Demócratas hicieron planteamiento a Obama: Nueva propuesta de renegociación del TLC debe esperar

A pesar de que otra vez se presentó una propuesta por parte de legisladores del Partido Demócrata de los Estados Unidos para renegociar y

Analistas ticos consideran que no es prioridad en este momento, pero la renegociación llegará.

A pesar de que otra vez se presentó una propuesta por parte de legisladores del Partido Demócrata de los Estados Unidos para renegociar y realizar cambios a los tratados de libre comercio de este país, la crisis económica relegaría este tema de la agenda hasta el próximo año, opinaron analistas y representantes de comercio exterior.

Recientemente 54 integrantes de la Cámara de Representantes le pidieron al presidente Barack Obama que revise los acuerdos comerciales, incluido el firmado con Centroamérica y República Dominicana.
En la carta los líderes demócratas piden a Obama “corregir los errores” de la política comercial respecto a la globalización de la economía, el medio ambiente, seguridad y salud, así como la creación y preservación de empleo en los Estados Unidos.

Los demócratas también hablan de fomentar un desarrollo sostenible y equitativo en el mundo; y reconocen que la actual crisis es consecuencia de la falta de regulación del comercio y de los desequilibrios comerciales y financieros.

Los demócratas tienen en la mira los tratados de libre comercio firmados con Colombia, Perú y Corea, así como el de América del Norte (NAFTA, por sus siglas en inglés), y el de Centroamérica y República Dominicana (DR-CAFTA, por sus siglas en inglés); el cual Costa Rica puso en marcha apenas hace un par de meses.

TENDRÁ QUE ESPERAR

El analista político Francisco Barahona aseguró que una revisión del acuerdo comercial con Centroamérica ciertamente se dará, pero tendrá que hacer fila en una lista de asuntos que la administración Obama tiene como prioridades.

“Primero revisarán el  NAFTA y dependiendo de los resultados, seguirá el de Centroamérica; si bien  esto es un asunto de dos partes, si Estados Unidos lo quiere, se va a tener que revisar”, expresó Barahona.

Barahona recordó que desde la campaña electoral, el presidente estadounidense había expresado la necesidad de realizar cambios a la política comercial, e inclusive existe ya un proyecto de ley presentado el año anterior.
El politólogo descartó que una renegociación vaya a afectar los intereses de Costa Rica o Centroamérica, pues lo que pretende la administración norteamericana son cambios en materia laboral y ambiental, así como corregir algunos excesos que se dieron a favor de las transnacionales.

“No creo que lleguen como piratas a buscar beneficiarse,  Obama no va a radicalizarse como lo hizo Bush, y creo que de aquí a unos años se va a lograr que estos acuerdos sean más equilibrados; ellos quieren mejorar sus condiciones, pero no significa que solo piensen en sí mismos”, aseguró Barahona.

El analista consideró que la revisión de los tratados podría iniciarse durante el segundo semestre del año, por lo que el turno del DR-CAFTA podría llegar hasta el otro año.

“Los cambios son muy posibles, y no son como dijo Oscar Arias que el TLC era como los diez mandamientos”, criticó Barahona.

El economista de la Universidad Nacional Leiner Vargas coincidió con Barahona en cuanto a que la renegociación no llegaría de inmediato, pero es muy posible que se dé ante las preocupaciones que muchas veces han manifestado los demócratas al respecto.

Vargas opinó que lo que más preocupa a los demócratas es el traslado de empleos fuera de los Estados Unidos, sobre todo a regiones donde existan prácticas laborales no apropiadas; así como llenar las deficiencias en el plano ambiental.

“Uno podría encontrar una revisión sustantiva en lo ambiental, que en el DR-CAFTA es bastante débil, podría venir un replanteamiento interesante para ellos, no necesariamente para nosotros”, manifestó Vargas.

El economista señaló que la eventual renegociación podría buscar disminuir algunas ventajas obtenidas en el acuerdo, pero reiteró que la prioridad para Estados Unidos estará en los acuerdos con regiones como Norte y Suramérica, ya que Centroamérica tiene poco peso comercial.

CON CUIDADO

La viceministra de Comercio Exterior, Amparo Pacheco, aseguró que no le sorprende la carta de los 54 legisladores al presidente Obama, pues desde hace mucho tiempo estos habían expresado su interés en las modificaciones, pero descartó que ese asunto tenga la atención del gobierno norteamericano.

“No creo que sea la prioridad del gobierno de los Estados Unidos en este momento, y nosotros vamos a estar concentrados en la buena aplicación del acuerdo comercial incluyendo los temas laborales y ambientales, que sean los que posiblemente les den un seguimiento más directo”, expresó.

Pacheco dijo que cuando los demócratas hablan de renegociar los tratados, buscan endurecer la normativa laboral y ambiental, por lo que los países centroamericanos deben tener cuidado de tener una aplicación efectiva de la legislación en esos campos, y evitar así problemas comerciales.

“El tratado ya está vigente, cualquier cambio debe pasar por los congresos de los siete países, entonces no es que esto sucederá a la vuelta de la esquina”, enfatizó Pacheco.

“HAY QUE PRESIONAR”

El líder del Partido Acción Ciudadana, Ottón Solís, consideró importante que el tema de la renegociación esté en la agenda de los estadounidenses, y afirmó que es necesario que los otros países que integran el CAFTA presionen para lograr las reformas deseadas.

“Costa Rica debería hacerse presente en ese proceso para poder lograr que la agenda que nos interesa se meta en la renegociación”, expresó Solís, quien en noviembre del año anterior, estuvo en Washington valorando la posibilidad de la renegociación con los legisladores demócratas.

Solís indicó que las modificaciones en materia laboral y ambiental pueden ser de interés para el país, en la medida en que se protejan los derechos de los trabajadores y se busque una efectiva protección de los recursos naturales; pero añadió que hay mucho más que eso en el proyecto de ley presentado por los demócratas.

“Está toda la otra agenda por la que aquí peleamos: propiedad intelectual, compras del sector público, protección agrícola, todo eso está ahí”, afirmó Solís.

Respecto a las manifestaciones de la viceministra de Comercio Exterior, Solís opinó que el gobierno de Costa Rica, y el del resto de Centroamérica deberían interesarse en presionar para aprovechar la apertura que tiene el gobierno norteamericano en estos momentos, e impulsar la agenda de interés para los países de la región.

 

[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

Las penurias de los estudiantes de teatro de la Universidad de Costa Rica para recibir clases en distintos lugares del campus Rodrigo Facio, trasladar

A veces el seguro social, no tiene los más modernos medicamentos y a veces estas se necesitan desesperadamente. La carne es casi imposible de

El país le ha dado la espalda al marco legal existente para hacer un buen gobierno, y el principal culpable es la Contraloría General

El discurso de rechazo llega a reproducir un discurso de autoridad, de poder, en que el individuo -los ‘‘agentes o policía’’ del poder- se

Todo está listo para que la Expo UCR 09 se inaugure el 3 de abril.  Tres días será poco tiempo para conocer lo que

Ante ello, es oportuno hacer ver que este proyecto de Ley viene siendo  trabajado desde hace varios años por una comisión integrada, entre otros,

Se autodefine como un luchador, una persona fiel a sus convicciones y enamorado de la familia, creyente de Dios y la Virgen.  “Por estos

Todas las personas que laboren en el sector de la educación y que quieran trasladarse al régimen de Pensiones y Jubilaciones del Magisterio Nacional
Semanario Universidad