Analistas dudan que el PLN tenga la mesa servida para el 2014

En teoría, el camino, al menos por el momento, ha quedado allanado para que el Partido Liberación Nacional (PLN) siga dirigiendo, por tercer período

En teoría, el camino, al menos por el momento, ha quedado allanado para que el Partido Liberación Nacional (PLN) siga dirigiendo, por tercer período consecutivo, los destinos del país.

¿Tiene fácil el camino? ¿Permitirán los partidos opositores otro gane del oficialismo? ¿Corre riesgos la democracia costarricense con un nuevo gobierno liberacionista? ¿Aumentará el abstencionismo?

Estas y otras preguntas respondieron a UNIVERSIDAD diputados y analistas políticos consultados a escaso año y medio de que los costarricenses acudan de nuevo a las urnas.

Pese al golpe sufrido por la alianza parlamentaria el pasado 1 de mayo, diputados de los partidos que la integraron, así como conocedores de la política nacional, coincidieron en señalar que, al margen del candidato que resulte ganador de la convención interna del PLN, las cosas no son nada fáciles para la agrupación en el poder.

 

Los escándalos por corrupción, nepotismo, la influencia de los hermanos Arias, el desplome en la popularidad del gobierno de la presidenta Laura Chinchilla y el descontento de la gente, conforman un espejo de factores que no permiten hablar en forma estricta de una “mesa servida” para el PLN.

“En política todo puede suceder, y las posibilidades de que surja un bloque político atractivo y con propuestas alternativas para la población no puede descartarse, porque aún hay tiempo”, dijeron entre otros, el politólogo Francisco Barahona (ver nota aparte: No se puede decir la última palabra), los sociólogos José Carlos Chinchilla, su colega Montserrat Sagot, el analista Víctor Ramírez y la delegada nacional y exsubsecretaria del PLN, Alejandra Méndez.

Todos fueron claros en señalar que un tercer gobierno consecutivo de Liberación Nacional sería “muy dañino” para la democracia de Costa Rica, y expresaron su temor de que sea el inicio de un proceso estilo “priista”, como sucedió en México, donde el Partido Revolucionario Institucional se mantuvo durante más de 70 años en el poder.

“Yo no creo que nadie tenga la mesa servida; el problema más bien es que la mesa está vacía de lo que la gente quiere”, comentó José Carlos Chinchilla.

“Hay mucho escepticismo entre la gente. Diría que hay una indignación todavía no manifiesta, que se expresa en determinadas circunstancias. Es un descontento (por la corrupción y falta de respuestas) que brota en un momento determinado, a veces por un día o por varios días. La situación del país muchas veces es frustrante”, advirtió el académico.

La también socióloga Montserrat Sagot opinó que en las circunstancias actuales la mesa podría “estar servida”, para un nuevo triunfo electoral del PLN, aunque cree posible aún la formación de un bloque político electoral entre los principales partidos opositores.

“Uno pensaría que construir un bloque es casi un deber democrático de la oposición; lo que sucede es que se abrieron tantas heridas y resentimientos, que pudieron haber cancelado esta posibilidad”, indicó.

Para Sagot, la democracia costarricense “lamentablemente se vería muy afectada con un tercer gobierno consecutivo de Liberación Nacional”.

Mientras tanto, el analista Víctor Ramírez es del criterio de que no hay ninguna mesa servida para el PLN. “Falta muchísimo tiempo. La mayoría de los costarricenses, hoy día, no pertenecen a ningún partido político”, dijo al señalar que las cuatro figuras señaladas como los presidenciables en el PLN, Rodrigo Arias, Johnny Araya, Antonio Álvarez Desanti, y el mismo José María Figueres,  juntos con costo superan un 20% de las intenciones de voto. “Hoy tenemos un partido mayoritario integrado por los que no tienen ningún partido”, acotó.

Por eso, ve posible la formación de un bloque opositor, cuya habilidad será diseñar un proyecto alternativo y atractivo para esa masa de los “sin partido”.

Entretanto, la liberacionista Alejandra Méndez opinó que el PLN en la actualidad tiene las mejores opciones de ganar unos comicios, no sólo por la fragmentación de la oposición, sino por manejar una estructura  partidaria con más de 60 años de experiencia.

No obstante, considera que se están dando hechos como el “descrédito del Gobierno, los escándalos como el de la trocha, el nepotismo y la corrupción”, que se convierten en piedras en el camino para el ganador de la convención interna de Liberación Nacional.

“El próximo año será otro el panorama. Representará la medición de fuerzas, tanto en la oposición como dentro del PLN. Creo que debemos dar más tiempo a que pase más agua debajo del puente”, expresó Méndez.

Por otro lado, el diputado de la Unidad Socialcristiana, Luis Fishman, estima que Liberación sí parece tener la mesa servida de cara a las próximas elecciones, especialmente por el fraccionamiento de los partidos opositores. No obstante, piensa  que la formación de una alianza que busque arrebatarle el poder al PLN no es “una idea muerta”, como muchos creen.

Posición similar expuso José María Villalta, legislador del Frente Amplio, quien sin embargo, insistió en que debe tratarse de un “proyecto político alternativo” que integre a otras expresiones de la sociedad costarricense y no a las cúpulas de los partidos.

“Debe ser un proyecto de país”, externó por su parte la jefa de fracción del Partido Acción Ciudadana, Yolanda Acuña, mientras que Danilo Cubero, secretario general del Movimiento Libertario, puntualizó que “A Costa Rica se la está robando el PLN y es responsabilidad de los partidos de oposición impedirlo”.

 


 

Francisco Barahona:

“No se puede decir la última palabra”

El Partido Liberación Nacional aún no puede decir que tiene la mesa servida para las elecciones del 2014, afirma Francisco Barahona, politólogo y exrector de la Universidad para la Paz.

¿Está la mesa servida para el PLN?

-Hay dos antecedentes históricos que conviene recordar. Uno es el de don José Joaquín Trejos. Fue una persona que estaba en el anonimato universitario; unos meses antes lo lanzaron como candidato y ganó las elecciones (1966), y el otro es el de don Rodrigo Carazo, un  líder muy poderoso de oposición, que logró establecer el arranque de la Unidad. Yo diría que en esas dos experiencias históricas surgieron dos acciones y dos liderazgos que concluyeron en derrotas del Partido Liberación Nacional.

Entonces no es imposible que surja la posibilidad de que se conjunten varios partidos de oposición y lancen una candidatura unificada. Pero la situación se puso más dura. La experiencia parlamentaria de la oposición, entiéndase como división de estos grupos, tensó la dinámica y -sobre todo por la ausencia de un nuevo liderazgo que por el momento nadie vislumbra- vuelve difícil la concreción de esa idea de crear un bloque. Pero depende del desprendimiento de los líderes de esos partidos, que ayude al surgimiento de un nuevo liderazgo político, pues no sería Ottón Solís dentro del Partido Acción Ciudadana, lo que al mismo tiempo nos deja una sensación de orfandad política. Vamos a ver qué sucede, pero no es imposible que ante la realidad de que el PLN tenga la posibilidad de ganar las elecciones por tercera vez consecutiva se establezca una especie de acción de emergencia para constituir en lo que resta de este año y principios del que viene una fórmula común de candidatura única. Pero todo eso está por verse, no hay seguridad y efectivamente hay menos posibilidades hoy que hace seis meses.

Lo que sucede es que el tiempo va corriendo y entre más apresurado se haga más riesgos se corre de que un bloque de estos sea más débil o no tenga un proyecto más profundo.

-Queda comprobado que el principal elemento para encontrar acciones de unidad y que lo impiden, es la diferencia ideológica de estos partidos opositores al PLN. Esa es la naturaleza, algo que no está resuelto y más bien está en contradicción, como la alianza que Liberación hizo con el PASE.

Pero la posibilidad de que la democracia costarricense se debilite ante un tercer mandato de un  partido que impulsa muchos elementos de corrupción generalizada, hacen que la situación podría ser mucho más explosiva y obligar a esos partidos a presentar una candidatura unificada.


[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

La serie “Pesquisas antropológicas” está dedicada a las investigaciones realizadas por la Escuela de Antropología de la UCR sobre el universo indígena costarricense.Como parte

Alejandro Miranda es psicólogo especializado en educación y promotor de cultura libre. (Foto: Kattya Alvarado)Alejandro Miranda, psicólogo de origen mexicano y promotor de cultura

Nadia Borislova ofrecerá clases maestras y tocará en el concierto de gala del Festival. (Foto: cortesía del Festival)Entre el 21 y 23 de junio,

Cuando Guillermo, Mario y Samuel cosechan chayotes tipo quelite, los lunes, miércoles y viernes de cada semana, han notado un cambio: la productividad creció

Álvaro Saborío le anotó tres goles a Guyana y uno a El Salvador para reafirmar su historia. Como los bota, los mete.El defensa izquierdo

El presidente del Colegio de Periodistas, Rodolfo Ibarra, recordó que el rector Henning Jensen prometió nombrar comunicadores en los medios de comunicación de la

Las personas que compran sus alimentos puesto que no los producen, se han enterado del acelerado aumento en los  costos de los alimentos. Esta

El Consejo Nacional de Vialidad (CONAVI) empezó a pagar la semana antepasada a las empresas constructoras los cobros pendientes por los trabajos realizados en
Semanario Universidad