Otras Planificaciones: Germinando y divagando

La necesidad de que la Planificación como híbrida entre las Ciencias Sociales, y quienes la pensamos, nos veamos en una praxis transformadora de la

La necesidad de que la Planificación como híbrida entre las Ciencias Sociales, y quienes la pensamos, nos veamos en una praxis transformadora de la sociedad y la institucionalidad (editora de ese periódico “El Hegemónico”), cotidianamente se acrecienta. Imaginemos otras planificaciones en un accionar profundo, catárticas, promoviéndose como instrumentos de rupturas, brindando espacios de validación en la linealidad y racionalidad totalitaria excluyente de la actual planificación tradicional, y como herramientas hacía cuestionamientos ontológicos.

En el monólogo tradicional se suele mencionar entre líneas –como si un verso fuera demasiado- para la “ciudadanía espectador”, a quienes sobreviven a la expansión piñera o a la xenofobia, desde las identidades imaginarias nacionales-institucionales y sus víctimas. Poblaciones que recogen su agua de consumo humano en el cisterna cada dos días, poblaciones cercanas a ríos que los lloran por ahora ser más pesticidas que agua, personas utilizadas en juegos políticos como Calero, y expulsadas de sus viviendas como en Medio Queso de Los Chiles.

Estas poblaciones que sobreviven a la piña y al banano, y antes al ferrocarril y al café, y un tanto más antes sobrevivieron a la colonización, esa que la “Escuela de la Amnesia” nos enseña a mirar de reojo, casi clandestinamente como a las muchas otras voces ilegales. Ahora que los medios de comunicación se han tornado la única voz en la socialización “enmudecida” -y estas poblaciones se pintan como espectáculo- cumplen dos funciones existenciales, la desinformación violentamente dirigida contra los muchos solitarios, petrifica el posible caminar humano hacia la construcción de su propio camino, y facilita su engaño.

La reivindicación de este caminar, y de la consciencia humana en su historia, es de primacía a estas planificaciones; desarrollando críticas actuales a los discursos tradicionales, emitidos por la autocalificada institucionalmente, ‘transparente’, y aunque pareciera invisible, es a esta planificación a quien se le otorga la legitimidad histórica. Dispositivo de control/expansión de quien estaría celosa la omnipresencia si conociera la envidia. Planificación propagandista, vendida y generalista. Una “fuerza pública” que sin macana nos borra los sueños de las noches. “Si no lo venden, será que tiene dueño”.

Planificación que no le basta jugar al Capitán América y al Linterna Verde, sino casi un Bob el Constructor, que al mirar la platina se pregunta ¿podremos hacerlo?, y quien sueña tener terminada y alquilada la represa del Proyecto Diquís.

La planificación inclusiva es construida desde, con, para, de las poblaciones criminalizadas, victimizadas, de explotación naturalizadas. La planificación como canto polifónico –no lírico- de todos los “otros” y “nosotros”. Pensada desde el marco de la “otredad” para resistir las xenofobias, como líneas de primera base, comprendiendo que si no es incluyente, diversa, insurgente, popular, pues no será. Si a esta planificación  democrática decidimos caminar, aunque se aleje con nuestros pasos sería un futuro distinto el que conversarían los viejos, y un presente muy distinto en el que nacer. Planificación que deja de ser meramente un instrumento técnico, constituyendo nuevas formas de interacción/acción, donde por estructuras expulsoras internacionales e internamente, todos somos migrantes en tierra extraña. Y la cual previniendo las olas de tecnocratización y naufragio desde Chile, Inglaterra, Grecia, Latinoamérica y el mundo, se indigne.

Rupturas al discurso desde el pueblo, quien ya inició su labor. La lucha por la migración, la lucha por la tierra, la lucha por la educación y por el agua son luchas de todos. La lucha por la vida, es la lucha de aún más todos, los que muertos aún viven, y de todos los que aún en resistencia sobreviven.

En la convivencia del caminar juntos, a otras voces, a otras manos, las nuestras. Otras planificaciones de postura radical ante la disciplina y academia totalitaria, neoliberal y criminal. Y es en este sistema en que están inmersas las poblaciones, que la planificación, los y las planificadoras se deben encontrar, pero más que esto, es en estos sistemas complejos en que la planificación popular y los esfuerzos de emancipación germinan.

[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

No me cabe alguna duda, que después de reflexionar acerca del itinerario intelectual, que la política es una herramienta transdisciplinaria para analizar cualquier fenómeno,

Como culminación de un año de intenso trabajo y capacitación, UCR Coral presentará la cantata “Carmina Burana”, el próximo viernes 16 de diciembre a las

El TSE enfrenta críticas por alquilar una bodega de la Compañía Inversionista Las Brisas S.A. (Foto: Katya Alvarado)Como “inconveniente” e “improcedente” calificaron varios diputados

Pese al ambiente festivo y al pago de aguinaldos en fin de año, la confianza de los consumidores costarricenses se estancó con respecto al

Para empezar, considero de interés general conocer si el director de la Oficina Jurídica de la Universidad de Costa Rica, el señor Luis Baudrit,

Persisten graves violaciones de derechos humanos, advierte directora de CEJIL. (Foto: Katya Alvarado)En el continente americano, y en especial en Latinoamérica, se siguen irrespetando

Las largas filas y listas de espera en la seguridad social, son un problema que se debe atender con mayor transparencia para el asegurado,

Nuestra democracia cumple dentro de pocos años, su bicentenario de ser independiente en la toma de sus decisiones, en pro de un derrotero cada
Semanario Universidad