Sistema de Banca para el Desarrollo en Costa Rica: Desafíos en el siglo XXI

El “Estudio sobre la percepción del Cliente sobre el SBD” resalta la falta de credibilidad dadas  sus malas prácticas administrativas.  El Consejo Rector, aunque

El Sistema de Banca para el Desarrollo (SBD) costarricense tiene una serie de debilidades que actualmente lo hacen ineficiente e inoperante para sus beneficiarios finales. Su gestión institucional se ha caracterizado por “ la ausencia de un proceso de planificación estratégica del SBD que permita orientar de una forma más adecuada los planes operativos institucionales (POI), de los diferentes integrantes y participantes del SBD, entre ellos la Secretaría Técnica y el FINADE” (Informe de Control Interno NO.CI-04-2011).

El “Estudio sobre la percepción del Cliente sobre el SBD” resalta la falta de credibilidad dadas  sus malas prácticas administrativas.  El Consejo Rector, aunque tiene “la potestad de dirección política y administrativa que implica la adopción de políticas generales a implementar y se materializan mediante la promulgación de directrices de acatamiento obligatorio” (Procuraduría General de la República. Opinión Jurídica. OJ-037-97 del 11 de agosto de 1997), en la práctica, está limitado dada la ausencia de planificación estratégica global. La Secretaría Técnica (Dirección Ejecutiva) carece de enfoque estratégico empresarial y arrastra un clima y cultura organizacional permeado por actos de corrupción. En ese sentido, ¿cómo hará realidad el Plan Operativo Institucional 2011-2012 y sus aspectos estratégicos Institucionales?, ¿Cómo hará realidad los Objetivos y Metas Estratégicos Institucionales?, ¿Cómo impactará algo que no tiene planeamiento estratégico en los Usuarios y Beneficiarios (Emprendedores y emprendedoras, Micro, pequeñas y  medianas unidades productivas, Operadores del SBD, Ciudadanía)?  La gestión ética institucional del SBD sigue marcada por la corrupción institucional, irregularidades, contrataciones de personal y elección de proveedores de servicios sin licitación pública y un procedimiento administrativo ordinario de la Contraloría General de la República aún en proceso, en contra de funcionarios que actualmente laboran en el SBD. La evaluación a cuatro años de existencia realizada por la  Comisión Evaluadora del SBD, en su primer informe ha dejado de lado el mandato de la Ley 8634 y ha quedado en deuda en cuanto a su evaluación integral.

Por tal razón, la evaluación realizada deberá ser complementada por otros los informes que cita la Ley 8634: Informe sobre el cumplimiento de las metas y los impactos sociales y económicos alcanzados con los recursos del SBD, Informe sobre el desempeño financiero y la gestión de riesgo del SBD, Informe sobre el acceso de las micro, pequeñas y medianas unidades productivas a los servicios financieros. Hay un desafío enorme en la gestión y asignación de recursos del SBD ya que anualmente el  52% de los Ingresos se va en REMUNERACIONES y un 31.94% en SERVICIOS.  Lo que significa que el 83.94% de los Ingresos se consume en REMUNERACIONES + SERVICIOS.  Es imprescindible, dada la recesión en los mercados internacionales rumbo a una depresión y la situación de crisis de la economía nacional dada la ausencia de plan fiscal, proceder a congelar los salarios, incentivos, beneficios y la contratación de nuevas plazas y a subcontratar lo esencial (Asesoría Legal y Auditoria). En cuanto a la  gestión de proyectos múltiples y ¿dónde hay que colocar los fondos del SBD y en cuál sector económico?, siendo el SBD, un mecanismo para financiar e impulsar proyectos productivos, viables y factibles técnica y económicamente y con sostenibilidad ambiental, acordes con el modelo de desarrollo del país y siendo los beneficiarios micro, pequeñas, medianas empresas, mujeres, minorías étnicas, discapacitados, jóvenes emprendedores, asociaciones de desarrollado, cooperativas, zonas de menor desarrollo relativo, fundaciones, ONG y organizaciones productores, el SBD debería canalizar sus esfuerzos y recursos enfocando en el  70%  del  PIB que significan empresas de Servicios. Allí, es donde hay que colocar el crédito, avales, garantías y capital semilla. Por último, es importante que los actuales miembros de la Asamblea Legislativa y el Poder Ejecutivo, que están en proceso de reformar la Ley 8634 procedan a eliminar la Secretaria Técnica y su estructura administrativa burocrática, ineficiente y permeada de corrupción institucional y transferir el rol (funciones y responsabilidades) de la Secretaria Técnica y Dirección Ejecutiva a un Banco Estatal (BNCR, BCR, BCAC) de manera similar a como ya lo hacen con los fideicomisos que conforman el SBD en Costa Rica.

[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

El Instituto Nacional de Vivienda y Urbanismo (INVU) propone construir dos nuevas carreteras que rodeen el borde norte y sur de la Gran Área

Un grupo comunal, liderado por el profesor universitario y escritor Adriano Corrales Arias, promueve una iniciativa para crear la Casa Cultural de San Pedro

Durante el año 2011 en Costa Rica se registraron más de 2000 sismos, de los cuales 96 fueron reportados como sentidos por la población,

Como un “hermoso reconocimiento al trabajo colectivo”, calificó Ana Xóchitl Alarcón, directora del Canal 15 de la Universidad de Costa Rica (UCR), la designación

El Código de la Niñez y la Adolescencia vino de manera significativa -en el año 1998-  a ponerse a tono con la normativa internacional,

Una investigación del Centro Centroamericano de Población de la Universidad de Costa Rica (UCR), elaborado por la economista Marcela Román Forastelli, vincula los fallos

El gasto público del gobierno general orientado a la inversión de la población infantil ha crecido en los últimos años, de acuerdo con una

El historiador Iván Molina Jiménez publicó en los días finales de diciembre un texto denominado “Militantes de la memoria” (La Nación, 27-12-2011). Su lectura
Semanario Universidad