Sobre la inversión del gobierno chino y los cambios de paradigma…caso ruta 32

Dicen los ilustrados  que el 6 de abril del 2014 más de un millón de ticos votamos por el cambio. Pero, ¿cómo se come

Dicen los ilustrados  que el 6 de abril del 2014 más de un millón de ticos votamos por el cambio. Pero, ¿cómo se come eso del “cambio”? Me imagino que cada quién deseaba o tenía su propia visión sobre el tipo de cambio o cambios que le urgían. Cambios relacionados con la situación de la corrupción de políticos funcionarios públicos y empresarios; cambios en cuanto a la distribución de la riqueza; cambios en cuanto a la hipocresía de programas de gobierno, que dicen hacer una cosa y terminan favoreciendo intereses particulares, etc., etc. Yo y algunos de mis colegas ecologistas, también esperábamos (¿esperamos?) cambios estructurales profundos en los  paradigmas del desarrollo que nos permitieran, de manera honesta, acercarnos a lo que del ecologismo se ha denominado una sociedad sustentable.

Por esto duele ver que ciertas discusiones se mantienen intactas, como si nos mantuviéramos en la  continuidad de gobiernos pasados. Tal es el caso de la propuesta de financiar la ampliación de la ruta 32,  ligada a la construcción de una refinería presentada al Gobierno de la República Popular China.

El caso de la refinería es de por sí ya demasiado torpe. Por supuesto que todos los países con petróleo tienen como meta  refinar su propio petróleo. Si no la han alcanzado aún, lo harán en algún momento. Es una parte fundamental del juego: darle valor agregado a su materia prima. ¿A quién entonces le vamos a comprar petróleo crudo en un futuro cercano? ¿O es que hay gato encerrado y existe interés de crear la demanda, para luego justificar la extracción del petróleo que dicen hay en nuestro subsuelo con todas las calamidades que eso implica?

El caso de la ampliación de la ruta 32 es algo más de lo mismo: seguir subvencionando la economía del petróleo. Seguir subvencionando el paso de miles de furgones ineficientes para arriba y para abajo de esa ruta. Por supuesto esa subvención tiene una lógica: algunas pocas empresas muy  rentables que controlan ese flujo, han movido desde hace mas de tres décadas los hilos del poder para facilitar esa situación.

¿Hay alternativa? Bueno, de eso se trata el cambio: de soñar, de construir, de empujar alternativas. Y una de estas alternativas definitivamente tiene que ver con el rescate, la recuperación y modernización del tren al Atlántico. Sueño y obra magnífica que gestaron nuestros antepasados a finales del siglo XIX y que fue abandonado a finales del siglo XX, justamente siguiendo el consejo de los  intereses oscuros que hay detrás del trasporte por carretera. De otra manera no se entiende cómo un país abandona un sistema de trasporte altamente eficiente y se da el lujo de no modernizarlo y adecuarlo a la época.

El tren es hoy en día, después de la navegación, el medio más eficiente de transporte. Una sola máquina puede halar los furgones que pasan en un  día por la ruta 32. La velocidad no importa, se compensa con la cantidad de carga halada o empujada. Y además se hace aprovechando fuentes de energía renovable.

De esta manera, es urgente que el nuevo Gobierno cumpla sus promesas de campaña, se ponga  las pilas y le dé  viaje al cambio. Que le proponga a los señores de la RPC que nos financien un nuevo paradigma de desarrollo, donde las necesidades de transporte las cubramos con un tren sustentado con energía proveniente de fuentes renovables!!!

[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

Contaba Roberto que fue muy amigo de Juan Sisay, el indígena más notorio de Santiago Atitlán; con él se dio a conocer en la

Gaza hoy se desangra por la despiadada ofensiva militar de Israel, con el silencio e indiferencia de la mal llamada “comunidad internacional” de naciones

Hay muchos tipos de grafiti; mejor dicho, hay personas que realizan lo que se da en llamar grafiti, que son mensajes anónimos, generalmente hechos

Ante los jueces de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), el presidente costarricense Luis Guillermo Solís y diplomáticos, académicos y

María del Rocío Sáenz aseguró que el sistema de seguridad social tendrá que enfrentarse a un proceso de reforma, adecuarse a la nueva realidad

Lo que queda de la política de la Guerra Fría es el embargo y Obama no ha hecho nada para tratar de levantarlo, criticó

Uno de los grandes méritos de William Shakespeare es el magnífico retrato que hace en sus obras del poder y los conflictos humanos que

Patricia Mora, diputada y presidenta del Frente Amplio. (Foto: Katya Alvarado)Patricia Mora, presidenta del Frente Amplio, defiende el gesto de solidaridad con los sandinistas,
Semanario Universidad