Mujeres

No eran muñecasgran mujeres…!Mujeres de piel blanca…!mujeres de piel trigueña…!negras.  También se decía. Con corazones, sueños!con felicidad, con dolorescon anhelos Unas mientras vivíantambién, poco a pocode

No eran muñecas

gran mujeres…!

Mujeres de piel blanca…!

mujeres de piel trigueña…!

negras.  También se decía.

 

Con corazones, sueños!

con felicidad, con dolores

con anhelos

iban y venían.

 

Unas mientras vivían

también, poco a poco

de tristeza de morían…

 

Por los corredores caminaban

por las calles también se les veía

aplanchando veredas,

barrían caminos…

sembraban sueños.

Llenaban canastos

mientras el alma se les

quedaba vacía…

 

La semilla de los suelos

esas semillas no florecían!

 

Mujeres amadas…?

Mujeres queridas…?

o por lo menos, ellas,

así lo creían.

 

Otras, no se morían,

Poco a poco, si no,

en la flor de la vida!

Tristemente, una suerte

que no merecían,

daban vida y tenían

mucha vida que dar

y ahora nada tenían.

 

 

Yo por mi parte…

ya no soy la señora

de Gerente,

ni la esposa del dueño,

ni la mujer del que repartía.

 

Ahora, una mujer soy solamente

soy otra María… otra María

simplemente!

 

[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

Una sustancia química antiadhesiva, pelos en las patas y finos movimientos son los aliados del animal para evitar quedar atrapado en su propia tela.Las

Fotos aéreas fueron utilizadas para constatar el estado ambiental en los terrenos de Industrias Infinito. (Foto: CAVU para la Fundación Neotrópica)Un estudio realizado por

El 14 de marzo de 2012 podría pasar a la historia como una fecha trascendental, que marcará un antes y un después en la

Lamentablemente, la reseña histórica, que acompaña ese desarrollo industrial bélico que ha adquirido el Estado Imperial, en las últimas tres décadas, con sus guerras,

En memoria de Adonay Arrieta P. Amigo solidario  que sigue presente. La llamada “mundialización neoliberal” apenas estaba en ciernes cuando un  veinticuatro de

Hoy pasé por la U, la Única, la Benemérita que no por nada es llamada con tal apelativo.La atravesé superficialmente como quien da por

O ya no entiendo lo que está pasando o ya no pasa lo que estaba entendiendo". Carlos MonsiváisLas decisiones políticas no se toman después

“Melodías de perversión y subversión. La música popular en Costa Rica 1932-1960” es otra de las publicaciones del historiador Juan José Marín Hernández, donde
Semanario Universidad