Los “likes” no votan

Si uno ingresa al mundo de las redes sociales se topará con la impresión –extraña− que, para algunos comentaristas, periodistas y “estrategas”, la campaña

Si uno ingresa al mundo de las redes sociales se topará con la impresión –extraña− que, para algunos comentaristas, periodistas y “estrategas”, la campaña electoral se resolverá a puros “seguidores”, gente que comparte “memes” o que, finalmente, creen haber descubierto el éxtasis de convertir un “mensajito” en un “viral”.

Para todos aquellos que consideran que las elecciones se ganan “posteando” o redireccionando mensajes o haciendo escarnio del enemigo “virtual”, conviene recordarles que se trata de la primera campaña electoral costarricense en que las redes sociales van a jugar un papel relativo, que un número significativo de los votantes ni siquiera tiene acceso a una computadora y está lejos de creer que las “campañas virtuales” le involucren directamente. Si no, recuerden las lecciones del triunfalismo que se volvió pesadilla para algunos en el período del referéndum.

No cabe duda que las redes llegarán a jugar un papel significativo en las próximas campañas electorales, como lo ha sido en otros países, y que tanto las ciudadanías como los partidos, los medios de comunicación y el mismo Tribunal Supremo de Elecciones tendrán que aprender a trabajar con tales redes.

Mientras tanto, para quienes se volvieron apocalípticos soñando con la gran revolución democrática porque su candidato tiene mas “likes”, habrá que recordarles que los “likes” no valen en las campañas electorales.

Que los que valen son los votos, que ya se debería estar resolviendo los problemas del transporte (es probable que el grueso de buses, taxis y “piratas” ya estén contratados desde hace meses), de la alimentación del día de las elecciones, de los fiscales de mesa, del incansable trabajo de garantizar que todos los electores potenciales se vuelvan votos efectivos; esto implica movilizarlos y que voten realmente, no sólo creer que basta con sumar “likes” para ganar las elecciones. Las elecciones se ganan con votos efectivos, no con “intenciones de voto”.

[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

La frustración en niños y niñas ante los conflictos que se presentan en el aula se aborda de manera pedagógica en una guía elaborada

Una vez más, los actores de otra campaña electoral recuerdan a los ciudadanos la obligación de ir a las urnas. Como en otras ocasiones,

El INS confirmó que cumple con su obligación de pagar los montos que cubren las pólizas. (Foto: Katya Alvarado)El Seguro de Invalidez, Vejez y

(Foto: David Bolaños)Crisis golpea más a pequeños productores y cogedoresCientos de personas de nuevo llenaron en el fin y principio de año la finca

¿Lloverá más o menos en la región centroamericana a finales del presente siglo?, ¿cuáles serán las áreas más secas y cuáles las más húmedas?,

El río San Juan siempre ha estado en la agenda de las relaciones entre Nicaragua y Costa Rica (foto cortesía de Lanamme, tomada en

Mientras lo pagado a los productos de maíz mexicano se desplomaba, el precio de las tortillas aumentó casi tres veces en los 10 primeros

Lejos de expresar su adhesión o simpatía hacia un candidato, una ideología o un cuerpo de propuestas, muchos electores canalizan en su voto por
Semanario Universidad