eje de debate en un marco dialógico, respetuoso, argumentativo, sereno, desapasionado y piagetianamente abierto a los distintos ángulos, sin excluir ninguno. Dudo que la formación y personalidad de educadores y algunas figuras educativas logre en respeto esta armonía filosófica. En nuestro IPEI siempre tuvimos celo por no bajar del constructivismo a un bárbaro relativismo, ético y epistemológico, destinado al fracaso.

Pero parecería que el poder pretende copiar la apariencia educativa constructivista y revolucionaria, nuestras actividades y programas, pasándolos de bando, desnaturalizando, despojando y derechizando su esencia revolucionaria, su alma original.

Pero crear una historia paralela y sustitutiva, personajes y trama falsos para cualquier época de nuestra patria y tema, solo es política y derecha pura,  rebasa en mucho el tema educativo, son las nuevas estrategias del poder:

Distraer a incautos vendiéndoles como revolucionario un activismo despojado de su esencia sentipensante y de su semilla de cambio: El aprender serenamente a  pensar. Así, otras estrategias como crear historia que dude del 15 de setiembre, de Juan Santamaría, sustituirlo y poner máscara revolucionaria a personajes de derecha, sustituir e invertir lo real, llamar filibusteros a los del No, inventar luchas para distraer -nuestro sabio pueblo habla de cortinas de humo- reemplazar la realidad. Crear historia paralela.

Vaya osadía ontológica, para contarle a Foucault, Habermas y Chomsky: Sí, el engaño tradicional, aturdir y confundir pero con nuevas técnicas de máscaras: La lógica sustitutiva.

En educación, Interroles es nuestra epistemología compleja; no una simple lista de actividades a mal copiar. Nuestro programa es, entre otros, para enseñar a pensar y a crear,  no para recibir una visión digerida por adultos.

Confundir ejes temáticos con transversales es solo un tema. Sería, por lo menos irresponsable, arriesgar así a la niñez y la educación, arma política por excelencia, es decir, arriesgar así el futuro de nuestro país.

Aprendamos la ciencia y arte de la pedagogía de altura, cuyo propósito no es tanto modelar una masa, sino construir desde la multicausalidad (Rojas Z. 1991-1995).

[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

En IPEI la sexualidad, por ejemplo, era un tema dentro del eje temático: Saber pensar, elegir, debatir en análisis (no podía estar excluida o

Como peruano, de origen indígena, teniendo como primera lengua materna el Quechua, idioma de los Incas, una de las culturas más antiguas e importantes

Arturo Alvarado, director de Proveeduría; Luis Gerardo Leiva, director de contratación vial; y Alicia Padilla, directora de la contraloría de servicios del Consejo Nacional

El Seminario-taller Barrios para la gente. Políticas locales sobre vivienda y hábitat con enfoque de género y de gestión del riesgo en Centroamérica, reflexionó

Primero, como referencia histórica, es importante destacar que el Sistema de Pensiones y Jubilaciones del Magisterio Nacional, creado por la Ley 2248 del 5

Pues figúrense que no es así.Los estudiantes por diferentes razones, una de ellas la educación recibida de parte del Sistema Educativo Formal, se han

“Todos los días en mi trabajo trato de ser pulcro con las imágenes y mostrar la realidad a partir de un mensaje limpio y

Las guías sexuales para estudiantes de enseñanza secundaria, es una iniciativa valiosa, ya que los jóvenes están en la formación de su personalidad, en
Semanario Universidad