Un país de paz… con nada que aprender

Un lugar donde últimamente escasea la humildad y abunda la soberbia, porque nada tenemos que aprender de la paz que sigue naciendo en cada

Muerte y persecución a las “bases de paz” en la tierra pacifista del planeta, la linda Costa Rica, según su mandatario “el país más pacífico del mundo”.

Un lugar donde últimamente escasea la humildad y abunda la soberbia, porque nada tenemos que aprender de la paz que sigue naciendo en cada discurso, un disfraz de buen pastor que diluye lo bélico de la oratoria oficial. Porque la paz es mucho más que la ausencia de guerra.

Recordemos entonces, que esta tierra no es tan pacífica como proclaman sus gobernantes. Costa Rica formó parte, sin ni siquiera tener ejército, de la coalición invasora del pueblo de Iraq en el 2002. Tengamos presente que en las tierras ticas se importaron sólo en el 2003 más de $1.6 millones en armamento, lo que nos hizo el mayor importador per cápita de Centroamérica de ese año,  según un informe del PNUD (Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo) publicado en el 2005.
Considerado “herrero”, el ganador tico del desprestigiado Premio Nobel de la Paz declaró ante la ONU que son  “ofensas a la condición humana” el aumento en el comercio internacional y la producción de armas en el mundo; pero una vez más con el “cuchillo de palo en casa” sigue cayendo en las contradicciones de su Gobierno al olvidar que él aprobó el CAFTA, el cual contiene en el anexo 3.3 temas relacionados a la importación y fabricación de armas o el decreto ejecutivo N° 33240-S declarado inconstitucional que también regulaba esta actividad en Costa Rica. Además olvida el «decreto de armas prohibidas» (34850-MSP), el cual autoriza a policías el uso de armas de grueso calibre en circunstancias excepcionales. Pero ¿quién limita el universo de estas excepciones circunstanciales, será tal vez el mismo que firmó el decreto, y para qué alto calibre, si estamos en el “país más pacífico del mundo” ?
¿Será que el paraíso de paz duerme intranquilo, por la guerra en las calles, donde siguen muriendo inocentes a manos de delincuentes, traficantes, psicópatas y sicarios? Tiquicia se ha convertido en un lugar donde se reprime en vez de educar, con redadas en colegios. Vivimos en una constante guerra contra la naturaleza: minas de cielo abierto, mares contaminados, privatización de parques nacionales, aleteos, reducción de reservas naturales, más cemento y menos bosques. Guerra en los hogares donde día a día mujeres pierden la vida a manos de su “amor”, familias enteras asesinadas por su propio padre, violaciones y asaltos en todos los estratos.
Costa Rica es un país donde manda el crimen de cuello blanco y de grandes billeteras custodiadas por poli-gorilas secretos que se esconden bajo las sombras del poder. Al Caribe no lo han querido ver durante demasiado tiempo, ni al resto del territorio nacional donde crece la violencia, la cantidad de indigentes y los índices de desigualdad social, los cuales en los últimos 15 años se han incrementado en mayor medida que en el resto de Centroamérica. Esta es una tierra donde el racismo y la discriminación se convierten en chistes y bromas. Un país donde es mejor ver mejengas y chismes, que realidades y soluciones.

Sigamos durmiendo sin recordar ni aprender, seamos el pueblo lleno de miedos infundados, manipulados por los medios de desinformación que satanizan a sus monstruos sur-comunistas, que tiran fuego por los ojos y comen niños mientras marchan sus ejércitos nucleares hacia la invasión de la pacífica, orgullosa y sin memoria “Suiza centroamericana”. 
¿Un país de paz? No existe, se omitió,  lo perdí,  o sinceramente “no me acuerdo, señor juez”.

 

[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

Quince estudiantes ya tienen asegurado su cupo para estudiar la carrera que deseen en la Universidad de Costa Rica (UCR). Todos ellos fueron premiados

Sintéticamente, es el reconocimiento que hace la doctrina jurídica respecto de los remedios que el Estado debe ofrecer al ciudadano frente al drama de

No encontré un título más oportuno para comentar la crisis del fútbol costarricense, después de que Uruguay nos puso la sepultura para quedar eliminados

La candidata del Partido Liberación Nacional (PLN) Laura Chinchilla, a través de su jefe de prensa Carlos Roverssi, envió una aclaración sobre la publicación

Hay una tendencia mundial a endurecer las leyes de propiedad intelectual, llevando su protección a extremos absurdos e irracionales que atentan contra derechos humanos

Nuevamente pueden haber apagones en el futuro como los que hubo en el 2007 por cambios climáticos, si no se hacen las inversiones necesarias

Si ya de por sí el agua es un bien escaso en las comunidades costeras de Puerto Soley y Colonia Gil Tablada Corea –en

Desde luego que la entonces ministra Karla González, no tenía tiempo ni disposición de ánimo para hacer caso a todos los ingenieros del mundo,
Semanario Universidad