Pastillas de Humanidad

La muerte es una de las situaciones que nos sigue exponiendo la vulnerabilidad de los humanos, y es una de las lecciones más difíciles

La muerte es una de las situaciones que nos sigue exponiendo la vulnerabilidad de los humanos, y es una de las lecciones más difíciles de entender.

Hace un año murió una de las figuras que más influyó en mi niñez, Tita, mi tía abuela; y hace 2 semanas murió su hermana, otra gran influencia, Tetés.

Superar sus muertes no ha sido difícil sólo por el dolor natural de un duelo, sino porque ambas sufrieron la falta de humanidad de los médicos que las atendieron en sus últimas horas, y me tocó a mí (entre otras personas) acompañarlas en estos momentos tan difíciles.

Generalmente se presentan quejas de pacientes, pero casi nunca se ve el lado del acompañante, que desde mi experiencia, fue tan malo como al estar enferma.

Junto a mis tías viví no solo su dolor, sino el maltrato y falta de consideración de muchas y muchos profesionales de la salud. Por esto debo decir que, desde mi experiencia, la Sala de Emergencias del Hospital Max Peralta tiene médicos que olvidaron la compasión, el respeto y la humanidad.

Nunca en las cinco veces que acompañé a mis tías se me informó de su situación, fuera momentánea o general; nunca supe el nombre, cargo ni profesión de las personas que las trataron (fuera médico, enfermero u otro). Pero sobre todo, en todas las veces que fui acompañarlas nunca fui tratada con absoluto respeto.

Los médicos nunca me dieron acceso al expediente, y cuando preguntaba sobre la situación de mis tías, me ignoraban, se burlaban de mí o me explicaban en términos técnicos que no era capaz de entender.

La muerte de mis tías era inminente en ambos casos, pero me pesa que los últimos momentos de sus vidas los pasaron sufriendo por la inoperancia de profesionales que se les olvidó lo vulnerable que se siente una persona semidesnuda en una cama fría y en sufrimiento.

Me duele recordar médicos fríos, irrespetuosos e inhumanos que preferían contar chistes, revisar su celular o chismear entre ellos, que atender mis dudas o a las personas enfermas que los rodeaban. La Sala de Emergencias se convirtió, para mí, en un lugar lleno de dolor; cada vez que entré me sentí sola e impotente, llena de médicos que creen que su servicio es una caridad y que no merezco ni su atención ni su respeto.

Después de mucho dolor, decidí quejarme del trato recibido. Luego descubrí la gran decepción de que mi queja ya no podía ser tramitada, porque habían pasado más de cinco días después del hecho. Así, insto a todas las personas que sufren o han sufrido maltrato hospitalario, que se quejen y lo hagan lo antes posible; pero sobre todo, que pongan la queja formalmente, para que así se investiguen a los responsables y de ser necesario se apliquen las sanciones respectivas.
De toda esta experiencia no me queda más que el dolor y los malos recuerdos, la culpa de no haber podido hacer más, pero sobre todo me quedan las ganas de recetarle a estos médicos pastillas de humanidad.

[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

En su primera Cadena Nacional como Presidente de la República, Luis Guillermo Solís hizo un llamado a los educadores a suspender la huelga que

Robert B. Laughlin, premio Nobel de Física. “El propósito de la educación no es hacer modelos de personas, sino darles opciones para que sean

Nombres desconocidos y algunas figuras de la política de antaño conforman el gabinete designado por el presidente Luis Guillermo Solís.El pasado 8 de mayo,

El equipo de baloncesto masculino de la Universidad de Costa Rica durante el calentamiento previo al partido en el que Puntarenas empató a uno

Todo aquel que sabe de la famosa Mona Lisa de Da Vinci, posiblemente ha oído hablar de los detalles en sus ojos, la forma

Vinieron más guerras: Corea, Vietnam, Afganistán…: ello vitaliza la economía y da fuerza al comercio, dicen: cómo no. Por eso es que a los

Mientras la ministra de Educación Sonia Marta Mora habló sin tapujos de una intervención a la Dirección de Recursos Humanos del Ministerio de Educación

Al ser las ocho de la mañana, algunos carros cruzaron el portón del costado este y se estacionaron en la parte trasera del jardín;
Semanario Universidad