Sentidos y realidades

Al distorsionarse  esta rápidamente tiende ha hacer incomprensibles las identidades que se articularon como poseedores de significado dentro de ella,  como consecuencia se coloca

El problema mas importante que ha emergido del escenario de crisis estructural capitalista es su efecto sobre los sentidos de ser o identidades particulares existentes dentro de esta sociedad.

Al distorsionarse  esta rápidamente tiende ha hacer incomprensibles las identidades que se articularon como poseedores de significado dentro de ella,  como consecuencia se coloca al ser humano en una situación  dispersión  de sentidos que no nos permite reorganizar esperanzadoramente nuestra existencia, se trata así de una desarticulación superestructural que tiende a agravar la situación material humana al restarle sentido asignable a la existencia concreta y situacional.

Las superestructuras son las regiones de sentido de la realidad histórica, surgidas como artificialidad administrativa institucional conforman un régimen sólido de sentidos de ser;  la desarticulación progresiva del capitalismo  provoca que esta región se enrarezca en sentidos  incoherentes, produciendo una diversificación de los significados que se asignan a los sentidos existentes, por ello  es que hoy ni la  responsabilidad, la libertad, la felicidad significan lo mismo que hace un par de años. 

Al producirse una desarticulación superestructural la conciencia se pervierte a tal grado que la posibilidad de gestar un rango  mínimo de coherencia entre lo conductual y lo intelectual se torna imposible, con ello la realidad histórica no se logra como región comprensible, pues es en el ámbito coherencia conductual e intelectual donde el sujeto cobra conciencia de su identidad.

El ser humano no puede comprometerse con una realidad si esta se torna incompresible, y sin el compromiso humano ninguna realidad perdura por mucho tiempo. La antigua realidad histórica, tan segura como comprensible, sin alternativas que la rivalicen,  ha muerto, la crisis del capitalismo se extiende con rapidez mas allá de lo económico.

Hoy las identidades se dispersan en significados fragmentados, provocando que la cohesión social configurada superestructuralmente por medio de inducción conductas institucionalizadas, desaparezca, así los valores que dignifican al ser humano se hacen  imposibles. Las  fronteras de delimitacion estricta de vicios y virtudes se volatilizan, los imperativos morales se tornan frágiles, la responsabilidad no es ya una exigencia personal; sino  una exigencia de otros que ha de ser vehemente, o de lo contrario el individuo se refugia en la impostura de un simple: “no me acuerdo haber dicho eso”.

En la dialéctica actual de la historia el efecto desarticulador de la crisis sobre el individuo potencia la desarticulación de la sociedad, la crisis estructural se transforma en  superestructural y se visibiliza como institucional, volviéndose entonces crisis integral de la sociedad capitalista. La institución no puede institucionalizar la conciencia, la conducta se torna incoherente  y finalmente pervierte al individuo que conductualmente articula su existencia  dentro de una practica indiferenciadora de vicios y virtudes, el ser humano renuncia entonces a la planificación de su futuro para vivir tan solo el presente, la felicidad se torna situacional y transitoria, pues es incapaz de reconocerse como satisfecho con la realidad que vive.

La podredumbre del cadáver  capitalista ha contaminado la dignidad del ser humano.

[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

La empresa privada, uno de los pilares del capitalismo, depende mucho de dicha herramienta para modificar y adaptar sus estrategias a los cambios constantes

Pero la forma que tienen algunos líderes de sindicatos y de las distintas federaciones de estudiantes de las principales universidades estatales dista mucho de

Sólo en la UCR esto implicaría subejecutar unos ¢2 mil millones, alrededor de un 3% de su presupuesto anual 2009. La respuesta de la

Algunos articulistas con una posición evidentemente conservadora y favorable a dejar las cosas como están, menosprecian el tema, calificándolo de pérdida de tiempo, o

Jorge Torres,  subdirector de la DIS, manifestó en un oficio del 27 de marzo, que “se desconocen los parámetros utilizados anteriormente” para que esa

El posible cierre de la institución fue insinuado por Arias debido a que la Contraloría General de la República no refrendó un contrato suscrito

Como un “monumento narrativo épico” define el escultor Mario Parra el mural de 65 metros de largo y cuatro de alto que construyó en

La vida del Teatro Popular Melico Salazar ha estado marcada por los desastres, el abandono, la reconstrucción y tres inauguraciones.  Pero ahora el tiempo
Semanario Universidad