Los tugurios y basureros de Dios

Bajaba un hombre de Jerusalén a Jericó. De camino lo asaltaron los ladrones. Lo dejaron sin nada. Lo dejaron desnudo y herido. Pasó un

Bajaba un hombre de Jerusalén a Jericó. De camino lo asaltaron los ladrones. Lo dejaron sin nada. Lo dejaron desnudo y herido. Pasó un sacerdote de la Ley y no le hizo caso. Pasó un Levita y tampoco le hizo caso. Más pasó un samaritano humilde de corazón y bueno de alma que lo recogió y lo llevó a un hostel cercano. Lo vistió y le dio de comer. Lo dejó  ahí, luego de darle al dueño dos pedazos de plata para alimentar al pobre hombre. Y preguntó Jesús: ¿Cuál de ellos era el prójimo de ese hombre asaltado?

Saco este pasaje de San Lucas a relucir, para indicar que la importancia en la vida y o la posición social no son los creadores del hombre. Lo son el buen corazón y el alma sana.

A saber los actos de la caridad y del amor. No solo porque el alma necesita ser buena, y el corazón contento, sino porque el prójimo lo necesita. Consecuentemente cuando encontramos un tugurio o un basurero con gente comiendo basura, lo primero que deben hacer esas largas filas de carros es parar, bajarse y ayudar a esos desafortunados.

El artículo del Dr. Calderón Devandas (las Mansiones de la Anti-Filosofía), un joven psiquiatra egresado, me deja pensando en el grado de aniquilamiento de las masas del país en sus sustratos pobres y su clase media. La distancia entre el basurero y la mansión ha aumentado con la desigualdad creciente. El mundo empresarial y su filosofía neoliberal han arruinado a varios países europeos. Ha herido a Estados Unidos y se afila para terminar con nuestra social democracia. Cuánto tiempo más  es que una propaganda mediática, con una agenda destructiva, intentará decirnos que la única manera de salir de los problemas nacionales, es el modelo gerencial de la realidad. Ya la gente en nuestro país está comiendo en los basureros. Aun así encuentran excusas para indicarnos que estamos prosperando. ¡O si, los nuevos mandarines prosperan, nadie más!

El samaritano está lleno a su vez del “Semina Verbi” o sea sin ser judío, viene con la palabra de Dios en sus adentros. No es necesario ser un católico para obrar las condiciones del Verbo. Los budistas, los islámicos y los hindúes lo hacen. Ciertamente los protestantes lo hacen. Griegos y rusos ortodoxos lo hacen. Muchos agnósticos lo hacen. Las semillas de la Palabra caen en buena tierra y prosperan. África, Asia, las Américas, Europa, etc.

El Dr. Calderón Devandas indica que en verdad el prohibir de enteógenos mundialmente es un error tremendo. El chamanismo que a toda luz antropológica parece ser el padre y la madre de las religiones posteriores, dependía de las plantas sacramentales para transportar a la mente a un estado de trance religioso con una conciencia superior y diferenciada. Producía arrobamiento, más no embobamiento. El derecho de alterar la conciencia como indica el joven estudiante José Ml. Rodríguez, en uno de sus artículos en el Semanario, es universal. Nuestros antepasados aborígenes utilizaban rituales largos repletos de danza y cántico, plantas enteogénicas, cuentos mitológicos narrados durante horas y horas, meditación, contemplación, etc. para inducir estados de conciencia tanto alterados como alternativos. Buscaban las claves para entrar en los portales de la conciencia existente en dimensiones y mundos otros.

¡Nuevas lateralidades de la conciencia! Fórmulas pues para lograr abrir las puertas a esas realidades. La mente no solamente fabrica, sino que como diría Fingelkurts y Fingelkurts (2009), también viaja y percibe lo existente real alternativo. La base de mucha neuroteología actual es encontrar de nuevo esos formularios de transporte y viaje al exterior e interior de la conciencia. ¡Las verdaderas vacaciones pues!

Me es tan extraño seguir escuchando el que más de cien mil años de historia y cultura humana estaban equivocados en materia de enteógenos. Muchas veces dichas drogas de hecho facilitan el trascender de la mente y el contemplar de lo espiritual. El tugurio del miserable difiere del tugurio de una ciencia policíaca. Muy distintas son las drogas adictivas tales como el alcohol, las anfetaminas, la cocaína y la heroína. Muy distintos de los enteógenos. ¡Tristemente distintas!   Estas últimas son muy peligrosas, si bien habíamos ya, en nuestro laboratorio encontrado que el añadir del amino ácido l-tirosina a las anfetaminas, impedía el desarrollo de la etapa de paranoia y depresión producida por dicha droga. El éxtasis denotado en la estatua de Xochipili o el Señor Dios Príncipe de las Flores, nos ha de recordar que la meditación y la contemplación deben siempre acompañar al uso de los enteógenos.

En fin, la parábola del Buen Samaritano debe hacer algo por abrir esos corazones,  almas y mentes endurecidas contra la necesidad del prójimo. El hecho no es si la caridad nos debe hacer felices (si lo hace), sino si el prójimo necesita de ella. La ley escrita en el corazón del hombre no permite que el prójimo coma de basureros o viva en tugurios.

Bajaba pues un hombre de Jerusalén a Jericó. ¡La revolución del corazón!  O como decía el teólogo Karl Rahner, ¡Oyentes de la Palabra”!

[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

En el foro sobre relevo generacional, participaron (de izquierda a derecha) Gerardo Vargas, Juan Carlos Mendoza y Héctor Solano. (Foto: Katya Alvarado)“Estamos ante una

Existe un compromiso claro del ministro de la Presidencia, Ricardo Benavides, de la presidenta, Laura Chinchilla, y de los 24 diputados del Partido Liberación

El Benemeritazgo para el Dr. Juan Guillermo Ortiz Guier,  es un imperativo.La  indolencia, la pereza, el maltrato, nunca estuvieron en el ideario ni en

Desde hace 16 años en que me dedico a la docencia, desde diferentes trincheras, siempre he procurado, y me place hacerlo, resaltar la importancia

José Esteban Argüello explica a periodistas de UNIVERSIDAD la situación que atraviesa. Le acompañan (de izquierda a derecha) Laura Martínez, Ernesto Ramírez y Eduardo

Una vez más las 5 universidades estatales del país se unieron para exigirle al Gobierno que no se debilite el presupuesto universitario y para

Yo creo que más de uno que leerá esto dirá que ha tenido algún tipo de contacto con la "democracia" dentro del movimiento estudiantil.

Al analizar la solicitud que hiciera a la Contraloría General de la República el alcalde Johnny Araya, para que se le autorizara realizar una
Semanario Universidad