Salud mental ante situaciones de desastre

Este tipo de situaciones producen un incremento de reacciones emocionales intensas. Sin embargo la poca atención otorgada a la salud mental en situaciones de

En una emergencia como sufrida recientemente en la zona atlántica de nuestro país debido a las inundaciones, algunas personas nos preguntamos si la ayuda material será la única necesidad de apoyo que requieren estas poblaciones. ¿Qué sucede con esas personas en el nivel emocional?

Este tipo de situaciones producen un incremento de reacciones emocionales intensas. Sin embargo la poca atención otorgada a la salud mental en situaciones de desastre en nuestro país no permite una rápida identificación de las personas que requieren de un apoyo especial. La experiencia nos indica que el abordaje temprano de los problemas de salud mental es la mejor forma de prevenir trastornos más graves.

Los desastres implican una perturbación psicosocial que excede la capacidad de manejo de las personas, tanto individual como colectivamente. Sin embargo no todos los problemas psicosociales pueden calificarse como enfermedades, la mayoría  de ellos son reacciones “normales” ante situaciones “anormales” de gran significación o impacto, como las que se presentan en una emergencia.

Los efectos de los desastres sobre la salud se manifiestan tanto en lo físico, como en lo emocional y lo social. A lo largo de la historia de la atención de los desastres se ha brindado una intervención más detallada a los aspectos físicos y sociales. Aunque es importante reconocer que en los últimos años ha habido avances en la incorporación del componente de salud mental.

La atención de la salud mental no debe estar focalizada en el evento traumático. Debe buscarse la participación de los diversos actores implicados para equilibrar la integridad psicológica de las personas,  así como sus redes sociales.

El énfasis en el ámbito comunitario no implica dejar de lado el individual y familiar. Se deben generar espacios comunitarios en donde se socialice lo sucedido, de manera que pueda re-elaborar y movilizar recursos para prevenir futuras crisis.

Es importante capacitar a las comunidades para que logren propiciar espacios de apoyo mutuo en los que se logren generar procesos grupales para la autoayuda, la identificación de recursos personales y colectivos que les permitan salir adelante y  disminuir la dependencia externa.

[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

No se han respetado escuelas, mezquitas, casas de habitación, hospitales…  Los bombardeos indiscriminados muestran la dolorosa realidad de una limpieza étnica con  miles de

La Sala IV declaró inconstitucional el acueducto El Coco-Ocotal y la comunidad de Sardinal lo celebra, justo al cumplirse un año de haber levantado

Las grandes asimetrías productivas y serias dudas sobre el control de calidad y sanitario de la producción china, son los principales factores que provocan

Después de mantenerse por varios años sin deudas con el Fondo Monetario Internacional (FMI), Costa Rica explora la posibilidad de adquirir un eventual crédito

Más de un año después de que se celebrara el referendo sobre el Tratado de Libre Comercio (TLC) entre Centroamérica, Estados Unidos y República

La ministra del ramo, María Luisa Ávila, realizó en diciembre pasado una presentación ante gran cantidad de directores de escuela y decanos de la

En el mismo se hacía referencia a la independencia judicial, la estructura organizativa que rige en el Poder judicial de Costa Rica y la

Tras más de un mes de publicada, Alberto Salom, diputado del Partido Acción Ciudadana, y Jorge Arguedas, presidente de la Asociación Nacional de Trabajadores
Semanario Universidad