Afirman que baja en rendimientos de pensiones complementarias no debe alarmar

En los últimos meses del año, los fondos de pensiones de los costarricenses administrados por las Operadoras de Pensiones Complementarias (OPC)  han mostrado rentabilidades

En los últimos meses del año, los fondos de pensiones de los costarricenses administrados por las Operadoras de Pensiones Complementarias (OPC)  han mostrado rentabilidades bajas e incluso negativas; lo que significa que los dineros de las personas tuvieron menores ganancias, situación que según los expertos, no debe alarmar a la población.

Se trata de los fondos destinados al Régimen Obligatorio de Pensiones (ROP) y del Fondo de Capitalización Laboral (FCL), que se han visto afectados debido al aumento en las tasas de interés, la caída en el precio de los instrumentos monetarios del Gobierno y la volatilidad del tipo de cambio.

La Superintendencia de Pensiones (SUPEN) hizo un llamado a la calma y aseguró que los afiliados de los regímenes de pensiones complementarias no deben estar alarmados. Por su parte, las aseguradoras de pensiones afirman que ya tomaron las medidas para mejorar el rendimiento de sus portafolios.

El Superintendente Edgar Robles indicó en un comunicado de prensa, que los movimientos negativos en los rendimientos se deben a situaciones puntuales y coyunturales, pues durante los primeros meses del 2012, el mercado financiero ha experimentado un alza en las tasas de interés.

Esta situación da como resultado que el valor de las inversiones administradas por las operadoras de pensiones disminuya y, por ende, en algunos casos se reflejan menores rendimientos e incluso negativos.

Según las cifras de la SUPEN, abril es el mes en que más se ha visto afectada la rentabilidad, al alcanzar niveles negativos, tanto en el ROP como en el FCL.

Pese a este escenario, el Superintendente indicó que los fondos son de largo plazo; por lo tanto, la rentabilidad debe analizarse desde una perspectiva histórica, pues los bajos rendimientos se recuperan en el tiempo.

El economista Helio Fallas coincidió con la posición de la SUPEN y considera que las razones que motivan la baja en el rendimiento son razonables.

“Esta pérdida en realidad es contable; si las operadoras tuvieran que vender hoy los títulos tendrían pérdidas; pero, eso no ocurre, ya que las inversiones están colocadas a mediano plazo. Conforme pase el tiempo la cartera mejorará y la situación se irá disipando; eso sí, hay que darle seguimiento al tema, pues las tasas de interés podrían continuar subiendo”, argumentó Fallas.

OPERADORAS CAUTELOSAS

De acuerdo con Héctor Maggi, gerente general de la operadora de pensiones de la Caja Costarricense de Seguro Social, los administradores de pensiones están viendo la situación con calma, tras considerar que se debe tener la cabeza fría para tomar las mejores decisiones en pro de los recursos de los afiliados.

“Estamos gestionando los portafolios de tal manera que nuestros afiliados no perciban rentabilidades negativas. El hecho de que el Gobierno esté subiendo la tasa para captar dinero, impactó el precio de los títulos y las operadoras no podemos reaccionar a la misma velocidad, y es probable que veamos algunos meses con rentabilidades bajas”, advirtió el gerente.

Sin embargo, recalcó Maggi, es importante que los afiliados entiendan que la baja en la rentabilidad mensual no es negativa para ellos, dado que lo que realmente importa es la rentabilidad histórica en el largo plazo, en la cual los fondos sí han ganado dinero.

“El peor consejo es tener pánico y decidir trasladarse de operadora, no importa cuál sea, pues si un afiliado se pasa convertirá la pérdida contable en pérdida real”, añadió.

Por su parte, Alejandro Solórzano, gerente de la operadora Vida Plena coincidió con este criterio y señaló que en estos momentos las operadoras buscan estrategias de inversión que minimicen los precios, como invertir en la tasa básica pasiva o los títulos emitidos fuera del país.

“Nosotros no invertimos en títulos fuera del país, pero sí implementamos otras estrategias para generar mejores rendimientos y recuperar los portafolios. Mi sensación es que el efecto más fuerte ya pasó, por lo que no esperaría más ajustes en las tasas de interés”, indicó Solórzano.

Por su parte, la operadora de INS Pensiones indicó que el comportamiento de sus rendimientos en los últimos meses ha sido positivo, producto de una estrategia de inversión implementada por la entidad al invertir los recursos de sus afiliados.

“INS Pensiones es cauteloso al momento de invertir, por lo que siempre realiza análisis de emisores, plazos y sectores en los que se invierte, con el fin de que los fondos no se vean afectados por inestabilidad del mercado. Asimismo, si bien la baja en precios de los bonos afecta la rentabilidad de los fondos, se debe tomar en cuenta que también se generan oportunidades de inversión que permitirán tener un mayor rendimiento en el futuro”, expresó Antonieta Solís, de esta entidad.

 


 

Sin alarma

UNIVERSIDAD entrevistó a Mauricio Ávila, intendente de la SUPEN, sobre el panorama actual que experimentan los fondos administrados por las operadoras de pensiones.

¿Cómo han sido las rentabilidades de los fondos en los últimos meses?

-En general, la rentabilidad de la industria de los fondos de pensión complementarios se ha mantenido a la baja en los últimos meses; esto ha tendido a agudizarse en los meses de marzo y abril. Si se observa la rentabilidad de la industria (en el ROP) ronda el 7% nominal anual (a abril), mientras que en enero estaba cerca del 9%.

Un análisis más detallado de la rentabilidad permite ver que en el mes a mes, los fondos sí  han observado rentabilidades negativas; esto es minusvalías de los portafolios, que se han generado especialmente por temas asociados a aumentos en las tasas de interés y la apreciación del colón. Es importante tomar en cuenta que no se trata de pérdidas lo que han observado estos últimos meses en algunos fondos de OPC, pues se trata de minusvalías del valor de los portafolios; en otras palabras, son pérdidas “de papel”, que no se materializan porque las OPC no están saliendo de esas posiciones.

¿Cómo afecta esto a la población, a quienes les administran sus fondos las operadoras?

-El afiliado en general lo que está observando en estos últimos meses ha sido una rentabilidad negativa (mensual) y lo que está viendo en su estado de cuenta es que su saldo acumulado posiblemente en algunos casos se está disminuyendo, porque las minusvalías no compensan los aportes. En todo caso y de ser así, debe mantenerse a la calma y pensar bien que un fondo de pensión es un producto de un horizonte de largo plazo.

Otro tema importante es que justamente ahora que se presentan estas minusvalías es recomendable que el afiliado no efectúe la libre transferencia, pues si lo hace tiene más opciones de que esa pérdida sí se materialice, pues al trasladarse se liquida su posición.

¿Cómo se puede lograr que sean más rentables los fondos que administran las operadoras?

-La rentabilidad está asociada a muchos aspectos. Sin embargo, el de mayor importancia para evitar situaciones como las actuales o al menos enfrentar de mejor manera las situaciones de mercado, es la diversificación de los portafolios.

En buena medida, lo que está afectando ahora los portafolios son las necesidades fiscales de recursos, que presionan las tasas de interés al alza, y las OPC se encuentran bastante concentradas en títulos del sector público, lo que ha hecho que el valor de sus carteras se vea disminuido. Se desprende la necesidad de que los portafolios estén bien diversificados, o sea, invertidos en muchos y diferentes emisores.

Dicho de otra forma, que no todos los huevos estén en la misma canasta para que no se expongan al riesgo de que se puedan quebrar todos los huevos si la canasta se nos cae.

Otro aspecto es que las OPC están en la obligación de empezar a ver la necesidad de protegerse de las situaciones de mercado, como cambios en las tasas de interés o devaluación de la moneda, y esto se logra a través del empleo de derivados. Los derivados son herramientas que permiten protegerse de ciertos riesgos, justo como cambios en tasas de interés o de tipo de cambio.


[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

Cuando se tale el último árbol, se contamine el último río, y  se muera el último pez, solo entonces el ser humano se dará

Son muchas las solicitudes –en  campaña– que se le hicieron a aquel que quedara como Rector de la Universidad de Costa Rica. Provenían de

En realidad ya no asombran los acontecimientos recientes en el Ministerio de Educación Pública de Costa Rica (MEP). En esta ocasión uno de los

Cristina Ramírez tiene una obsesión con la pelusa: esa basurita blanca que queda en su ropa y se puede ver bajo la luz negra

Decía un día de estos la presidenta de la Asociación de Profesores de Segunda Enseñanza (APSE), Beatriz  Ferreto, que con el plan B el

Diestros jinetes, hombres prácticos que no se amedrentan ante el polvo y el sol y que saben qué hacer con una soga o una

Para el cantautor Dionisio Cabal, la copla costarricense, más conocida como bomba, tiene su propia idéntica, pese a que conserva el espíritu y la

Los inicios de la Sala Constitucional se remontan a finales de la década de los ochentas, en respuesta a una corriente de pensamiento internacional
Semanario Universidad