Pinto es dignidad y decoro

A decir verdad, Costa Rica solo había tenido dos momentos gloriosos en el fútbol internacional, estos son: cuando los Chaparritos de Oro hicieron un

A decir verdad, Costa Rica solo había tenido dos momentos gloriosos en el fútbol internacional, estos son: cuando los Chaparritos de Oro hicieron un digno papel en 1956 en México, y luego cuando la Selección Nacional brilló por sí sola en el Mundial de Italia 90.

Los otros mundiales, el del 2002, en Korea del Sur-Japón fue un tanto desteñido y luego el fracaso en el 2006 en Alemania, ocupando la casilla treinta y uno de treinta y dos puestos.

Para el Campeonato Mundial Brasil 2014, se contrató al señor Pinto Afanador, una persona muy seria, muy responsable, de conducta intachable y con un palmarés que se deseara cualquier técnico en cualquier latitud del planeta.

Campeonizó a equipos en Colombia, Perú, Venezuela, Costa Rica en el nivel de primera división.

Con una formación académica en la disciplina del fútbol, la cual le enseñó que si quería triunfar, el sacrificio y esfuerzo tenaz eran las coordenadas para cumplir.

Ya lo había advertido, el Maestro José Martí, cuando apuntó: “El que se sacrifica, es el que triunfa”.

En verdad, el señor Pinto no solo quería ir a un Mundial, sino que quería que la Selección Nacional bajo su responsabilidad, hiciera un papel de primer orden en esa justa mundialista.  Pero eso no se alcanza solo con el deseo subjetivo y andar haciendo alarde de que lo va a lograr, no, en absoluto.

Eso se alcanza elaborando un Plan de trabajo muy riguroso, muy exigente, muy disciplinado, y hay que trabajar en conjunto, muy en conjunto:  Cuerpo Técnico, Jugadores, Equipo Logístico (Nutricionista, Fisioterapistas, Utileros, Psicólogos, etc.).

Pinto elaboró ese Plan, de eso no hay la menor duda. Los resultados se comenzaron a ver poco a poco, a veces fuimos críticos de su esquema, por lo demás muy defensivo.

No hay duda que el señor Pinto fue muy exigente con los jugadores convocados, y tenía que hacerlo si se quería lograr una meta decorosa.

Él fue enfático y lo dijo, soy muy riguroso, exigente, soy el responsable directo.  Él sabía que tenía dentro de su cuerpo técnico un Judas Iscariote, pero lo soportó con estoicismo y entereza. A ese Judas lo vimos pegar brincos y levantar los brazos de “alegría” cuando Costa Rica anotaba.

El país entero reconoció que el Capitán de aquella gran jornada tenía nombre y apellidos, Jorge Luis Pinto Afanador. ¿Acaso la multitud que recibió a la Selección Nacional en el Paseo Colón no coreaba eufórica:  “Pinto no se va, Pinto no se va”?  Él lo reconoció infinidad de veces, el trabajo no fue solo de él, fue un equipo que logró empoderarse de la posibilidad de sacar adelante la tarea.

¿Acaso la Selección Nacional no quedó invicta? ¿Acaso no se le ganó a dos excampeones mundiales? ¿Por qué hoy hay varios jugadores ticos en la mira de equipos europeos y asiáticos; es ello obra de la casualidad?

La experiencia enseña que solo con disciplina férrea se logran éxitos en la vida.

Es muy lamentable lo que la Federación de Fútbol ha hecho con este señor, y muy desconcertadas las declaraciones del señor Li; es muy diferente su discurso antes del Mundial, durante el Mundial, y lo que dice ahora. Su incapacidad es evidente a ojos vista, y las palabras del Judas Iscariote, de alguien que sabe de fútbol porque una vez en su vida pateó una bola, pero de ahí a ser Técnico hay un enorme abismo.

Pinto se va con la frente en alto porque cumplió con creces su tarea, sus detractores tendrán que darnos muchas cuentas que les vamos a pedir y que no se escondan en el anonimato.  Sus conductas son repudiables.

[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

¿Y los grandes discursos de solidaridad, justicia, igualdad, libertad...? Son apenas una sombra o, peor aún, la estela de la utopía. Pareciera que gana

El proyecto de ley que para introducir una "cláusula de conciencia" en el Código de Trabajo obtuvo dictamen afirmativo en la Comisión legislativa de

Alberto, Juan Carlos y Edson estuvieron entre las mejores notas de los exámenes de admisión de la UCR, la UNA y el TEC. Actualmente,

Los dos equipos de fútbol de la Universidad de Costa Rica demostraron ser los mejores de la Liga Universitaria y se impusieron en sus

Encontrada la solución, faltaba cómo implementarla. Y aquí otra vez apareció un modo  rápido y efectivo: la modalidad nazi. Un campo de concentración es

A los ojos de los costarricenses, las universidades públicas siguen luciendo como las instituciones nacionales mejor valoradas, mientras que la Asamblea Legislativa continúa

El año pasado 65 000 personas visitaron la Feria del Libro. (Foto: Luis Alvarado)“He peregrinado en busca de un libro, acaso del catálogo de

Es así como dudar de las virtudes y del orden natural en las sociedades humanas, como algo originado a partir de las célebres leyes
Semanario Universidad