Las Especialidades Médicas y el fallo de la Sala IV

El fallo reciente de la Sala IV para permitir que universidades privadas formen médicos especialistas representa un riesgo para el sistema de salud costarricense

El fallo reciente de la Sala IV para permitir que universidades privadas formen médicos especialistas representa un riesgo para el sistema de salud costarricense ya que no toma en cuenta múltiples aspectos del estado actual del ente y parece responder a intereses que están tras bambalinas. La falta de pronunciamiento por parte de las autoridades es una muestra que hay algo que no nos están diciendo y demuestra una desidia por el tema, lo cual es sumamente preocupante.

A continuación expongo algunos de los argumentos que demuestran que este fallo representa un salto al vacío y una amenaza para el sistema educativo médico.

  1. Lucrar con bienes del Estado.Por más regulaciones que se interpongan, va a existir un interés económico detrás de la educación privada de los especialistas. Este punto en particular es delicado, el hecho de que la Sala IV haya dado un fallo a favor y que obligue a la CCSS a incluir en la educación de posgrado a las instituciones privadas deja mucho que desear de nuestro sistema judicial. ¿No deberían los Magistrados  ser los principales protectores de los bienes del Estado Costarricense?
  2. Cantidad versus calidad.Últimamente, la queja principal de los usuarios es la baja eficiencia de los médicos generales; esto en parte responde a la apertura y la falta de regulación que tienen las universidades privadas para educar médicos generales; sí, hay médicos excelentes que se han graduado de privadas a como los hay mediocres graduados de la UCR, pero las estadísticas hablan por sí solas, no son la mayoría. La apertura del Sistema de especialidades, así como se plantea hoy, representa una ampliación del problema con la Medicina General a las Especialidades. Por otro lado, aumentará la cantidad de residentes a cada uno de los profesores asignados a educación; en Pedagogía, bien se sabe que a menor cantidad de estudiantes por profesor, más personalizada es la educación y, por lo tanto, de mayor calidad.
  3. La solución inicial no está en educar más especialistas.La mayor escasez de especialistas se da en las zonas que se encuentran fuera de la GAM, pero esto no se debe a que haya pocos especialistas, sino a que estas zonas no poseen las herramientas adecuadas para que un especialista desarrolle su potencial. Primero hay que desarrollar estos centros de salud periféricos y después se puede pensar si hacen falta más especialistas, antes no.
  4. Sobredemanda de especialistas. Para nadie es un secreto que el mercado de la medicina general se encuentra saturado, cada vez son más los médicos generales que no encuentran empleo y que no encuentran condiciones para ubicarse en el mercado laboral, situación también generada por la falta de regulación sobre las Universidades Privadas. Con esta apertura, se extenderá el problema al sector de los especialistas e incrementará aún más la tasa de desempleo, lo cual convierte esto en un tema de interés económico nacional.
  5. Falta de regulación.¿Quién va a fiscalizar la educación privada de los especialistas? ¿En qué se va a basar esa regulación? Si el sistema se deja tal como lo plantea la Sala IV, se da vía libre a las universidades privadas para hacer, literalmente, lo que les venga en gana. Es claro que a muchos no les importa lucrar con algo tan importante como la salud de la ciudadanía y no les importará jugar con el fallo para obtener beneficio económico de toda esta situación.

La historia sirve para aprender de los errores del pasado y no volver a cometerlos. La nuestra demuestra el daño que genera tomar decisiones a la ligera, sin regulaciones y pensando sólo en el beneficio económico de pocos. No podemos seguir cayendo en las mismas faltas, ha sido suficiente el saqueo que se ha hecho en el pasado con nuestro Seguro Social y es hora de tomar cartas en el asunto y defender nuestra institución a capa y espada.

[delipress_optin id="134623"]

0 comments

Otros Artículos

La música no solo es “entretenimiento y ocio”, la música es una vía de pensamiento, una posibilidad de ser y estar en el mundo.

El artículo 35 del Código de Familia establece: “El marido es principal obligado a sufragar los gastos que demanda la familia. La esposa está obligada
Semanario Universidad