Acusan a Pacheco de gobernar para ricos

La cuesta de enero sorprendió al presidente Abel Pacheco entre el amor por el  libre comercio y la lucha contra las privatizaciones. El derrame

La cuesta de enero sorprendió al presidente Abel Pacheco entre el amor por el  libre comercio y la lucha contra las privatizaciones.

El derrame de la riqueza sigue sin llegar a los más desposeídos. (Foto R. Ugalde).

«No permitiré una negociación perjudicial para costarricenses en el Tratado de Libre Comercio (TLC) de Centroamérica con Estados Unidos», destacó, con su acento campechano,  el presidente Abel Pacheco, en su primera cadena nacional de radio y televisión  del año.

Las declaraciones las dio el 12 de enero, después de que una comitiva encabezada por el Ministro de Comercio Exterior, Alberto Trejos, participara en Washington del análisis sobre un TLC del istmo con EE.UU.

Según Trejos, a quien Pacheco cedió la mayor parte del espacio de dicha cadena, el objetivo del comercio con Estados Unidos es «mejorar» y «dejar claro» las reglas que protegen «nuestro comercio con el país al que vendemos».

Reglas  no del todo definidas en campos como el impositivo. Así, por ejemplo, la administración tributaria de Estados Unidos, acaba de divulgar que eximió del pago de impuestos en Costa Rica a empresas y personas físicas estadounidenses, por conceptos de pago de dividendos, intereses o comisiones.

La orden de la administración tributaria echó por el suelo en parte los esfuerzos recogidos en la ley de emergencia fiscal, recientemente aprobada en la Asamblea Legislativa.

«La emergencia fiscal obliga a todos a sacrificarnos por la Patria»,  habían dicho los líderes empresariales y sindicales, de  distintos signos ideológicos y partidarios.

Una vez aprobada dicha ley, «no queda más camino que eximir a los estadounidenses del pago de impuestos», destacó, resignado, el director de Tributación Directa, Adrián Torrealba (La Nación, 18 de enero 2003).

A LA DERECHA

La decisión gubernamental de  aplazar en la Asamblea Legislativa la discusión sobre un proyecto de fortalecimiento del Instituto Costarricense de Electricidad (ICE), priorizar en cambio  una reforma  del Reglamento del Congreso, así como la insistencia en torno a cambios fiscales, despertaron ya las críticas en diversos sectores.

A esto se suma la reticencia del gobierno en aprobar reajustes salariales acordes con la inflación, así como centralizar la discusión sobre los 200 días de clases, por encima de un  debate sobre las condiciones de pobreza en que subsisten  escuelas y colegios públicos  en todo el país.

Se añade a ello la decisión reciente del mandatario Pacheco de arrimarse al exgobernante Oscar Arias, apoyar la reelección presidencial y llamar como sus asesores en materia económica y legal al exministro de la Presidencia Rodrigo Arias, así como al exjefe de estado, Miguel Angel Rodríguez.

Estos elementos hacen pensar a dirigentes de la Asociación Nacional de Empleados Públicos y Privados (ANEP),según un comunicado divulgado el 17 de enero último, que el presidente Pacheco alguna vez  estuvo en el «centro» o la «izquierda».

En declaraciones a UNIVERSIDAD, el secretario general de la ANEP, Albino Vargas, dijo que Pacheco «apostó por el capital financiero» y «el apoyo a la reelección presidencial  no es otra cosa que revivir las propuestas neoliberales».

Los hermanos Arias se suman a una larga lista de asesores y hombres de confianza del Presidente. Algunos son de  reconocida trayectoria neoliberal, así como de innegable influencia económica en casi todas las esferas, desde la exportación de azúcar, plantas, frutas etc., hasta el negocio de la ganadería, el transporte y los servicios.

«El pacto Arias-Pacheco tiene como objetivo privatizar el ICE y en el marco del próximo TLC», destacó Vargas, quien formó parte de la comisión mixta impulsora de la ley de emergencia fiscal,  cuestionada ahora por la administración financiera de EE.UU.

En defensa del ICE salieron esta semana  sindicalistas de la institución, quienes señalaron que la entidad entrega una línea de teléfono celular cada 18 segundos a precios sin competencia, si se compara con Europa. «No hay en el mundo una empresa con tal eficiencia», precisaron.

Cuando la telefonía celular estuvo en manos privadas – administración Arias 1986-90- la empresa Millicom colocó solo 3500 teléfonos móviles, según datos divulgados por los sindicatos.

SIN PRIVATIZAR

A las tesis sindicales – también de pequeños y medianos productores que aducen una masiva privatización de servicios con un tratado de libre comercio centroamericano con Estados Unidos y efectos nefastos como los registrados en México- salió al paso el Ministro Trejos.

«No es cierto. La privatización no tiene lugar en las negociaciones comerciales; además el TLC (con Estados Unidos) no tiene relación alguna con el proyecto del ICE. La posición del presidente Pacheco ya es conocida, por lo cual no se incluirán estos temas», enfatizó Trejos.

Recordó que ni siquiera existe todavía un texto básico sobre el TLC. Si las negociaciones que se realicen no son satisfactorias y beneficiosas para la población costarricense, entonces    decidiremos no seguir adelante con el acuerdo comercial y no se firmaría el TLC, prometió Trejos.

Sin embargo, su  apreciación contrasta con la del subsecretario de Comercio Exterior estadounidense, Grant Aldomas, quien durante una visita al país realizada entre el 15 y el 16 de octubre pasado, resaltó » los múltiples beneficios» y «oportunidades» que significa una mayor integración del istmo con Estados Unidos.

Dirigentes gremiales como Rodrigo Aguilar, de la Rerum Novarum, desconfían de Trejos. No descartan que el gobierno haya priorizado en el presente período extraordinario de la Asamblea Legislativa

las reformas del reglamento interno para evitar después críticas y movilizaciones contra el Tratado, luego someter el convenio comercial a la sala constitucional para así después reducir el debate político, ideológico y económico, a un asunto meramente  legal.

Esta estrategia y la negativa de aprobar  un reajuste salarial acorde con la inflación es para Aguilar una muestra de que Pacheco «decidió gobernar para los ricos».

Criterio similar expresó por su parte la secretaria General de la Asociación de Profesores de Segunda Enseñanza (APSE), Rosibel Castro, para quien no queda otra alternativa que empezar a preparar al pueblo ante los días que vienen.

«Intuimos que el gobierno tiene complacencia por las directrices de los organismos financieros internacionales», afirmó Castro a este Semanario.

[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

Una mirada a lo mejor del cine de Latinoamérica que fue presentado en el Festival de La Habana el mes pasado. La capital

Frida: "Sabía que la canción La llorona interpretada en el bar por Chabela Vargas era perfecta para transmitir la pasión de Frida". Miles de

Dirigentes del campo mexicano pretenden que el gobierno del presidente Vicente Fox renegocie con Estados Unidos el capítulo agropecuario del Tratado de Libre Comercia

En medio de las limitaciones financieras, el Ministerio de  Cultura tiene como propósito durante 2003 expandir sus fronteras con la promoción de  programas que

El mejor promedio de goles y un liderazgo compartido con Cartagena, convierten a la UCR el cuadro sensación en la Liga de Ascenso. Los

Todos los ex presidentes de la República son responsables del desastre nacional y deberían estar presos, dijo el nuevo presidente del Ecuador, Lucio Gutiérrez,

A pesar de la apertura comercial, América Latina no se desarrolla y en nuestro país no se genera empleo. Un economista de la UCR

La cuesta de enero sorprendió al presidente Abel Pacheco entre el amor por el  libre comercio y la lucha contra las privatizaciones. El derrame
Semanario Universidad