Para democratizar el proceso electoral

La democratización de la pauta publicitaria de los partidos políticos de la que se ha hablado en los últimos tiempos tiene serios problemas. Las

La democratización de la pauta publicitaria de los partidos políticos de la que se ha hablado en los últimos tiempos tiene serios problemas. Las cosas no son necesariamente como se las pinta: «las apariencias engañan»

Con las medidas propuestas, tanto los mensajes de los grandes partidos tradicionales como los de aquellos que aspiran a constituirse en nuevas alternativas electorales al bipartidismo pueden conducir fácilmente a un exceso de oferta partidista electoral superflua o a un populismo electoral utilitarista.

Por tal motivo, para contrarrestar los efectos nocivos de las medidas propuestas, es necesario sostener la importancia del manejo de los asuntos cualitativos sobre los simples aspectos cuantitativos. Lo importante no es solo una decisión legal. Hay que establecer un adecuado fundamento reglamentario y una contraloría eficiente en la búsqueda de una democracia activa.

Se trata, en lo fundamental, de establecer criterios y pautas operativas que permitan un tipo de organización política y de pautas publicitarias orientadas más a lo programático que a la promoción insulsa de la imagen del candidato (a) o del nombre de un partido.

Para que la gente sepa lo que va a hacer con su voto, el contenido de los mensajes debe estar orientado a sostener propuestas concretas en relación con las necesidades populares vistas desde las prioridades establecidas por cada partido para dar respuestas a los más álgidos problemas del país. De esta manera se destacaría sobre todo las diferencias ideológicas entre los partidos.

En todo caso, hay que propiciar un nuevo tipo de propaganda menos grotescamente manipuladora. Esta debe consolidar nuestra cultura de paz tan venida a menos. Sin perder la fuerza y contundencia de la denuncia y el espíritu crítico que los anima, los mensajes políticos deben tener la nobleza del gesto humano que, al enfrentar con dureza al contrincante, lo hace con elegancia y guardando un sentido de la justa proporción. Además, el mensaje publicitario debe tener un contenido educativo con unos ejercicios profundos de creatividad estética que conlleven, a su vez, un fuerte componente ético.

Con el objetivo de forjar una nueva cultura electoral, los criterios de control de los mensajes deben promover el proceso electoral como un medio de formación ciudadana. Deben centrar el interés partidario en el debate de propuestas concretas y viables para atender los principales desafíos que presenta el país. Sin desplazar el carácter festivo y lúdico de las campañas ticas, estas deberían estimular el pensamiento creativo y crítico.

Para garantizarse un adecuado avance democratizador, el Tribunal Supremo de Elecciones debería regular el proceso y establecer las pautas asignadas a los partidos. Pero se debería encargar a otra instancia, como la Defensoría de los Habitantes, el proceso de fiscalizar la seriedad de los mensajes y la justa distribución de los servicios.

El mejor garante de la verdadera democracia son las organizaciones sociales y la ciudadanía costarricense. Estas deben tener el espacio y los mecanismos adecuados para expresar sus opiniones sobre el tipo de publicidad que se difunda. En todo caso, la nueva ciudadanía costarricense en formación debe exigir más transparencia y consistencia por parte de los partidos políticos y de sus candidatos.

[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

Tres abogadas elaboraron una novedosa versión de la Constitución Política. Elena Fallas, Marina Ramírez y Llihanny Linkimer redactaron una versión novedosa de la Constitución

Con la firme convicción de ser campeón, Henry Duarte regresa por cuarta vez para dirigir a la Universidad. Henry Duarte, nuevo técnico de

La amplia agenda de temas por reivindicar en la pasada manifestación contra el TLC, pudo haber influido en la poca participación. Fuertes diferencias

Critica manera en que se negoció el tratado. El sector agrícola y el ambiente, son sus principales preocupaciones. Garantizar la suficiencia y soberanía

La democratización de la pauta publicitaria de los partidos políticos de la que se ha hablado en los últimos tiempos tiene serios problemas. Las

Si hipotéticamente un sexólogo tuviera de paciente al mercado consumista -varones y mujeres de todas las edades que consumimos innecesariamente-, probablemente el dictamen acusaría

Critican intromisión de la Sala Constitucional en decisión que le correspondía a la Asamblea Legislativa. El exmandatario Luis Alberto Monge Álvarez prevé cosas muy

En el Anexo 13 del TLC, No. IV, Art. 6, se dice: "Costa Rica garantizará que las empresas de otras partes tengan acceso y
Semanario Universidad