Candidato del PAC “robó” los votos de Araya y Villalta

La “pesca” del candidato del PAC, Luis Guillermo Solís, en aguas territoriales ajenas fue abundante.  Entre los electores que cambiaron de opinión acerca de

La “pesca” del candidato del PAC, Luis Guillermo Solís, en aguas territoriales ajenas fue abundante.  Entre los electores que cambiaron de opinión acerca de a cuál candidato apoyar, Solís recibió el voto de ocho de cada diez frenteamplistas que modificaron su intención de voto y de siete de cada diez (67,8%) simpatizantes de Araya que al final variaron su decisión.

Así lo revela la encuesta que el Centro de Investigación y Estudios Políticos (CIEP) de la Universidad de Costa Rica (UCR) efectuó una semana después de la primera ronda electoral.

El “robo” de votos de Solís no se limitó a las reservas del PLN y del Frente Amplio, también azotó a los candidatos del Movimiento Libertario y del PUSC.

Entre los electores que inicialmente habían pensado apoyar al libertario, Otto Guevara, y que se volcaron, un  54,1% votó finalmente por Solís y el mismo comportamiento tuvo el 53,2% de quienes habían pensado votar por el socialcristiano, Rodolfo Piza.

A su vez, quien más votos le drenó al candidato del PAC fue José María Villalta. Entre quienes apoyaron a Villalta pero que inicialmente tenían a otro candidato, el 50% iba a votar por el PAC.

El frenteamplista también fue el candidato que más se benefició con la renuncia a la candidatura del aspirante socialcristiano, Rodolfo Hernández, ocurrida en octubre. El 41,7% de quienes apoyaron a Hernández terminó votando por Villalta y otro 25% lo recibió Solís.

La pesca del candidato oficialista fue más modesta, logró un 24,5% de sufragios que, inicialmente, tenían como destino a Solís; un 16,2% de los que iban a votar por Otto Guevara, un 10,6% de los de Rodolfo Piza.

La campaña del miedo, que impulsó Araya en contra de Villalta para presentarse a sí mismo como “la opción responsable”, tampoco parece haber surtido efecto a favor del liberacionista, ya que solo un 5% de los que apoyaban al inicio a Villalta votaron finalmente por el verdiblanco.

VILLALTA REINÓ ENTRE INDECISOS

El estudio del CIEP indagó también entre los indecisos y quienes en algún momento pensaron votar por un candidato diferente al que finalmente escogieron. Entre ellos la mayor parte había pensado en votar por José María Villalta (24,7%) pero, finalmente no lo hizo.

El fenómeno también afectó al candidato del PAC, ya que un 17,3% de los indecisos o de quienes habían pensado en votar por él, a última hora cambió su decisión.

Más duros y menos propensos al cambio fueron los votos que iban para Johnny Araya quien perdió solo 10,4%, Rodolfo Piza 8,3% y Otto Guevara 6,5%.

La volatilidad de este electorado se refleja en que cuatro de cada diez (39,2%) de los encuestados que decidieron ir a votar pensó inicialmente en apoyar a otro candidato y un 14,5% se mantuvo indeciso durante toda la campaña política.

De ese grupo, el núcleo duro, de hueso colorado, que mantuvo su decisión a lo largo de todo el proceso electoral fue de solo un 46,4%.

Los abstencionistas, por su parte, fueron también un “partido” con identidad muy firme, ya que el 44,1% de ellos tuvo una decisión fija desde el inicio de la campaña, mientras que un tercio de ellos (28,7%) pensó algunas veces en ir a votar y un 27,3% no pudo votar por razones ajenas a su voluntad.


“Ninguno” es hoy el partido más grande

Ernesto Rivera

[email protected]

“Ninguno” es el partido más grande y que reúne más apoyo. Según el estudio poselectoral del CIEP, casi la mitad de quienes respondieron la encuesta poselectoral señaló que no tiene simpatía por ninguno de los partidos políticos que existen en el país.

Así, el fenómeno que los especialistas bautizaron como “desalineamiento partidario”, se cristaliza en las calles con una alta tendencia a tomar decisiones de última hora, que están centradas en la imagen y verbo del candidato más que en los colores del partido que lo impulsa.

Entre quienes sí admiten tener simpatía por un partido político, los que se adhieren al Partido Acción Ciudadana (PAC) encabezan la lista con un 21,9%.

Les sigue los que apoyan al Partido Liberación Nacional (PLN) con un 16,5% de las respuestas y el Frente Amplio con un 5,1% de los apoyos.

IDENTIDADES EMERGENTES

El estudio de opinión elaborado por el CIEP revela dos fenómenos políticos simultáneos: a la par de la tradición partidaria tradicional que abreva en el bipartidismo del PLN y el PUSC, están en construcción nuevas simpatías partidarias vinculadas al PAC y el Frente Amplio.

Cuando se preguntó: ¿Siempre ha simpatizado con ese partido?, las respuestas revelaron que nueve de cada diez partidarios del PLN y el PUSC afirman que “siempre” han apoyado a esas agrupaciones políticas.

Cuando la misma pregunta se le formula a quienes apoyan al PAC y al Frente Amplio, la respuesta de siete de cada diez encuestados es “no siempre” (66,9% PAC y 73,8%, FA).

Es decir que las nuevas simpatías partidarias que tienen hoy el PAC y el Frente Amplio se encuentran en construcción y probablemente se nutren de otras tradiciones y del voto joven, que no tiene arraigo de lealtad con los integrantes del bipartidismo tradicional.


[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

Para nuestra mala fortuna las políticas sociales diseñadas y puestas en marcha por los últimos gobiernos, han jugado un papel residual en la gestión

Esteban Gil Girón. (Foto: Katya Alvarado)No es solo un periodista enamorado del boxeo −que practicó en el pasado−, sino también inquieto por la política,

Las y los costarricenses hablaron en las urnas el 2 de febrero anterior. Dijeron mucho más que el hecho de que Solís enfrentaría a

El Deportivo Saprissa aprovechó el segundo tiempo para vencer 3-0 a la Universidad de Costa Rica en el estadio Ernesto Rohrmoser en Pavas, y

Las obras de mejora de la carretera a San Ramón se mantienen sin ejecutar. (Foto: Katya Alvarado)La Defensoría de los Habitantes solicitó al ministro

En los últimos años he sido testigo, en la comunidad universitaria, de varias situaciones en donde se expresa y materializa la exclusión como forma

Vecinos de La Carpio aseguran que el relleno sanitario está agotado y que 40 toneladas diarias de Pérez Zeledón solo aumentarían el caos.

Ahora debemos tener el coraje para tomar el último paso y llamar la homofobia y elheterosexualismo por lo que son. Son pecado. La homofobia
Semanario Universidad