Candidatos fallidos liderarán próxima Asamblea Legislativa

¿Qué tienen en común, Antonio Álvarez Desanti, Ottón Solís, Otto Guevara y Óscar López? Que son políticos; que aspiran a una curul; que encabezan

¿Qué tienen en común, Antonio Álvarez Desanti, Ottón Solís, Otto Guevara y Óscar López? Que son políticos; que aspiran a una curul; que encabezan la oferta de sus partidos para la Asamblea Legislativa y que  −en el pasado reciente− todos fallaron en sus intentos por llegar a la presidencia de la República.

Así, en el próximo cuatrienio, la Asamblea Legislativa se convertirá en refugio y santuario de veteranos líderes políticos.

Desde las filas del Partido Liberación Nacional (PLN), Antonio Álvarez, tras fracasar en su candidatura presidencial en 2006, repetirá ahora su experiencia como diputado del oficialismo (1994-1998).

En las tiendas del Partido Acción Ciudadana (PAC), su líder histórico y fundador, Ottón Solís, regresará a la Asamblea Legislativa   −donde tuvo su nombre en una curul del PLN entre 1994 y 1998−  luego de tres intentos por convertirse en Presidente de Costa Rica.

Entre los libertarios, la película repite protagonista: su fundador, Otto Guevara, regresaría a la escena legislativa (fue diputado 1998-2002), luego de tres intentos fallidos por conquistar la Casa Presidencial.

La lista cierra con el candidato del Partido Accesibilidad Sin Exclusiones (PASE), cuyo fundador, Óscar López –candidato a la presidencia en  2010−  aspira a repetir la “performance” legislativa que realizó entre  2006-2010.

El fenómeno puede verse como una nueva edición del clásico de los zombis, donde figuras históricas de cuatro partidos políticos buscan regresar a la vida tomando la pócima de visibilidad diaria que ofrece la actividad legislativa, o como una oportunidad para que  dirigentes con amplia experiencia política, rescaten el espacio de Cuesta de Moras como un sitio que aporte a la gobernabilidad y la toma de decisiones.

Para el politólogo Gustavo Araya, la coyuntura revela la incapacidad que han tenido los partidos políticos para renovar sus filas pues “yerran en la formación de nuevos cuadros”.

“Uno podría hacer una lectura de que estas figuras acuden a estas candidaturas para lograr visibilizarse a nivel nacional, pero también que el eje de atracción del poder político se traslada a la Asamblea Legislativa; eso podría apuntar a que los grandes acuerdos van a trasladarse ahí y a que el Poder Legislativo tendría mayor relevancia durante los próximos cuatro años”, analizó Araya.

El director del Centro de Investigaciones y Estudios Políticos (CIEP) de la UCR, Alberto Cortés, considera que la convergencia de estas figuras en las candidaturas a diputados revela la existencia de inestabilidad política en los liderazgos partidarios y la existencia de un proceso de reacomodo de fuerzas internas.

Cortés señaló que la llegada de estas figuras tiene el potencial de enriquecer el debate político del parlamento, “la llegada de dirigentes con trayectoria y reconocimiento va a darle mayor peso al Parlamento. Esto es un fenómeno inédito y podría verse de manera positiva. Podría abrirse un debate más a profundidad sobre las posibles rutas de desarrollo del país, son dirigentes curtidos y eso puede enriquecer el debate político”.

DE TRAMPOLÍN A REFUGIO
Con la llegada de estos cuatro diputados al plenario, las curules  −que en administraciones anteriores funcionaron como trampolines políticos−   se convertirían durante el próximo cuatrienio, más bien en un refugio donde políticos veteranos recuperen visibilidad y refresquen su imagen ante el electorado.
Esos podrían ser los casos del verdiblanco Antonio Álvarez y del libertario Otto Guevara.
Álvarez llega a esta candidatura luego de luchar por la presidencia desde afuera de las filas del PLN, como candidato del partido Unión para el Cambio, que él mismo fundó y con el que obtuvo apenas un 2,4% de los sufragios.
Su momento de mayor visibilidad política fue hace ya 15 años, durante la administración Figueres Olsen (1994-1998), cuando fue diputado y presidente de la Asamblea Legislativa, en una época en la que buena parte del segmento más nuevo del electorado actual era muy joven.
En el caso de Otto Guevara, su papel como diputado (1998-2002), le otorgó el combustible político para lanzarse a la arena nacional, desde donde regresa ahora con tres fracasos consecutivos, dificultades para mantener la disciplina de su fracción legislativa y una imagen desgastada por la falta de transparencia en las finanzas partidarias.

Para combatir la turbulencia, en esta ocasión Guevara se lanza con paracaídas doble: se postula como aspirante a la presidencia y a la vez encabeza la papeleta de diputados libertarios.
El caso de Ottón Solís es  −como él mismo−  atípico, ya que sus candidaturas a la presidencia no se cimentaron en su actividad legislativa  −que ocurrió mucho antes del nacimiento del PAC−  sino en la ruptura del bipartidismo.

La cúspide electoral de Solís llegó durante la campaña del 2006, cuando sostuvo un apretado duelo –cabeza a cabeza− con el candidato del PLN, Óscar Arias, quien lo venció durante un recuento de infarto, en donde economista de Pérez Zeledón perdió por solo un 1%.

El caso del fundador del PAC se asemeja más a una inversión de ida y vuelta: durante la campaña, su figura le aportaría visibilidad al candidato de los rojiamarillos, Luis Guillermo Solís, cuyo nombre es poco conocido entre el electorado nacional y, a la vez, durante un cuatrienio legislativo Ottón, como lo llaman sus partidarios, tendría la oportunidad de mantener vigencia en la opinión pública y relanzar su imagen.
El caso de Óscar López parece estar en otra liga diferente a la de los aspirantes por el PLN, PAC y ML. Muy por debajo en el ranquin de las preferencias del electorado, la apuesta de López parece más orientada a la supervivencia que a la inversión de sus dividendos políticos pasados.

El líder del PASE, también lleva paracaídas doble y con su retorno al plenario, buscaría mantener la unidad de un partido y una fracción legislativa con liderazgos volátiles y  tendencia a la fragmentación.

HACIA EL 2018

La llegada de este pelotón de veteranos políticos podría interpretarse también como una versión anticipada de lo que será el escenario electoral del 2018, en donde podrían ser naturales las candidaturas presidenciales de Álvarez Desanti, Ottón Solís y Otto Guevara.

Las posibilidades de los hoy candidatos a diputados, en esa eventual coyuntura del 2018, dependerán en buena medida de lo que digan las urnas en febrero del 2014.

El liberacionista Antonio Álvarez, ubicado en el primer lugar de la lista de candidatos por San José, es hoy virtualmente diputado y, un probable candidato para presidir la Asamblea Legislativa.

Con esa vitrina y cuatro años de cámaras y micrófonos por delante,  un triunfo del candidato presidencial de su partido, Johnny Araya, podría –paradójicamente−  perjudicarlo, ya que para habitar en Zapote a partir del 2018, Álvarez debería lograr un cuarto triunfo electoral consecutivo para los verdiblancos o esperar, al menos, un periodo para retomar su sueño.

Entre los dirigentes del PAC las cosas no están más fáciles. Si no llega a la presidencia en esta ocasión,  Luis Guillermo Solís probablemente logre instalar su cara y su voz en la memoria del electorado y aspirar a efectuar un buen trabajo como líder de un sector de la oposición política.

Pero a la hora de definir quién será el candidato de los rojiamarillos para el 2018, Luis Guillermo Solís podría tener que competir con Ottón Solís y Epsy Campbell, dos veces precandidata, que contarán con cuatro años de vitrina en Cuesta de Moras.


Más bien maduritos, educadores y abogados

Si las fracciones partidarias mantienen las proporciones de elecciones anteriores, la próxima Asamblea Legislativa estará compuesta mayoritariamente por adultos −tirando a maduritos−, abogados, educadores y economistas.

Así se desprende de un análisis efectuado por UNIVERSIDAD, sobre las listas de candidatos a diputados definidas por los partidos.

En la lista definida por el Partido Liberación Nacional (PLN) el promedio de edad es de 45 años, pero la mayoría de los candidatos jóvenes están ubicados en lugares poco elegibles de la papeleta, como Lea Metzer, de 23 años, quien está postulada en el lugar 14 por San José o Brenda Arroyo, de 21 años,  postulada en el lugar 18 de la lista de San José.

La trayectoria de quienes se escogieron como cabeza de las papeletas muestra que las estructuras políticas, en conjunto, apostaron por el oficio político.

Nombres de exdiputados y exministros como Antonio Álvarez, Rolando González y Sandra Pizk en Liberación;  Ottón Solís y  Epsy Campbell en el PAC; Otto Guevara en el Movimiento Libertario son una muestra de que los próximos debates legislativos tendrán la marca de la experiencia.

Entre los candidatos del Partido Acción Ciudadana (PAC), las profesiones que más se repiten son las de educadores y economistas, mientras que entre los verdiblancos y los socialcristianos, los abogados marcan la pauta.

A la hora de la variedad ideológica, la próxima Asamblea Legislativa tendrá algunas figuras como la educadora Patricia Mora y el sindicalista Jorge Arguedas −las opciones que el Frente Amplio propone como cabeza de sus diputados en San José−  que podrían sacar chispas con liberales como Otto Guevara.

En el Partido Unidad Socialcristiana (PUSC), a la hora de las candidaturas para diputados el linaje y la genealogía se impusieron, la cabeza su papeleta en Puntarenas es Gerardo Vargas, hijo de Gerardo Vargas, quien fue diputado socialcristiano durante la administración Calderón Fournier (1990-1994).

El patrón hereditario se mantiene en los candidatos del PUSC para Heredia y Limón, William Alvarado y José Luis Vázquez. El hermano de Alvarado fue diputado durante la administración Rodríguez Echeverría (1998-2002) y el padre de Vázquez ocupó una curul del PUSC en la administración Arias Sánchez (2006-2010).


[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

En la última semana, el panorama para las elecciones de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Costa Rica (FEUCR) tuvo un cambio

Álvaro Mutis obtuvo el Premio Cervantes, el máximo galardón de las letras hispánicas, en el 2001. (Foto: tomada del diario El País, de España)La

Cortometrajes de todo el mundo se exhibirán en la pantalla del cine Magaly, del 2 al 6 de octubre.Desde el miércoles 2 hasta el

Saprissa y Alajuelense empataron 4-4 en la edición del clásico más emocionante de las últimas décadas. (Foto: tomada del Facebook Saprissa de Corazón)El Estadio

Los empleadores pretenden que se apruebe una propuesta para flexibilizar las jornadas laborales. (Foto: archivo)El grave caos vial que vive Costa Rica y que

En julio de este año, estudiantes vinculados al Partido Revolucionario de los Trabajadores convocaron a grupos de izquierda y colectivos autónomos a una asamblea,

Hace un par de meses el Doctorado en Gobierno y Políticas Públicas de esta Universidad de Costa Rica convocó a unas jornadas de reflexión

Al ver las entrevistas con mis amigos de origen chileno Myriam Bustos Arratia y Raúl Torres Martínez en Semanario UNIVERSIDAD (11/9/13), decidí compartir con
Semanario Universidad