Bromuro de metilo Pugna por sustitución de plaguicida

Las consecuencias de que Costa Rica no acelere  la  eliminación del uso de un plaguicida, implicaría la pérdida de casi $5 millones de ayuda

Las consecuencias de que Costa Rica no acelere  la  eliminación del uso de un plaguicida, implicaría la pérdida de casi $5 millones de ayuda internacional; pero el MAG afirma que estos recursos son deseados por unos pocos y no llegarían a los productores.

El bromuro de metilo es altamente tóxico, según la  Organización Mundial de la Salud (OMS) y funciona como los gases en las armas químicas: entra por los pulmones y la piel.(Foto de archivo)

Más de 25 productores costarricenses de melón están con las semillas en una mano y una calculadora en la otra esperando a que el Gobierno, a través del Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG), tome una decisión sobre eliminar el plaguicida bromuro de metilo, lo cual tendría impactos económicos en su producción.

En el ámbito mundial se promueve eliminar paulatinamente el uso del bromuro de metilo (BM) para no dañar la capa de ozono y sustituirlo por tecnologías más limpias. También se impulsa su prohibición dado que dificultaría el acceso a los mercados europeos y estadounidenses para los productos nacionales que no se cultiven bajo condiciones ambientalmente amigables.

En 1991 el país firmó la Convención Internacional para la Protección de la Capa de Ozono y en 1998 la Asamblea Legislativa aprobó la Ley 7808, que reconoce el Protocolo de Montreal, según el cual las naciones desarrolladas eliminarán el bromuro en 2005, y el resto de países en 2015.

Después se inició el «Plan Nacional para la Eliminación del BM en el cultivo de melones y flores de corta», coordinado por la Comisión Gubernamental de Ozono (MINAE) y administrado por el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD). En él participan universidades públicas, la Cámara de Nacional de Productores y Exportadores de Melón y Sandía (CANAPEM) y la Asociación Costarricense de Floricultores.

La pugna surge ahora porque el PNUD propuso a Costa Rica un proyecto para adelantar a 2008 la fecha límite y para esto se ofrece una donación de $4.8 millones que financiaría la investigación, compra de insumos y adaptación de tecnologías.

Una comisión integrada por representantes del MAG, de las universidades, de productores y de ONG administraría estos fondos, que se desembolsarían anualmente, a cambio de reducir el bromuro de metilo en un 20% cada año.

Así, la Mesa Nacional Campesina, algunos académicos, la Federación Costarricense para la Conservación del Ambiente (FECON) y la CANAPEM urgen al Gobierno para que adopte una posición que represente los intereses del sector. El 4 de abril se realizó la reunión del «Comité Ejecutivo para la implementación del Protocolo de Montreal», en Canadá.

Ligia Elizondo, representante residente del PNUD en Costa Rica, explicó que gracias a una carta que el Ministro de Ambiente, Carlos Manuel Rodríguez, presentó ante el PNUD como ente ejecutor del Protocolo de Montreal, se le dio mas tiempo al país para que tome su decisión con respecto al proyecto.

Durante un año se financiarán tecnologías limpias para sustituir el plaguicida y al final del primer año se evaluará su efectividad. El agricultor deseoso de beneficiarse puede hacerlo, pero tampoco estaría obligado, dijo Elizondo.

 

EFECTOS TOXICOS

 

El uso del bromuro se centra en el melón, pero también en flores de corta y banano, para controlar plagas como nematodos, hongos y malezas. Aquí se pasó de usar 946 toneladas en 1999 a 642 en 2002, informó Fabio Chaverri, del Instituto Regional de Estudios en Sustancias Tóxicas (IRET-Universidad Nacional).

Dichas cifras fueron ratificadas por el Ministro de Agricultura, Rodolfo Coto Pacheco, quien alegó que no se necesitaba un proyecto para bajar el consumo de esta sustancia porque las cifras demostraban que ya se había hecho.

Por su parte Mauricio Alvarez, de la FECON, resaltó que el bromuro es altamente tóxico y aún en cantidades moderadas podría causar la muerte. Algunos síntomas leves en las personas que trabajan directamente con el producto son dolor de cabeza, náuseas y vómitos; pero también producen alteración del sistema nervioso, irritación de las vías respiratorias, dolor de pecho y fatiga.

Otros países que usan cantidades importantes son Chile y  República Dominicana, pero Costa Rica es el que más consume bromuro per cápita en América Latina(significa el 10% de los plaguicidas que importa el país), según organismos internacionales que trabajan en la protección de la capa de ozono. Asimismo, una molécula de bromuro destruye 500 de ozono, y así los rayos ultravioleta contribuyen al calentamiento global.

Se estima que el 85% del bromuro importado se usa en plantaciones de melón; según Chaverri en su mayoría las mismas firmas productoras de esa fruta lo piden al exterior.

 

PUERTAS CERRADAS

 

Además de los efectos ambientales del uso del plaguicida, están los económicos. En 1999 se exportaron 10.8 millones de cajas de melón (10k/caja) y 12.1 millones el año pasado. Se calcula que este año entrarían $65 millones por estas exportaciones, según cifras de la CANAPEM, que agrupa a 26 productores.

Eva Carazo, de la Mesa Nacional Campesina, declaró que son los pequeños y medianos productores los más afectados si se pierde la donación mencionada; pero también porque más mercados cerrarían lentamente las puertas al melón.

En 2005 no podremos exportar melones producidos usando bromuro porque habría competencia desleal con productores europeos y estadounidenses -nuestros principales mercados-, donde no lo pueden usar.

Las exportaciones agrícolas a Europa deben cumplir con las normas EUREP GAP, que restringen la entrada de bienes producidos sin garantías ambientales, dijo Carazo. (Ver recuadro «Éxito sin bromuro»)

«Distintas presiones del sector melonero se han interpuesto para que no se asuma un compromiso para sustituir el plaguicida, entorpeciendo así la labor del MAG», añadió.

Por su parte, Abel Chaves, secretario de CANAPEM, afirmó a UNIVERSIDAD que la Cámara se ha limitado a respetar lo firmado por Costa Rica en las reuniones preparatorias sobre el Protocolo de Montreal.

Con respecto a qué va a pasar si no se ratifica el Protocolo y en 2005 los productores empiezan a tener problemas con sus productos, dijo  estar consciente de eso; «pero no podemos decirle al Gobierno haga esto; ellos verán si lo ratifican».

La Cámara empezó a disminuir su uso desde hace cuatro años, sin ayuda del Gobierno y algunos productores han probado mecanismos alternativos como la solarización o el metam sodio.

 

UN FIN OCULTO

 

Frente a todo esto, la posición del MAG es de cuestionamiento a la propuesta. De acuerdo con Sergio Abarca, Director del Departamento de Protección Fitosanitaria de dicha cartera, ellos  no saben nada de la reunión en Canadá y la decisión que tomó el ente es que mientras no haya una alternativa eficiente al uso del bromuro, no se puede acelerar su sustitución. Precisó que el país cumple el Protocolo de Montreal.

También dijo que el PNUD en Costa Rica ha jugado con los medios de comunicación y este pleito es de ellos.

«No creemos en un proyecto como el que plantea el PNUD porque esa plata no le va a llegar a los productores y eso se ve en el documento, no se especifica qué monto les tocaría a los agricultores.  Esto quizá tenga un fin oculto, estamos de acuerdo en que el bromuro de metilo es malo, pero detrás hay otra cosa».

Pero Ligia Elizondo, del PNUD, negó que el tema se está manejando de forma oculta o a puerta cerrada, más bien se promueve un diálogo público de todos los sectores. Adelantó que después del 20 de abril se realizará una mesa redonda sobre este tema.

SIN BROMURO

La Exportadora de Melón La Costeña S.A. está certificada desde el 14 de marzo de este año con las normas EUREP GAP, y así aseguró el ingreso de su producto bajo este esquema. A partir de enero próximo será obligatorio contar con esta certificación para exportar a Europa.

Eliécer Araya, gerente de la compañía, dijo a UNIVERSIDAD que fundó su empresa hace 13 años y exporta esa fruta a Inglaterra, Holanda, Alemania, España y Portugal; este año esperan enviar unas 900.000 cajas (10 k/caja).

Ellos tomaron  medidas de inocuidad y calidad mucho antes de gestionar la certificación y eliminaron el uso del bromuro de metilo desde hace 9 años, como sustituto usan el metam sodio, que es menos tóxico.

[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

Con actividades culturales y deportivas como principales atractivos, las asociaciones estudiantiles y la comisión organizadora afinan los últimos detalles de la Semana U.Como alternativa

La geografía es fundamental en la obra de Anacristina Rossi por dos razones: la primera por el hecho muy sencillo de que toda su

He aquí una de las más bellas opciones literarias que se encuentran en librerías. El poeta argentino Jorge Boccanera nos ofrece este ejercicio de

Las consecuencias de que Costa Rica no acelere  la  eliminación del uso de un plaguicida, implicaría la pérdida de casi $5 millones de ayuda

Su torpe decisión de permitir que el gobierno de G.W. Bush incluyera a Costa Rica en una coalición que está perpetrando una guerra de

Mario Vargas Llosa, en El paraíso en la otra esquina vuelve por uno de los caminos que más le han atraído en los últimos

Un nuevo intento por modernizar la ley de radio y televisión es planteado en la Asamblea Legislativa y, como ocurrió en el pasado, sectores

El nuevo director administrativo del Centro Nacional de la Música desarrollará un plan a largo plazo que busca un respaldo económico para la Orquesta
Semanario Universidad