Un embarazo hacia la ventura

Actualmente muchas son las estudiantes en secundaria embarazadas. A lo mejor, alguna esté leyendo hoy este artículo, con un poco de temor de ser

Actualmente muchas son las estudiantes en secundaria embarazadas. A lo mejor, alguna esté leyendo hoy este artículo, con un poco de temor de ser señalada o que sea nominado su embarazo como una desgracia.

¿Culpables? Desde la misma Constitución que nos reafirma o impone una religión dentro del Estado, hasta el MEP en su complicidad con guías sexuales poco pragmáticas a la realidad costarricense.

Sin olvidar, que un embarazo durante la etapa adolescente acarrea mayores riesgos por la inmadurez biológica, la no preparación emocional, sin ahondar en el enorme impacto para la joven y ese niño, ya sea por su dependencia o su inestabilidad económica.

Comparto y acuso, sin duda alguna, a esas instituciones; como decimos algunos ticos: “hay mucha tela que cortar”, pero no todo es una desgracia…hay esperanza.

Una guía y apoyo a tiempo puede lograr que esta joven madure, trabaje, siga estudiando y logre ser una excelente madre. ¿Difícil? Por supuesto; es una tarea que no terminará, pero si ella lo cree, será una gran estudiante.

Y no lo escribo por escribir, ni porque lo he visto en mis estudiantes; hoy, soy docente, ayer, también fui una estudiante embarazada, con una madre ya fallecida y un padre enfermo en etapa terminal (o sea, sin depender de mis padres), la cual, estudió y trabajó de manera honrada (no busqué dinero “fácil”). Hoy, soy madre de una mujer adolescente, excelentes promedios, que es una hija feliz, que sí sonríe y con muchas esperanzas en su futuro. No generalicemos, no borremos las esperanzas.

Sí, un embarazo que ocurrió, y no como lo define don Edwin, como ese embarazo por desgracia. Fue un embarazo que me llevó a la ventura, y lo cierto, lo que tal vez sí le debatiría es sobre ser una persona cuerda, porque sí creo que ese embarazo fue obra de Dios.

 

[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

Mujer bribi mostrando bolsos de pita y burío, Talamanca, 1984. (Fotografía: Fernando González Vásquez, cortesía de Archivo Nacional)Cuando los españoles arribaron a este territorio

“Gracias Dios, por hacerme Tico”. Esta es una frase que escuché a uno de los tantos aficionados ticos presentes en el mundial Brasil 2014.

Rescatar las tradiciones y la cultura de la Zona Sur-Sur del país mediante presentaciones de baile típico es el objetivo que se han propuesto

Los costarricenses en Copacabana vivieron casi como locales el último juego de la Selección en Brasil. (Foto: Javier Córdoba)Era difícil no llorar, pero muy

Antes del partido de este sábado por el tercer lugar de la Copa del Mundo Brasil 2014, había quedado claro de parte de los

En la madrugada del 12 de julio de 2005, una parte del Hospital Calderón Guardia se incendió.  Los reportes fueron desgarradores: hubo 22 víctimas,

Algunos baños carecen hasta de dispensadores, los cuales han sido robados y hasta la fecha no han sido repuestos. (Foto: Terence Chau)La falta de

En los últimos años, los estudios literarios costarricenses han desarrollado un interés por el análisis de la literatura de corte homoerótico; aunque no son
Semanario Universidad