¿Vos eres estudiante o trabajador estudiante?

Parece ser que la Universidad de Costa Rica no sabe que dentro de su gran cantidad de alumnos, se encuentra una población con determinadas

La Universidad de Costa Rica es conocida como uno de los agentes de movilidad social más importantes del país; con un celebrado y polémico sistema de becas, un hermoso campus, con gran cantidad de áreas verdes, estructuras en buen estado (no todas,  el edificio de Ciencias Sociales constituye un peligro real, esperamos pronta solución),  la mejor calidad en educación en todos los campos, los profesores y profesoras más destacados no solo en Costa Rica, sino en Centro y Latinoamérica. A simple vista parece un paraíso para cualquier “estudiante”, pero: ¿Qué sucede con la minoría que lamentablemente no es solo estudiante?

Parece ser que la Universidad de Costa Rica no sabe que dentro de su gran cantidad de alumnos, se encuentra una población con determinadas características; una en especial, trabaja a tiempo completo, dícese de  ocho horas diarias, seis días a la semana; suena fácil hacerlo, muchos lo hacen a diario durante toda su vida,  pero estudiar en una de las universidades más calificadas de la región, y trabajar para el mundo capitalista, insisto, no en el mundo capitalista, “para” el mundo capitalista,  puede convertirse en un infierno, claro, si es que primero se consigue horario para iniciar ese infierno siquiera, ya que la estructura burguesa de la universidad deja de lado a los estudiantes que no estudiamos a tiempo completo, y  no por gusto cabe señalar, más bien por necesidad,  somos primero trabajadores y luego estudiantes, y aún así, nos vemos obligados a llevar doce créditos o más, para al menos poder aspirar a una beca, lo cual termina dejándonos fuera del sistema de becas, o con colapsos nerviosos por exceso de presión, ya que manejar la presión de digamos, cuatro cursos y un empleador, termina haciendo explotar  las cabezas de los y las compañeras que laboramos y estudiamos.

La dificultad de conseguir horarios apropiados para estudiar es abrumadora; cada inicio de semestre una importante cantidad de estudiantes se rompe en miles de pedazos, al descubrir que sus carreras universitarias quedarán de nuevo relegadas a sus empleos, su graduación se atrasará un año más, gracias a los horarios discriminatorios, hechos para estudiantes que pueden mantenerse solo con sus becas (cosa casi irreal, pero se dice que es posible) o que son mantenidos por su padre y o madre; y al final, quienes debemos madrugar  todos y cada uno de los siete días de la semana para ganar el pan para nosotros y nuestras familias, debemos conformarnos con un curso o dos renunciando a la posibilidad de una beca, o simplemente colapsar ante la presión de llevar los créditos exigidos y laborar para una empresa que no nos valora.

Por no mencionar la imposibilidad de los trabajadores estudiantes para realizar horas beca, que a mi humilde parecer -no están mal del todo- solo son algo irreales y descontextualizadas.

En síntesis lectores, no sé si serán estudiantes,  o trabajadores estudiantes; si son solo estudiantes los envidio, y no los juzgo, y si son trabajadores estudiantes los invito a expresar su inconformidad, mediante los medios que por fortuna la misma Universidad de Costa Rica nos presta, como este Semanario.

[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

El medio Oriente y el Norte de África en el siglo XXIEnsayo sobre las dicotomías y las protestas popularesRoberto Marín GuzmánEUCR230 pgsQuienes hayan leído

La presidenta Laura Chinchilla perdió 15.6% de popularidad como figura política en los últimos dos años, según reveló la Encuesta Estructuras de Opinión Pública,

Parece ser que la Universidad de Costa Rica no sabe que dentro de su gran cantidad de alumnos, se encuentra una población con determinadas

Un verdadero ambiente de locura se vivió al atardecer del domingo en el Proyecto Gol de la Federación Costarricense de Fútbol  tras el arribo

Un empate le bastará al Herediano en sus dos partidos pendientes del campeonato como visita, ante San Carlos y Pérez Zeledón, para amarrar el

La Secretaría Técnica Nacional Ambiental (SETENA) le puso final al proyecto de granjas atuneras en punta Banco, en la zona sur del país, después

El  objetivo primario de  la empresa capitalista es generar beneficios para que su propietario acumule más capital. Puede tener muchos objetivos adicionales o secundarios,

Día lluvioso en buena parte de España, preludio de la tormenta electoral, decía un diario español al iniciarse la corta campaña que culmina el
Semanario Universidad