Walter Biemel (1918-2015), en memoria

Una pérdida sensible acontece en el mundo académico, especialmente para la tradición fenomenológica, me refiero al fallecimiento de Walter Biemel

Una pérdida sensible acontece en el mundo académico, especialmente para la tradición fenomenológica, me refiero al fallecimiento de Walter Biemel, el 6 de marzo del 2015, justamente el día que se da la apertura oficial de la exhibición “From Ashes to Archives”, a propósito de la historia de los archivos husserlianos en la Universidad de Lovaina. Esta relación revela mucha emotividad, pues fue él junto a su esposa Marly Biemel, los que colaboraron durante la II Guerra Mundial en la preparación de los primeros cinco numerales de la afamada edición Husserliana.

Walter Biemel es de origen rumano, nace el Belgrado el 19 de febrero de 1918, desarrolla sus estudios en la Universidad de Bucarest y posteriormente en Friburgo, donde tiene como guía de su tesis sobre Novalis al profesor Martin Heidegger, quien dictaba los seminarios de Aristóteles y Hegel; posteriormente, Biemel se traslada a Lovaina donde obtiene su doctorado con una tesis que intituló “El concepto de mundo en Martin Heidegger” (1950). Durante 1945-1951se desempeña en el Archivo Husserl en Lovaina y dicta clases de filosofía en Aachen y en Düsseldorf.

Entre sus principales obras además de su tesis a propósito de la concepción de mundo de Heidegger se puede mencionar el texto fundamental sobre el pensamiento husserliano “Die entscheidenden Phasen der Entfaltung von Husserls Philosophie” (1959), así como múltiples libros entre los que destaca, un libro dedicado al pensamiento del fenomenólogo austriaco Ludwig Landgrebe “Phänomenologie heute, Festschrift für Ludwig Landgrebe” (1972), un texto dedicado al pensador checo Jan Patocka “Die Welt des Menschen – die Welt der Philosophie. Festschrift für Jan Patočka” (1976), así como dos monografías, una sobre Jean Paul Sartre (1964) y otra sobre Martin Heidegger (2002).

Biemel es reconocido por su desempeño en el campo de la filosofía, fenomenología y filosofía del arte. Un hombre conocedor del arte, vinculado con las nuevas tendencias como las obras de Andy Warhol, es recordado como un hombre amable, sin pretensiones y con mucho humor, como comenta Ullrich Melle, director de los Archivos Husserlianso en Lovaina en la página de Facebook de los Archivos, quien menciona como su vínculo con los Archivos fue fiel hasta el final de sus días.

Biemel, un autor que en su obra destaca su relación estrecha con el pensamiento de dos pilares de la fenomenología, Edmund Husserl y Martin Heidegger, pero sobre todo con el autor de Ser y Tiempo. En sus múltiples textos se encuentran pistas de lectura, del discípulo hacia el maestro, como ventanas que permiten acceder al mundo heideggeriano, con un gran asombro parte de la interpretación de la poesía de Hölderin por Heidegger para analizar la tensión moderna que deviene de la dominación tecnológica sobre naturaleza. Como se indica en el editorial de “Heidegger Studies” (2008), Biemel asume el diálogo de Heidegger y Hölderin como una invitación a cuestionarnos y a luchar con gran tesón con ese sentido de ausencia de vivienda existencial.

Un maestro que nos lleva al encuentro con los maestros, Walter Biemel (1918-2015) in memóriam.

[delipress_optin id="134623"]

0 comments

Otros Artículos

Con la “nueva”, aunque muy anciana mentalmente, camada de opinionistas oficiales concurrentes en La Nación S.A., añadidos a la señora Marín Raventós

El triunfo de la sociedad de consumo y otras manifestaciones de nuestra sociedad moderna, nos han metido en la obligada reflexión.

A la edad de 102 años, el padre de un estimado amigo sufrió un colapso, quedó en coma, y fue trasladado a una clínica

Semanario Universidad