Sobre el estatuto epistemológico de la Bioética

¿A qué nos referimos cuando hablamos del estatuto epistemológico de la Bioética o sobre epistemología de la Bioética? Los usos equívocos de los conceptos

¿A qué nos referimos cuando hablamos del estatuto epistemológico de la Bioética o sobre epistemología de la Bioética? Los usos equívocos de los conceptos bioética, ética y epistemología contribuyen a la falta de claridad de esta disciplina.

El lenguaje académico puede servir para mostrar la erudición inquisitiva del investigador, pero no necesariamente para orientar al lector. La cultura práctica es necesaria. Ofrecer las bases epistemológicas de la Bioética va más allá de una arqueología de las ideas. Algunos buscan afanosamente en los antiguos textos las bases de la Bioética actual. La falsa hermenéutica contribuye a la abundancia de palabras innecesarias, pero no a abordar el problema concreto en cuestión.

La Bioética es un asunto de este tiempo. El mismo Van Rensselaer Potter (1911-2001) no pudo prever sus alcances ni trazar con claridad un planteamiento epistemológico. Su planteamiento obedecía más una acción política, a una moral práctica, o bien, según Gustavo Bueno, a un sistema de acciones para la supervivencia. La Bioética  va construyendo su epistemología a posteriori, al compás de los aciertos y las carencias metodológicas. Por esa razón, buscarle fundamentos en el pasado carece de sentido. Es una racionalidad que se construye hoy. Demarcar el campo de acción epistemológico de la Bioética puede contribuir a una mejor comprensión y  práctica de esta.

Hasta hoy no existe una clara delimitación de lo que se debe entender por Bioética. Parece que existen muchas bioéticas según el paradigma epistémico que cada autor sostenga. Considérense los  siguientes ejemplos de lo que  sería Bioética: la  Bioética es una ciencia fáctica, porque trata de hechos de la vida; la Bioética es una subdisciplina de la ciencia ética; la Bioética es una reflexión ética sobre los problemas de la vida en general; la Bioética es ética aplicada a los problemas biomédicos; la Bioética es una disciplina científica con preocupaciones e implicaciones éticas…

Parece que el estatuto epistemológico de la Bioética está dado por el paradigma teórico de una disciplina o ciencia en particular. Cada una entendería la Bioética a partir de sus presupuestos teóricos fundamentales. Este zambrote le  otorga a la Bioética una carencia de autonomía y de metodología, y, posiblemente, una carencia de objeto material de estudio. La Bioética así caminaría en orfandad.

Una disciplina no puede carecer de autonomía, método y objeto de estudio. El no contar con un marco epistémico definido la hace dependiente de otros saberes. Si la Bioética es vista como una ética aplicada, estará sujeta al marco metodológico de la Filosofía, en tanto la Ética es parte de la Filosofía. De igual forma si la Bioética es vista como parte de las ciencias médicas, encontrará apoyo en el método clínico; si es vista como parte del Derecho,  la Bioética deviene en un instrumento normativo más (con vinculación jurídica); si es vista como parte de la Teología confesional…;  y así sucesivamente con otros saberes.

Por otra parte, caemos en un ingenuo cientificismo al intentar positivar la Bioética. Esta no adquiere membrecía en el salón de la “Verdad” porque sea llamada “Ciencia”. Es un cándido error considerar que una disciplina adquiere únicamente estatuto de validez por estar enmarcada  en esta lógica productiva.

El estatuto epistemológico de la Bioética no puede demarcarse únicamente en las antípodas de esa unicidad de la ciencia. No todas las ciencias son iguales ni tienen por qué cumplir con los mismos requisitos para que sean etiquetadas como tales. Esto obliga a pensar en el tipo de racionalidad ética y epistemológica que dan estatuto de validez a los enunciados bioéticos. Esto es, la Bioética como disciplina requiere aclarar antes su marco epistémico, cómo produce y legitima conocimiento objetivo, y por otra parte, aclarar su marco axiológico, el fundamento ético para justificar su campo de acción moral.

La Bioética va más allá del principialismo, y no puede reducirse tampoco a cuestiones jurídicas ni teológicas. La racionalidad bioética es fundamental para la práctica objetiva de esta disciplina. De ahí que la Bioética requiera de una reconceptualización de su marco epistémico y axiológico. La construcción de una epistemología y de una axiología de la Bioética es una tarea que se tiene por delante, a la cual hay que enfocarse rigurosamente.

[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

Médicos palestinos del hospital Khan Yunis miran los cadáveres de víctimas asesinadas en la madrugada del 29 de julio en bombardeos israelíes. (Foto: AFP)Jabaliya,

Es obvio que se debe buscar una mezcla óptima de fuentes no renovables y renovables en la construcción de la matriz de oferta de

¿A qué nos referimos cuando hablamos del estatuto epistemológico de la Bioética o sobre epistemología de la Bioética? Los usos equívocos de los conceptos

Hay muchos tipos de grafiti; mejor dicho, hay personas que realizan lo que se da en llamar grafiti, que son mensajes anónimos, generalmente hechos

Edgardo Araya, legislador del Frente Amplio. (Foto: Katya Alvarado)−Por la forma en que se ve. Sabía que los medios hegemónicos de comunicación de

Contaba Roberto que fue muy amigo de Juan Sisay, el indígena más notorio de Santiago Atitlán; con él se dio a conocer en la

Platón insiste en que la educación hacia lo humano debe iniciarse en la lenta disciplina de los sentidos, o como dice él: tà erotiká.

Uno de los grandes méritos de William Shakespeare es el magnífico retrato que hace en sus obras del poder y los conflictos humanos que
Semanario Universidad