“Un producto riesgoso”

Esta definición emanada del representante de la British American Tobacco con ocasión del Seminario sobre la Responsabilidad Social en los Negocios: La Experiencia

Esta definición emanada del representante de la British American Tobacco con ocasión del Seminario sobre la Responsabilidad Social en los Negocios: La Experiencia Británica, del cual participé en el año 2010 en nuestro país, vuelve hoy a mi mente con ocasión de la muerte a sus 55 años de un estimado amigo, a consecuencia del vicio que le llevó a tan fatal desenlace.

Pero ahora asume especial interés al ver la lucha que aún se libra en la Asamblea Nacional sobre la imposición de mayores tributos a esta actividad, que claro no es simplemente la venta de un producto riesgoso como se dice, sino de uno que simple y llanamente MATA, salvo que por disposición divina le llegue al fumador de otra manera su muerte.

No son pocos los casos como el que le tocó sufrir a esta familia costarricense que tuvo que ver a su padre agonizando durante semanas y fallecer a los cincuenta y cinco años por males generados tras largos años de adicción a este producto “riesgoso”.

Que si deben pagar impuesto, claro que sí, pero el tema no debe limitarse a ello, deben asumir estas compañías su responsabilidad social de manera efectiva, por eso no basta con pedirles un impuesto más elevado que en ultima instancia será trasladado al fumador, sino que se les debe instar u obligar con Potestad de Imperio, a cumplir su responsabilidad objetiva, tanto con el enfermo como con la sociedad. Sabemos de la agonía que sufren los enfermos, sabemos de dolor que sufren sus familias, sabemos de los costos que asume la sociedad, no solo en la atención de los pacientes, sino al ver como personas productivas terminan postrados en sus lechos.

Dentro de lo que conocemos como Derechos de Daños, encontramos suficiente fundamento jurídico para no solo pedir una indemnización de daños y perjuicios a los productores y mercaderes de estos productos riesgosos, sino además para legislar con la rigurosidad necesaria para que asuman los costos por Daños, Perjuicios, Daño Moral y Daño Social, entendido este como afectación tanto al sistema de salud como a la productividad nacional.

Por eso, siendo que al menos aceptan que su producto es riesgo, sería una clara muestra de su efectiva responsabilidad social el que asumieran su deber de cubrir los costos, tan siquiera económicos, directos e indirectos que hasta hoy han asumido los pacientes, sus familias y la sociedad.

[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

La Organización de Naciones Unidas (ONU) está políticamente desfasada, al mantener  el derecho al veto de algunas naciones, principio que a duras penas se

Con 169 empleados, a la DIS se le asignan ¢2.901.873 millones, el 32% del presupuesto del Ministerio de la Presidencia (Foto: archivo).Los ¢2.900 millones

Un acuerdo emitido por el Consejo Universitario de la Universidad de Costa Rica (UCR) promoverá el uso de programas informáticos (software) abiertos (sin costo

Algunos han dicho con benevolencia que, al acordar con el Gobierno reducir en el proyecto el impuesto al valor agregado para la salud y

No es un secreto que los procesos electorales en la UCR se preparan con más tiempo que el designado por el Tribunal Electoral Universitario

En un nuevo comentario en el Semanario UNIVERSIDAD (14-9-2011), el profesor Jaime Robert, al defender el proyecto que ampliaría los derechos de los funcionarios

Al analizar la solicitud que hiciera a la Contraloría General de la República el alcalde Johnny Araya, para que se le autorizara realizar una

Para todos aquellos a los que les apasionan los cortometrajes, del 7 al 9 de octubre, será el Festival Internacional Shnit en la Sala
Semanario Universidad