Conflicto en Ostional perjudicaría a tortugas

Las anidaciones masivas de la tortuga lora en el Refugio de Vida Silvestre Ostional, permiten el aprovechamiento comercial autorizado de una parte de los

Las anidaciones masivas de la tortuga lora en el Refugio de Vida Silvestre Ostional, permiten el aprovechamiento comercial autorizado de una parte de los huevos (foto cortesía de Elmer Guillermo García).

El fallo de la Sala Constitucional (IV) que prohíbe actividades que no sean de conservación y protección del Refugio de Vida Silvestre Ostional y ordena la expropiación de quienes aún se mantienen dentro de dicha área, podría generar un conflicto socioeconómico para los lugareños y pondría en peligro la sobrevivencia de las tortugas que desovan en sus playas.

De ser ejecutada la orden de la Sala IV, centenares de familias de la comunidad de Ostional deberán abandonar sus viviendas y de paso perder el ingreso económico que desde 1983 les proporciona la comercialización autorizada de cierta cantidad de huevos de tortuga.

 

Como consecuencia, los miles de estos reptiles que cada mes llegan a depositar sus huevos en las playas del refugio, se quedarán sin la protección ni facilidades que la comunidad brinda a los ejemplares adultos y recién nacidos.

Ostional es sede desde hace casi dos décadas de un programa de explotación sostenible de dichos huevos, de lo cual se benefician tanto personas de esta comunidad, como las especies de tortugas.

Conocedores del tema consultados por este Semanario, confirmaron la importancia de mantener la «simbiosis» entre esta comunidad y las tortugas, pues de lo contrario se pondría en peligro la vida de estos quelonios, ya de por sí en riesgo de extinción.

Las amenazas que penden sobre las distintas especies de tortugas del planeta -incluidas las que desovan en playas costarricenses-, fueron analizadas por los especialistas que participaron en un simposio celebrado en San José del 23 al 27 de febrero pasado.

El «XXIV Simposio Anual sobre Biología y Conservación del Tortugas Marinas» contó con el auspicio del Ministerio de Ambiente y Energía (MINAE), Conservación Internacional, y Sociedad Internacional de Tortugas Marinas; participaron más de mil investigadores provenientes de 76 países.

Previo a este simposio, del 18 al 22 de febrero tuvo lugar en Ostional una reunión con cerca de un centenar de expertos latinoamericanos en ese campo.

«Al reconocer que las principales amenazas que afectan a las tortugas baula del Pacífico, provienen del uso de palangres y redes agalleras con que se están matando miles de ellas, nosotros, participantes del XXXIV Simposio de Tortugas Marinas, invitamos al Gobierno de Costa Rica para que lidere el movimiento internacional dirigido al establecimiento de una moratoria en el uso de artes de pesca que están aniquilando a las tortugas baula. Dicha moratoria deberá sustentarse en la información científica relacionada con sus patrones migratorios», plantea un documento que firmaron más de 350 participantes en el cónclave y que entregarán al presidente Abel Pacheco.

FALLO POLÉMICO

La resolución 2003-08742 de la Sala IV que amenaza con provocar un conflicto social en Ostional y quizá una desprotección de las tortugas que llegan allí a anidar y a nacer, fue dada en agosto de 2003 en favor de la Asociación Cívica de Nosara, la cual interpuso un recurso de amparo en diciembre de 2001.

Esa acción legal la dirigieron contra el Área de Conservación Tempisque (ACT) del MINAE, por interpretar de manera errónea la Ley de Conservación de Vida Silvestre y su Reglamento, al catalogar ese refugio como mixto en vez de estatal, y permitir entonces el otorgamiento de permisos de uso del suelo «sin restricción alguna ni plan de manejo».

En concreto, se quejan por la autorización por parte del ACT de permisos para uso habitacional y de viviendas recreativas, lo cual está vedado para un refugio con carácter estatal.

Con base en estas consideraciones, el fallo establece que «tratándose de que el Refugio de Vida Silvestre Ostional es de dominio público y forma parte del patrimonio nacional, no puede (el ACT) autorizar actividad alguna dentro del mismo que no tienda sino a su protección e investigación».

En caso de oposición de los propietarios que ocuparon terrenos antes de la creación del refugio (28-10-1983), «deberá decretarse la correspondiente expropiación», advirtió la Sala Constitucional.

Esta área de protección se extiende a lo largo de 21 kilómetros de costa y comprende una franja de 200 metros de ancho a partir del punto donde llega la marea alta, entre las puntas India y Guiones, para una extensión que abarca 8.000 hectáreas marinas y 320 terrestres, detalló el director del refugio, Carlos Orrego Vásquez.

MALESTAR COMUNAL

La orden de la Sala IV de desalojar a las personas que viven dentro del refugio y de expropiar a quienes tengan derecho a ello, fue criticada por el presidente de la Asociación de Desarrollo Integral de Ostional (ADIO), José María Ruiz Avilés, al ser consultado por UNIVERSIDAD.

En su opinión, es muy fácil tomar decisiones desde San José, sin conocer el lugar afectado ni la realidad socioeconómica de su población, dijo en torno a gestiones realizadas por la Sala IV, la Procuraduría General de la República  y la Defensoría de los Habitantes.

Estos funcionarios -añadió- quienes han sido invitados  por la ADIO a que visiten Ostional, no han tomado en cuenta si la eventual expropiación de tierras afectaría a las tortugas.

El dirigente comentó que «nosotros hemos demostrado en Ostional, que podemos vivir con las tortugas, y casi podemos asegurar que si la población sale de este refugio, estas van a desaparecer también, porque ¿quiénes son los que le dan el cuido, el mantenimiento a la playa, la vigilancia para que las personas no las molesten con focos o cámaras con luces? Somos nosotros, los pobladores de Ostional. Aquí no viene nadie del gobierno a poner señales en la playa».

«Hemos vivido aquí y no queremos por ningún motivo que esta naturaleza de Ostional -que es un ejemplo mundial- se nos vaya. El gobierno (la Sala IV) en este momento, en lugar de emitir una orden de esa clase, debería buscar ayuda para investigación, y para que la gente viva en Ostional tranquila», reclamó con vehemencia Ruiz Avilés.

Con más de 40 años de vivir en este lugar, puntualizó que desde 1970 -cuando se empezaron a realizar allí las primeras investigaciones científicas- han visto cómo aumenta la población de tortugas que visita el refugio. Si no fuera por la ayuda que las personas dan a las tortugas recién nacidas, posiblemente llegarían al mar solo las que nacen de noche, acotó.

Para proteger y darle «asistencia» a las miles de tortugas -especialmente las «loras» (Lepidochelys olivacea ), que arriban masivamente-, la Asociación de Desarrollo tiene organizados 12 grupos de hombres y mujeres con 18 o 20 integrantes cada uno, quienes se encargan de las distintas responsabilidades del programa, el cual cuenta también con un biólogo regente.

A esto se suma otro grupo con 17 personas, encargadas de vigilar a diario la playa y preservar la vida de las tortugas.

ESPECIES VULNERABLES

Aunque al refugio llegan sobre todo las tortugas loras, también llegan las baulas y las verdes.

Por razones que se desconocen, en Ostional se presenta el fenómeno conocido como «arribadas», que consiste en la llegada masiva -incluso más de 200.000 ejemplares- de estos reptiles en pocos días y en un tramo de 900 metros de extensión.

Esta situación hace que debido al espacio tan reducido, las tortugas al desovar cavan donde ya otras habían depositado sus huevos y por lo tanto los destruyen, y así sucesivamente, con la consecuente destrucción de miles de ellos.

Fue esto lo que llevó a que en 1986 el Ministerio de Agricultura y Ganadería autorizara la extracción y comercialización de los huevos enterrados por las tortugas durante las primeras 36 horas de las arribadas. Corresponde al biólogo regente determinar si se presenta una arribada (más de 5.000 tortugas) y dar el permiso de aprovechamiento.

De acuerdo con estudios del programa de tortugas marinas de la Universidad de Costar Rica (UCR), desde 1999 el promedio mensual de tortugas que llegan en forma masiva es de 88.000, con rangos que pueden oscilar entre los 5.000 y 400.000 quelonios. Cada una pone en promedio 100 huevos.

La magnitud de estos desoves es lo que justifica entonces su aprovechamiento y la participación de la comunidad aledaña en el manejo sostenible del recurso.

La importancia de que se dé esta simbiosis, fue enfatizada por el biólogo y coordinador del componente de acción social del programa de tortugas marinas de la UCR -Elmer Guillermo García-, quien estima que de cara al futuro se pondrían en peligro las especies que arriban a Ostional, si se cambian las condiciones actuales de manejo.

Cabe explicar que la anidación de tortugas tiene depredadores naturales, como los zopilotes, cerdos, perros, mapaches, y pizotes, al igual que los humanos. De allí que la protección de la comunidad es imprescindible.

Aparte de vigilar para que los depredadores no saqueen los huevos, los 245 asociados a la ADIO se encargan de mantener limpia la playa de obstáculos -como basura o pedazos de madera- para las tortugas que buscan anidar o de las recién nacidas que luchan por llegar al mar.

Un hueco pequeño en la arena -por ejemplo-, puede significar una barrera infranqueable para una tortuguita, que sin la ayuda de un vecino tratará de salir hasta deshidratarse y morir.

META: REFUGIO MIXTO

Emel Rodríguez Paniagua, director del Área de Conservación Tempisque -al cual está adscrito el refugio de Ostional-, dijo que no comparte la resolución de la Sala IV y que por eso el MINAE buscará una salida legal para el conflicto que se produciría si la acatan.

El funcionario reveló que una comisión institucional analiza una opción que permitiría gestionar la declaratoria de refugio mixto y así evitar la expulsión de los 600 habitantes del centro de Ostional.

Según reveló, los terrenos sobre los que se asienta el pueblo son una propiedad privada que perteneció a Lico Sobrado, un terrateniente que tras la invasión de precaristas a sus tierras hace varias décadas, les dejó quedarse en ellas, aunque nunca fueron segregadas.

Por eso verifican en el Catastro Nacional la condición legal de ese terreno, ya que de ser privado permitiría mantener allí a sus pobladores y gestionar la categoría de refugio mixto, para no perjudicar a las personas ni a las tortugas.

El Director del ACT aseguró que estudian cuál es la situación del resto del refugio; «estamos decididos a luchar contra lo que sea, para sacar a quien haya que sacar y mantener el refugio en la parte que es del Estado. Aquí no vamos a dar permisos para nada y ya he rechazado 14 solicitudes de ampliaciones, e incluso los de personas que ya están venciendo los estoy dejando suspendidos, hasta que definamos la situación del refugio».

En el sector de Punta Guiones, varios vecinos de San José obtuvieron su concesión antes de que se creara el refugio y construyeron casas de recreo muy caras. Cuando se venzan los permisos habría que sacarlos e indemnizarlos, expuso Rodríguez.

Al preguntársele si habían hecho algún cálculo sobre el monto que debería cancelar el Estado para expropiar a las personas con derechos, manifestó que aún no tenían ninguna cifra. Hay otros refugios con una problemática similar, como Barra del Colorado, Caño Negro y Gandoca-Manzanillo, recordó.

Por su parte el director del refugio, Carlos Orrego, respaldó lo dicho por Rodríguez y expresó que el MINAE tiene claro que la comunidad debe mantenerse en el sitio que ocupa; en diciembre pasado entregaron a consulta de diversos sectores, un plan de manejo que regularía las actividades en el refugio.

Detalló que el año pasado crearon en Ostional un grupo de guías ambientales coordinados por el MINAE y se le ha dado énfasis también a la educación ambiental, con el apoyo de la UCR y del Instituto Nacional de Aprendizaje.

Orrego Vásquez es partidario de un desarrollo sostenible del refugio y estima que ha faltado más bien divulgación del potencial turístico de Ostional durante todo el año, para el avistamiento de tortugas en anidación y nacimiento, así como para la investigación sobre estas especies.

Mientras se define la situación legal del refugio, la comunidad de Ostional aguarda por esa importante decisión, en la que está en juego parte de su bienestar socioeconómico y quizás la sobrevivencia de las tortugas que escogen dichos parajes como los ideales para la reproducción de su especie.

La UCR en Ostional

Desde que se inició (1986) el aprovechamiento sostenible de huevos de tortuga en el Refugio de Vida Silvestre Ostional, el programa de tortugas marinas de la Escuela de Biología de Universidad de Costa Rica (UCR), le ha brindado asesoría a la Asociación de Desarrollo Integral de esta comunidad (ADIO).

Allí tiene la UCR instalaciones que sirven para desarrollar proyectos de investigación y acción social con esos lugareños, quienes en gran parte viven de los ingresos que obtienen de la comercialización autorizada de huevos de tortuga.

De acuerdo con los estudios hechos por la UCR a lo largo de casi veinte  años de aprovechamiento de este recurso, entre 1987 y 1999, se comercializaron unos 70 millones de huevos. Solo en una de las grandes arribadas que hubo en setiembre del año pasado, se calcula que el desove alcanzó 150 millones de unidades. Actualmente la ADIO vende a los intermediarios cada unidad en ¢22.

«Según la información recabada en Ostional sobre las arribadas, podemos concluir que son factores naturales como la sobrexcavación por las mismas tortugas y el efecto del oleaje, los que provocan la mayor mortalidad en los nidos», explica el programa mencionado.

«La Escuela de Biología se siente orgullosa de participar en un proyecto de desarrollo sostenible exitoso», afirma un informe del citado programa.

El año pasado este proyecto de la UCR desarrolló proyectos en materia de educación ambiental, salud comunitaria y cursos de capacitación en comercialización y ecoturismo, con habitantes de la comunidad.

[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

La segunda entrevista de nuestra serie con las personas candidatas a la Rectoría de la Universidad de Costa Rica (UCR), le correspondió en la

Por estas razones,  me molesta y me preocupa la forma despectiva como  Monseñor Arrieta se refiere a los homosexuales en la reciente entrevista con

Los ratones fosforescentes son producto de una intervención genética hecha en laboratorio, con fines didácticos, según aseguran expertos de la UCR y la UNA.

Las anidaciones masivas de la tortuga lora en el Refugio de Vida Silvestre Ostional, permiten el aprovechamiento comercial autorizado de una parte de los

Este canal de drenaje se puede observar al borde del camino que conduce al refugio. Los canales de drenaje que construyen los finqueros en

Silvia González, a la derecha, junto a Raquel Montoya, durante la triatlón de Clement, Florida, primera competencia que corrieron bajo el manto de

El director argentino Lorenzo Quinteros manifestó que espera conformar un buen grupo de trabajo. "Cuando uno tiene más problemas en el plano real, más

Organización internacional Social Watch considera que Costa Rica está vendiendo la herencia económica, política y cultural. Reducir los niveles de pobreza en Centroamérica es
Semanario Universidad