Caras nuevas y exjerarcas socialcristianos nutren equipo de Solís

Formación y experiencia son necesarias en los jerarcas, señalan expertos.Una combinación de caras nuevas en la política, mayormente mujeres, y conocidos exjerarcas de gobiernos

Formación y experiencia son necesarias en los jerarcas, señalan expertos.

Una combinación de caras nuevas en la política, mayormente mujeres, y conocidos exjerarcas de gobiernos socialcristianos, nutren el gabinete designado por el presidente electo Luis Guillermo Solís, quien el pasado lunes 28 dio a conocer 19 nuevos nombres y dejó pendientes para el próximo lunes el resto de nombramientos en su equipo de Gobierno.

Una fórmula cuya dosis de juventud reprobaría el examen de expertos en selección de recursos humanos, que apuntan a un sólido conocimiento y experiencia como requisitos esenciales a la hora de escoger a las personas en altos puestos ejecutivos, tanto en la empresa privada como la administración pública.

Quienes además recomiendan que se hagan procesos de selección de las personas para esos cargos, y que no se debería poner a jóvenes, ya que el liderazgo y la experiencia “no se improvisan”.

El lunes Solís, primer presidente electo en el Partido Acción Ciudadana (PAC), nombró a exministros de la Unidad Social Cristiana (PUSC) en dos nuevos puestos clave de su equipo de Gobierno.

Como su ministro de Relaciones Exteriores escogió al abogado Manuel González, quien fungió como ministro de Comercio Exterior del 2004 al 2006 en la administración del socialcristiano Abel Pacheco (2002-2006).

Mientras que en la Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS), institución emblemática del estado social de derecho costarricense, nombró como presidenta ejecutiva a la médica María del Rocío Sáenz, la ministra de Salud en los cuatro años de gobierno de Pacheco, quien dio su adhesión al candidato Solís en la campaña.

Sáenz apoyó al candidato del PUSC, Rodolfo Piza, y participó en la elaboración del programa de gobierno en el tema de la salud.

El pasado 14 de abril Solís ya había anunciado como ministro de Trabajo a Víctor Morales, quien ocupó el mismo cargo en la administración del también socialcristiano Miguel Ángel Rodríguez (1998-2002).

Otras figuras de procedencia socialcristiana ya incorporadas al equipo de Solís son el primer vicepresidente electo Helio Fallas, quien fue ministro de Planificación y de Vivienda en los gobiernos Rafael Ángel Calderón y de Rodríguez, y la segunda vicepresidenta Ana Helena Chacón, exdiputada y exviceministra de Seguridad.

Fallas tendrá en recargo el Ministerio de Hacienda y la coordinación del sector económico en el Gobierno de Solís, y Chacón coordinará el área social.

Como parte de los nuevos nombramientos está también el ingeniero agrónomo Carlos Enrique Monge, viceministro de Trabajo en la administración Pacheco.

Solís negó que el reclutamiento de las figuras socialcristianas se deba a algún pacto o entendimiento con el PUSC o con su líder Rodolfo Piza, cuyos votos necesita el PAC para la elección del directorio legislativo el próximo 1 de mayo.

Afirmó que las personas fueron escogidas por lo que valen, y porque en campaña prometió buscar a los mejores.

“No son caras nuevas pero son caras muy buenas”, son personas que durante su gestión anterior “cumplieron a cabalidad” con el mandato que recibieron, argumentó el mandatario electo.

Un total de 19 nuevos nombramientos fueron dados a conocer el pasado lunes 28 por Solís, entre ministros, viceministros, presidentes ejecutivos y embajadores en organismos multilaterales. Cargos que se suman a los 21 que el gobernante electo había anunciado el 14 de abril. Los nombramientos pendientes quedaron para el próximo lunes 5 de mayo, entre ellos los ministros de Justicia, Vivienda y Ciencia y Tecnología.

Rostros nuevos pueblan la nómina hasta ahora escogida, y aparte de los exjerarcas socialcristianos, la excepción con experiencia en la función pública son el exdiputado del PAC José Joaquín Salazar, viceministro designado de Agricultura, y el actual diputado Juan Carlos Mendoza, quien será el embajador en la Organización de Naciones Unidas.

Como ministro de Agricultura y Ganadería, Solís escogió al ingeniero agrónomo Luis Felipe Arauz, y a la viceministra Gina Paniagua, mientras que en la presidencia ejecutiva del Instituto de Desarrollo Rural estará Ricardo Rodríguez, equipo que tendrá a su cargo la reactivación del sector agropecuario, uno de los compromisos principales del PAC.

Ana Gabriela Zúñiga será la viceministra de la Presidencia en asuntos políticos; Giannina Dinarte, viceministra de Economía en el área de Pymes; Fernando Mora, viceministro de Ambiente, en el área de Mares, costas y humedales; y como viceministra de Vivienda Ana Cristina Trejos, quien participó en la organización “Un techo para mi país”.

Por su parte, Víctor Barrantes encabezará el viceministerio de Paz, y la viceministra de Juventud será Elena Quesada, quien fue dirigente de un movimiento de bienestar animal, y el abogado Pablo Barahona Kruger será el embajador ante la Organización de Estados Americanos (OEA).

EXPERIENCIA

A propósito de la escogencia del nuevo gabinete de Gobierno, César Enríquez, director de la carrera de administración de recursos humanos de la Ulacit, comentó que las personas elegidas en puestos ejecutivos primero que nada deben contar con conocimiento práctico (experiencia) y conocimiento académico (formación), para que puedan ganarse el respecto y tener liderazgo.

Para esto, además son muy importantes las llamadas “destrezas blandas”, como la capacidad de trabajar en equipo, capacidad conciliadora y negociadora, cualidades especialmente necesarias en la complicada coyuntura que le va a tocar al próximo Gobierno.

Enríquez señaló que en algunos puestos “la juventud es peligrosa”, ya que en esa edad la persona cree tener la verdad absoluta y que puede luchar contra el mundo, lo que juega en contra del liderazgo en un equipo de trabajo.

En este punto coincidió Mayela Cubillo, directora del Centro de Investigación y Capacitación en Administración Pública (Cicap) de la Universidad de Costa Rica, según la cual los funcionarios que van a puestos ejecutivos necesitan tener experiencia y conocimientos, y en el caso de instituciones muy especializadas,  contar con conocimientos técnicos del área de trabajo.

En el caso de presidentes ejecutivos, ministros, viceministros, oficiales mayores, que son los que un presidente puede nombrar a dedo, deberían tener conocimientos en el área a la que van.

Problemas de cultura organizacional e interpersonales que se presentan se resuelven con experiencia, que no se improvisa ni está en los libros, por lo cual en los altos puestos no deberían ir “jovencitos”, lo que no significa que los jóvenes no puedan estar en cargos de menor trascendencia, consideró.

En la administración, la formación es importante, pero los títulos no son determinantes, pues una persona sin título pero con las destrezas necesarias puede administrar una institución y salir adelante con profesionales competentes en la materia de trabajo que lo asesoren, puntualizó la académica.

Según Damaris Sánchez, directora de servicios de gestión de talento de la firma especializada PWC, lo más importante cuando se hace un proceso de selección en cualquier nivel, y mucho más en altos cargos ejecutivos, es tener primero claridad en cuál es el perfil que se busca, no solamente en cuanto a requisitos académicos y experiencia, sino en cuanto a la circunstancia que va a tener que enfrentar la persona, ya sea en el nivel de ministerios o presidencias ejecutivas.

Lo primero es definir el perfil y las circunstancias que rodean la necesidad del nombramiento que se vaya a hacer. En una segunda fase es importante hacer un verdadero proceso de selección y ojalá evaluar a todos los posibles candidatos que puedan tener interés en el puesto y cumplan con el perfil, señaló Sánchez.

En los puestos públicos se necesita que las personas sean prácticamente intachables desde el punto de vista moral, con gran habilidad de negociación y conocimiento político, porque van a tener que enfrentar diferentes fuerzas e intereses, y además deben contar con una gran orientación al servicio y la justicia social. Pero con eso no basta, porque también deben tener un enfoque al logro de resultados, de manera que esa combinación es necesaria, añadió.

[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

El minotauro, grabado de Picasso, es una de las 158 obras que se podrán observar en la exposición.Herencia del arte, con entrada gratuita, presenta

Numerosos conflictos internos causan molestia dentro de la facultad.La administración de la Facultad de Derecho sigue sin resolver las diversas situaciones que detonaron la

El director de la Unidad de comercio Internacional e Industrial de la Cepal, Jorge Mario Martínez, fue uno de los expositores en el Primer

El decano de la Facultad de Derecho, Alfredo Chirino (al centro) sostuvo un conversatorio con los estudiantes y docentes el pasado 28 de abril.

A las cuatro de la tarde (hora local), como estaba previsto, cerraron este domingo las urnas en Panamá, donde casi 2,5 de electores expresaron

Un Deportivo Saprissa hambriento de finales despertó de su sueño finalista Club de Fútbol de la Universidad de Costa Rica con un 2-0 en

Conocer los sitios en donde hay más accidentes de tránsito con personas muertas o heridas y pérdidas materiales permite a los ingenieros

El Museo de Arte Costarricense le ha conferido el Premio Teodorico Quirós 2013, al artista Carlos Poveda. Este importante premio trienal fue instaurado en
Semanario Universidad