Paul/Faul McCarney y los abejones de mayo

El concierto fue en el mes de mayo del año 2014, y en Costa Rica los abejones ese mes salen revoloteando torpemente para formar

El concierto fue en el mes de mayo del año 2014, y en Costa Rica los abejones ese mes salen revoloteando torpemente para formar erráticas nubes en torno a alguna luz de gran intensidad, como los fans en torno a sus estrellas. Los beatles de mayo son predominantemente rubios, podría decirse que son como el cabello de una inglesa.

Paul/Faul sube una escalinata hacia su piano vertical, el concierto ya había avanzado.  El reflector me devela con mayor detalle a esta persona, que en otro tiempo junto a sus tres colegas músicos formaron una banda que –según afirmó George− sirvió de excusa para que la gente se volviera loca. La propensión de la gente a buscar excusas para volverse masas enloquecidas nos acompaña en nuestra constitución histórica como humanidad.

Faul/Paul vestido con unos pantalones oscuros, tirantes negros y una sencilla pero elegante camisa blanca, trata de comunicarse en un mal español con sus admiradores. Él está sudado y entregado al show. Dice que va a tocar una canción para su “hermano John”,  la masa estalla en gritos y silbidos de euforia, la canción se titula Here today. Dedicada para quien le escribiera la ofensiva canción How do you sleep tonight?

Las luces multicolores se habían apagado y el rayo del reflector ilumina perfectamente a Faul/Paul. Al encumbrar su mano derecha mientras dice sus últimas palabras antes de la interpretación, un abejón en pleno vuelo aterriza en su dedo índice. Cariacontecido mira a su público por un instante y hace una mueca que denota su extrañeza ante magnánimo evento y no sacude la mano o se asusta.

Paul/Faul ya no es joven, a pesar de su vigor; seguro que a sus 72 años sabrá hacer lectura de los ecos que resuenan cuando “el todo” se manifiesta. No creo que John fuera ese insecto, pero tampoco creo que un abejón aterrice por casualidad en la vida de Faul/Paul, en la mano derecha. Ante ese evento simbólico, él solo supo decirle dos palabras a “el todo”, al abejón que era su emisario: “go away” y voló con su indicación. Tras dos conciertos más la gira Out there fue cancelada.

Nuestras conversaciones con “el todo” no deberían de ser tan escuetas. A veces solamente le lanzamos algunos reclamos. Hoy me pongo a imaginar qué habría pasado si se ponía a conversar con el abejón; me habría gustado que Paul/Faul detuviera todo y que el show se convirtiera en un diálogo catártico con el rubio insecto, lo imagino hablándole sobre el funeral de George, mientras manosea el piano tocando notas melancólicas, le cuenta los sinsabores con Wings, sobre el fallecimiento de Linda en el 98. Al día siguiente en titulares periodísticos; las fotos en redes; un astrólogo y una psicóloga hablan en televisión sobre la importancia de la reconciliación con el sí mismo, por medio de la nueva abejoterapia costarricense.

[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

Un millar en carrera recreativa y cleteada Expo UCRAunque el espíritu de la actividad no era competir, sino más bien ejercitarse, la carrera recreativa

James Comey (centro), director del FBI, habló con la prensa 25 de marzo en la sede del FBI, en Washington DC. Foto: AFPWashington. El

Según el estudio, Noruega es el país que produce más e-residuos por habitante, con 28,4 kg. Foto tomada de noticiasrcn.comParís. El peso de los

Eduardo Li es el presidente de la Fedefútbol y ahora estará en el Comité Ejecutivo de la FIFA. Foto: Harold Leandro Camacho Eduardo Li, presidente

Eduardo Galeano escribió el ensayo histórico Las venas abiertas de América Latina, libro que marcó la toma de conciencia de una América Latina doliente.

Las bajas de la Administración Solís Rivera desde que inició el Gobierno -e incluso unos días antes de asumir- la Administración Solís Rivera ha

El parque nacional de los Everglades, en Florida, tiene gran variedad de flora y fauna. Foto tomada de quitopolis.comWashington. “En la actualidad, no hay

García Márquez es una presencia viva en Aracataca, como demuestra esta foto de la Casa del Telegrafista. (Foto: Rafael Andrés Jiménez, para UNIVERSIDAD)El próximo
Semanario Universidad