Me desmienten

Lo anterior son minucias hasta cierto punto jocosas. Lo que interesa es que durante el mes de mayo la administración Solís sí tenía un

En texto anterior acoté que resultaba difícil mencionar algún acierto en la práctica que se hace pública, o los medios tornan pública, de la recién iniciada administración Solís. Por los mismos días, vía su Ministro de la Presidencia, el anunciado “gobierno de la trasparencia”, declaraba no-disponible su alegato ante la Sala IV que analiza si el funcionario designado está constitucionalmente habilitado para desempeñar el cargo, y el Presidente, micrófono en mano, pedía que lo dejaran gobernar: “Llevamos menos de un mes en el gobierno… ¿Por qué no nos dan chance de gobernar?».Bueno, él no tiene que pedir el chance para gobernar. Posee el mandato conferido por los electores. Los mismos que enviaron a “cultivar naranjas” a Johnny. Lo peor es que su queja se centraba en que lo habían calificado de “…populista e inexperto”. Eso le dirán quienes lo quieren. ¿Qué pasaría si escuchase lo que vociferan sobre su persona y parientes quienes no lo quieren? Porque existen “viudas” de Liberación Nacional y otros pelajes. Por entonces también la administración Solís intentaba “resolver” una huelga magisterial sin tener la información para hacerlo. El milagro solo podía plasmarlo la Virgen de Los Ángeles, o sea “alguien que todo lo sabe y todo lo ve”. Que la doña se haya disfrazado de obispo Ulloa roza el infortunio.

Lo anterior son minucias hasta cierto punto jocosas. Lo que interesa es que durante el mes de mayo la administración Solís sí tenía un punto a su favor y era fácil de encontrar. Estaba en una entrevista a página completa de La Nación S.A del día 26.  Por tanto, no queda sino disculparse por el juicio precipitado. Ahí estaba el enorme oasis en el desierto y uno, sediento, sin reparar en él.

La entrevista que me desmentía por completo fue hecha al señor Guillermo Santana Barboza, nuevo Director del Instituto Costarricense del Ferrocarril. Todavía no ha hecho mucho, pero lo que dice tiene sentido y, si avanza en la dirección que habla, tal vez haya al menos una buena experiencia de Gobierno PAC. El punto no es marginal. Por desgracia, tampoco es fundamental, como la economía, la salud o la educación. Pero es factor en todas.

Para iniciar, el señor Santana Barboza tiene claro que el ferrocarril debe formar parte de una red vial articulada. Nada de por aquí el tren y por allá otros circuitos de tráfico. Para seguir, habla de crear la infraestructura que permita que el transporte ferroviario no sea noticia por los accidentes que causa y que cuestan vidas. Tercero, que esa infraestructura, que no existe hoy, no aumente las dificultades actuales de tránsito y, con el tiempo y financiamiento, las disminuya. Es decir, sentido común, sensatez. Efectos: menos muertos, amputados y daños materiales y un eventual suspiro de alivio de quienes ocupan a diario la red vial.

Pero el aporte básico del señor Santana es su entero rechazo a la doctrina que popularizó la exministra de Transporte Karla González y a la cual adhirió alucinado el anterior jerarca de Incofer, Miguel Carabaguías. Según esta jerga, todos los accidentes viales son de entera y única responsabilidad de conductores, peatones y ciudadanos. Ellos son irresponsables, ciegos, sordos e imbéciles. Obtienen de los accidentes lo que se merecen. El Estado, en este caso Incofer, no tiene responsabilidad ninguna nunca. El nuevo Director, en cambio, dice: “(cuando los trenes) empiezan a ser noticia porque se le metió un camión o un carro y lo colisionó, es porque la infraestructura es la que está siendo noticia, y es noticia porque algo está fallando.” El hombre asume que su responsabilidad de funcionario público es servir a la ciudadanía y no extasiarse con su poder. Milagro. Con 15 funcionarios así, Costa Rica aumentaría su atractivo turístico. Y con 40, el gobierno del PAC cambiará algo el rostro de Costa Rica, aunque no con los alcances que la mayoría electoral exigía.

Si las ideas de Santana prosperan, las voces del tren dejarán de ser pesadilla para los costarricenses y serán parte de un entorno más racional y amigable. Mis disculpas por no prestar atención a este emocionante golpe de timón ferroviario. Un funcionario público que desea servir a los ciudadanos. No supera a Juan Santamaría, pero no desluce en la carrera.

 

 

 

 

 

 

[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

Lo anterior son minucias hasta cierto punto jocosas. Lo que interesa es que durante el mes de mayo la administración Solís sí tenía un

La matemática es el fantasma del aprendizaje de muchos estudiantes de nuestro sistema educativo. Más allá de su uso generalizado y de la aplicación

Los costarricenses son los más buscados para las fotos en Brasil.Antes de empezar el Mundial, para buena parte de los brasileños Costa Rica era

Regalías pagadas como “honorarios de expatriación”Los representantes chinos en la empresa Soresco se niegan a reintegrar a Recope $12 millones (unos ¢6720 millones) pagados

El Presidente de la República y la Defensoría de los Habitantes (DH) se integraron al debate por la propuesta de la Superintendencia de Telecomunicaciones

Diputado Enrique Sáenz: “Aquí no hay ninguna revolución. Hay una cúpula encabezada por la figura más relevante del sandinismo histórico, que es el presidente

La inglesa Mary Wollstonecraft nació en 1797, estuvo casada con Percy Bysshe Shelley y debe su fama a la publicación de Frankenstein en 1817. La

En una de esas largas entrevistas que Fidel Castro ha otorgado a periodistas amigos, se dejó decir que: cuando uno no tiene con quien
Semanario Universidad