¿Vos eres estudiante o trabajador estudiante?

Parece ser que la Universidad de Costa Rica no sabe que dentro de su gran cantidad de alumnos, se encuentra una población con determinadas

La Universidad de Costa Rica es conocida como uno de los agentes de movilidad social más importantes del país; con un celebrado y polémico sistema de becas, un hermoso campus, con gran cantidad de áreas verdes, estructuras en buen estado (no todas,  el edificio de Ciencias Sociales constituye un peligro real, esperamos pronta solución),  la mejor calidad en educación en todos los campos, los profesores y profesoras más destacados no solo en Costa Rica, sino en Centro y Latinoamérica. A simple vista parece un paraíso para cualquier “estudiante”, pero: ¿Qué sucede con la minoría que lamentablemente no es solo estudiante?

Parece ser que la Universidad de Costa Rica no sabe que dentro de su gran cantidad de alumnos, se encuentra una población con determinadas características; una en especial, trabaja a tiempo completo, dícese de  ocho horas diarias, seis días a la semana; suena fácil hacerlo, muchos lo hacen a diario durante toda su vida,  pero estudiar en una de las universidades más calificadas de la región, y trabajar para el mundo capitalista, insisto, no en el mundo capitalista, “para” el mundo capitalista,  puede convertirse en un infierno, claro, si es que primero se consigue horario para iniciar ese infierno siquiera, ya que la estructura burguesa de la universidad deja de lado a los estudiantes que no estudiamos a tiempo completo, y  no por gusto cabe señalar, más bien por necesidad,  somos primero trabajadores y luego estudiantes, y aún así, nos vemos obligados a llevar doce créditos o más, para al menos poder aspirar a una beca, lo cual termina dejándonos fuera del sistema de becas, o con colapsos nerviosos por exceso de presión, ya que manejar la presión de digamos, cuatro cursos y un empleador, termina haciendo explotar  las cabezas de los y las compañeras que laboramos y estudiamos.

La dificultad de conseguir horarios apropiados para estudiar es abrumadora; cada inicio de semestre una importante cantidad de estudiantes se rompe en miles de pedazos, al descubrir que sus carreras universitarias quedarán de nuevo relegadas a sus empleos, su graduación se atrasará un año más, gracias a los horarios discriminatorios, hechos para estudiantes que pueden mantenerse solo con sus becas (cosa casi irreal, pero se dice que es posible) o que son mantenidos por su padre y o madre; y al final, quienes debemos madrugar  todos y cada uno de los siete días de la semana para ganar el pan para nosotros y nuestras familias, debemos conformarnos con un curso o dos renunciando a la posibilidad de una beca, o simplemente colapsar ante la presión de llevar los créditos exigidos y laborar para una empresa que no nos valora.

Por no mencionar la imposibilidad de los trabajadores estudiantes para realizar horas beca, que a mi humilde parecer -no están mal del todo- solo son algo irreales y descontextualizadas.

En síntesis lectores, no sé si serán estudiantes,  o trabajadores estudiantes; si son solo estudiantes los envidio, y no los juzgo, y si son trabajadores estudiantes los invito a expresar su inconformidad, mediante los medios que por fortuna la misma Universidad de Costa Rica nos presta, como este Semanario.

[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

La filtración del borrador del proyecto de sentencia de la Sala Primera, en el cual aparentemente se confirmaba la resolución que impedía la explotación

A partir del año entrante, la Escuela de Artes Musicales de la Universidad de Costa Rica (UCR) ofrecerá “Fusión Acústica”, un espacio de conciertos

En su más reciente comentario en el Semanario Universidad (2-11-2011), el profesor Jaime Robert reconoce que, al intentar justificar –con base en el artículo

En las instituciones públicas y privadas de Costa Rica el hostigamiento o acoso laboral es más frecuente de lo que trasciende, principalmente en sectores

A la memoria de Luis Alberto Jaén MartínezEl que lo hubiera hecho en su condición de inspector de trabajo, en una decidida y tenaz

La Secretaría Técnica Nacional Ambiental (SETENA) le puso final al proyecto de granjas atuneras en punta Banco, en la zona sur del país, después

En las librerías, las secciones de libros infantiles suelen ser un espacio colorido y alegre. Las estanterías de libros para niños están llenas de

300Rafael Cuevas M.NovelaEUNA2011157 pgs.Con esta, su octava novela publicada, Rafael Cuevas Molina ganó el certamen UNA-Palabra 2010. Además de novelas, Cuevas ha publicado un
Semanario Universidad