TLC: el negocio del imperio

Algunos de estos intereses como los relativos a la seguridad (nacional e internacional) no quedan explicitados en el convenio; sin embargo, el Gobierno norteamericano

La política norteamericana que promociona los TLC tiene por finalidad comprometer a los países firmantes de manera bilateral, evitando así los compromisos globales que resultan de los acuerdos multilaterales, como por ejemplo, los que resultan de la OMC.  Detrás de cada TLC. se juegan muchos intereses ( geopolíticos, económicos, financieros, militares, etc), de los cuales,  una minoría de personas y empresas concentran la mayor cuota de riqueza y poder estratégico. Incluso como todos sabemos, Mr Bush y algunos de sus principales colaboradores forman parte de estos poderosos grupos, por lo cual no es de extrañar, igual que ocurre en nuestro país, que muchas de las acciones del Estado queden supeditadas a sus intereses personales. Esta ha sido, es y será la dinámica del capitalismo salvaje.

Algunos de estos intereses como los relativos a la seguridad (nacional e internacional) no quedan explicitados en el convenio; sin embargo, el Gobierno norteamericano los hace valer cuando sea necesario, para lo cual cuentan  no solo con el poder real, sino que tiene además un arsenal de leyes, de instrumentos jurídicos y de recursos, que le permiten proteger los intereses estadounidenses de manera  unilateral.

No podemos ser tan ingenuos para pensar que con los TLC el país saldrá del subdesarrollo, o que la pobreza disminuirá sustancialmente o que las fuentes de trabajo aumentarán de la noche a la mañana. Detrás de los TLC se visualiza el poder imperial, que con sus acciones múltiples logra sujetar (o dominar) de manera institucionalizada a la mayor parte de los países en vías de desarrollo. Los Estados Unidos es un «imperio sui géneris» en palabras de Enrique Krause, porque al comerciar con los países vencidos (en la guerra como es el caso de Irak),  siempre saca ventaja. Pero, los Estados Unidos no solo sacan ventajas en situaciones de conflicto, sino con mayor extensión en las situaciones normales o de paz, pues precisamente en este contexto, es cuando tienen necesidad de utilizar los mecanismos convencionales e institucionalizar el dominio y los compromisos con las políticas norteamericanas.

Dichos intereses estratégicos son por lo general  «externos» al  tratado mismo y constituyen una red poderosa que se vincula estructuralmente al gobierno norteamericano y orientan sus acciones, a veces de manera formal-institucional otras veces informalmente. Estos poderosos grupos son los principales dueños o accionistas de la industria militar, del petróleo, de las  transnacionales, grupos de las mafias, etc. En estos procesos de negociación los principales dirigentes y gobernantes  nacionales y sus principales asesores, se engranan en dicha red como una especie de anillo periférico que abastece a la potencia con el conocimiento local y sirven de vínculo intermediario con los grupos nacionales que concentran la mayor parte de la riqueza y del poder político.

Esto explica por qué en Costa Rica los defensores naturales del TLC son los principales dueños o accionistas de la gran industria, los grandes comerciantes (incluyendo a las importadoras de granos en gran escala), el sector financiero y de servicios (bancos privados especialmente) y los altos dirigentes de partidos y gobernantes, los cuales constituyen la red principal de los intereses nacionales,  que se encargan de enlazar y legitimar las relaciones entre la potencia y nuestros países.

En este contexto, algunos consideramos que es patriótico, oponerse a la aprobación del TLC hasta tanto no se incluyan los mecanismos necesarios que garanticen a nuestro país su soberanía y  que corrijan y compensen las enormes diferencias en que se encuentran la mayor parte de los grupos productivos nacionales, especialmente los pequeños y medianos productores y agricultores.

[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

No es una historia original en América Latina, pero en nuestro país no se veía desde los tiempos de CODESA. Al son de un

Ecodesarrollo Papagayo ha dado en concesión más de 1.000 hectáreas  alrededor de Bahía Culebra y del Golfo de Papagayo.Nuevamente el proyecto turístico Ecodesarrollo Papagayo,

En una actividad celebrada el pasado 29 de enero, el Gobierno explicó con euforia los logros alcanzados en el TLC con Estados Unidos. "La

La Dra. Lizbeth Salazar Sánchez recibirá el próximo 3 de mayo el premio Clodomiro Picado. Una reciente investigación de la Dra. Lizbeth Salazar Sánchez,

José Antonio Araya explicó el funcionamiento del equipo con que se desarrolla la investigación de multicapas. Desarrollar experimentos científicos avanzados, así como la tecnología

Algunos de estos intereses como los relativos a la seguridad (nacional e internacional) no quedan explicitados en el convenio; sin embargo, el Gobierno norteamericano

Con vehemencia asegura que nunca hubiera mandado a asesinar al periodista Parmenio Medina para "salvarle el pellejo a la Iglesia Católica" Después de

El segundo fundamento del señor Pacheco es el de la "embarcada". Por este criterio se está siempre "en situación", pero nunca se es responsable
Semanario Universidad