Regalo de Navidad: bendición espiritual, emocional y física

Nuestro Señor Jesucristo, en un supremo acto de amor, con su muerte y resurrección, nos ofrece el más extraordinario regalo: la salvación y vida

Nuestro Señor Jesucristo, en un supremo acto de amor, con su muerte y resurrección, nos ofrece el más extraordinario regalo: la salvación y vida eterna. Para hacer efectivo este regalo, se debe rendir nuestra vida en un acto de fe, que procede de lo más profundo del corazón arrepentido y recibirlo como nuestro Salvador. Entonces el Espíritu Santo morará en usted confirmándole que es un hijo de Dios; así está escrito en Romanos 8:16, “El Espíritu mismo da testimonio a nuestro espíritu, de que somos hijos de Dios”. Recibir la salvación, declararse hijo de Dios y tener la vida eterna es lo más importante en la vida de las personas, ya que trasciende el plano terrenal.

Además de la vida eterna, usted tiene acceso a la bendición espiritual, emocional y física, que vienen con el perfeccionamiento de la obra de Dios en sus hijos e hijas. El Señor le transforma en una persona nueva, marcando un antes y un después, produciendo una renovación completa en su vida: “De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es, las cosas viejas pasaron; ahora todas son hechas nuevas”, II Corintios 5:17.

En la bendición espiritual, el Espíritu Santo le confronta con la palabra de Dios, le muestra el camino, la verdad y la vida que conduce al Padre Celestial y guía sus pensamientos, palabras, actuaciones y decisiones. Es Dios mismo que mora en usted al confesar que Jesús es el Hijo de Dios, entonces Dios permanece en usted y usted en Dios (ver I Juan 4:15). Además tiene acceso al fruto maravilloso que solo Él nos puede dar; “Más el fruto del Espíritu es amor, paz, gozo, paciencia, benignidad, bondad, fe, mansedumbre y templanza; contra tales cosas no hay ley”, Gálatas 5:22-23.

En la bendición emocional, le dará poder, sabiduría, dominio propio, capacidad de amar y servir a Dios y al prójimo. Dios nos informa que tenemos virtudes que debemos ejercer siendo fieles y obedientes a su palabra; “Porque no nos ha dado Dios espíritu de cobardía, sino de poder, de amor y de dominio propio”, II Timoteo 1:7.  Estas virtudes las podemos complementar, entre otras, con la sabiduría que nos ofrece en forma abundante el Señor en Santiago 1:5, “Y si alguno de vosotros tiene falta de sabiduría, pídala a Dios, el cual da a todos abundantemente y sin reproche, y le será dada”.

En la bendición física, nos provee de mejor calidad de vida y más años para disfrutarla. Uno de los grandes deseos de las personas es tener salud y esta viene cuando disfrutamos de la paz de Dios que sobrepasa todo entendimiento, de su amor, gozo y fe, con que podemos enfrentar las enfermedades para vivir más y mejor. Así está escrito en la Biblia: “Hijo mío, no te olvides de mí ley y tu corazón guarde mis mandamientos; porque largura de días y años de vida y paz te aumentarán”, Proverbios 3:1-2. La instrucción es clara y precisa para vivir más años y en paz, de ahí la conveniencia de seguir las escrituras.  Y más adelante, en Proverbios 4:10 y 20 a 22, nos informa de la relevancia para nuestra salud al guardar su palabra: “Oye, hijo mío, y recibe mis razones, y se te multiplicarán años de vida… Hijo mío esté atento a mis palabras; inclina tu oído a mis razones. No se aparten de tus ojos; guárdalas en medio de tu corazón; porque son vida a los que las hallan, y medicina a todo su cuerpo”.

El escritor Norman Vincent Peale nos presenta una forma práctica de seguir la Palabra de Dios, para lograr mejor calidad de vida en forma integral: espiritual, emocional y física; “Creo que el Señor nos diseñó para estar llenos de energía y entusiasmo, para contar con una salud dinámica en el cuerpo, la mente y el alma. La vida vibrante es seguramente el propósito de Dios. Si leemos la Biblia no podemos sacar otra conclusión; la vida fluye de sus páginas. Una de sus afirmaciones más distintivas es: Yo he venido para que tengan vida, y la tengan en abundancia”, San Juan 10:10.

Este mismo autor nos guía en materia del impacto de la palabra de Dios para nuestras vidas: “Gozará de un nuevo y delicioso sentimiento de bienestar; obtendrá un grado de salud hasta ahora desconocido para usted y experimentará un nuevo y sutil placer de vivir, se transformará en una persona más útil y de influencia cada vez mayor”.

En Navidad, Nuestro Señor Jesucristo tiene un especial regalo para usted: Salvación y vida eterna; y Su bendición espiritual, emocional y física. Con fe en su palabra, atrévase a abrirle su corazón, recibir el Espíritu Santo y ser una nueva persona en el Señor. Tenga presente que Él prefirió morir por usted, antes que vivir sin usted; ante este supremo acto de amor, ¿cuál es su respuesta?

[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

En el caso de Solís, la “blancura” no se seguía de su presencia fenotípica (lo es de todas maneras), sino de su propuesta ético-política:

El embajador palestino ante Naciones Unidas, Riyad Mansour, considera que Costa Rica puede jugar un papel en el proceso de paz en Medio Oriente

En 1976 el parque que está al costado norte del Aeropuerto Juan Santamaría en Alajuela se vio engalanado con la colocación en su seno

¿Está usted de acuerdo en que solo un filósofo debe gobernar? ¿No demuestra esto la megalomanía, el delirio de grandeza, de un gremio? ¿Y

En el último número del año pasado del Semanario UNIVERSIDAD (pág. 16), bajo el título de “Costa Rica descuidó 1870 km2 de mar en

La sexualidad no es una afloración ahistórica, es un conjunto de actividades que se enmarcan en intercambios productivos y reproductivos de mercancías y mercados.

El nuevo director del Semanario UNIVERSIDAD, Mauricio Herrera (al centro), anunció que implementará cambios de manera paulatina durante el 2013 y espera verlos reflejados

El pasado 27 de diciembre se cumplieron 500 años de la promulgación de las Leyes de Burgos (LB). Este código ocupa un lugar de
Semanario Universidad