¿Qué premian los premios?

A continuación escribí este artículo hace algunos meses y considero muy oportuno el compartirlo de nuevo en estos días.Ha salido en el periódico español

La entrega de los premios dados por el Ministerio de Cultura, y no Nacionales considero, porque la palabra Nacional ya  de por sí trae cola,  pone en el tapete de nuevo el tema de ¿qué premian los premios? Y no solo en este país la discusión se mantiene válida, sino que en cualquiera.

A continuación escribí este artículo hace algunos meses y considero muy oportuno el compartirlo de nuevo en estos días.

Ha salido en el periódico español de El País un artículo analizando los criterios de los jurados, tanto públicos como privados, a la hora de premiar las artes nacionales españolas. Tomo de la mano el artículo de Guelbenzu para hacer extensiva la pregunta: ¿qué premian los premios en la sociedad costarricense?
En Costa Rica, cada año se premian diferentes facetas del arte y la cultura, y cada vez más nos preguntamos sobre la solvencia  que tenga un jurado estatal, cuyos criterios se centran en lo funcional (las instituciones están representadas por funcionarios nombrados muchas veces de prisa) y político, a dedo, y  que no parecieran valorar objetivamente,  o autónomamente una obra.
De la misma manera y aunque en Costa Rica  no sucede o casi nunca ganamos fuera, los premios concedidos por el sector privado nos dejan el sabor del retorno del capital tanto si son de la industria editorial  como de la musical, visual o plástica.
La legitimación intencionada está en el menú de la ceremonia de premiación de cualquier premio. El asunto es saber qué legitimamos para conducir esa legitimación social por la mejor de las rutas culturales posibles. Me pregunto entonces: ¿Por qué hemos dejado que el Estado y o la empresa privada premie lo que la sociedad en definitiva  legitima? ¿O es que nosotros los ciudadanos no leemos, oímos, disfrutamos o valoramos el arte nacional? y digo al propio “valorar” en vez de “consumir”.
Pienso que  este puede ser un buen momento para instaurar el premio del público o de alguna fundación independiente dedicada al arte, o al igual que el Ministerio de Cultura español plantear lo que denominan “códigos de buenas prácticas” o fundaciones de solvencia que pretenden acabar con la mancuerna de que el hábito hace al monje, de que tanto un puesto de funcionario público o de empleado privado, no representan capacidad para enjuiciar el trabajo del artista y de la vida cultural. De esta forma, incorporando a la sociedad civil a la gestión de la cultura, se empuja la coherencia y calidad de los premios. Dando poder  de decisión a personas realmente capacitadas para juzgar, independientes y preparadas en sus prácticas creadoras abaladas por sus propias hojas de vida profesionales.
¿Invitando a civiles capacitados tendríamos premios más representativos, más endogámicos o más amplios de criterio?
Los premios, en todo caso, hoy en Costa Rica, son reflejo  de la representación “democrática”  y no de género (gran contradicción), legitimada institucionalmente por las universidades y los ministerios  y que dejan por fuera  cada día a más esferas ciudadanas necesitadas de visibilización y legitimación.
Ya que la sociedad democrática no da conocimiento, sino que más bien elimina los obstáculos para que todos lleguen a este, por medio de la libre información, es hora de que en nuestro país el “apreciador” y no el “consumidor” de arte valide la ruta de su propia sociedad.
Es de esta manera que se conserva la identidad, que se transmiten los valores positivos y se validan los logros históricos que generan el verdadero pensamiento progresivo y plural, en vez de ir para atrás como el cangrejo, validando valores trasnochados, rústicos, éticos y estéticos, de un lugar que dejó hace mucho tiempo atrás los autoritarios años 70 .

[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

A partir del primero de marzo, la programación del Sistema Universitario de Televisión Canal 15 será llevada hacia la zona norte en un intento

1.Que toda formación socioeconómica sustentada en la ceguera ontológica y en la injusticia social, más temprano que tarde, con arreglo a las leyes del

Debido a las críticas que generó un proyecto de ley que presentó el Ministerio de Comercio Exterior (COMEX) ante la Asamblea Legislativa, para modificar

Con un concierto internacional inició la temporada 2009 de Martes por la Noche, el espacio de conciertos de música de cámara de la Escuela

El presidente de los Estados Unidos, Barak Obama, firmó el martes pasado una ley de estímulo económico aprobada por el congreso después de duras

Las críticas contra la Dirección de Inteligencia y Seguridad (DIS), así como la idea de que esa dependencia del Ministerio de la Presidencia debe

A raíz de un reportaje publicado por UNIVERSIDAD en enero pasado, dos periodistas españolas viajaron en febrero a Nicaragua y Costa Rica con el

A continuación escribí este artículo hace algunos meses y considero muy oportuno el compartirlo de nuevo en estos días.Ha salido en el periódico español
Semanario Universidad