Denuncian contrataciones “a dedo” en Consejo Nacional de Concesiones

Se dice “sigue Petra con calentura” cuando pasa el tiempo y el problema sigue, refrán que calza tratándose del Consejo Nacional de Concesiones (CNC),

Se dice “sigue Petra con calentura” cuando pasa el tiempo y el problema sigue, refrán que calza tratándose del Consejo Nacional de Concesiones (CNC), donde este Gobierno continúa haciendo nombramientos para la fiscalización y gerencia de proyectos de concesión obviando la normativa jurídica para la escogencia del personal en la entidad.

El incumplimiento de los procesos idóneos, para que puedan concursar las personas interesadas y con atestados para ocupar los cargos, es un mal que se ha arrastrado durante los últimos gobiernos, en los cuales han contratado a colaboradores de confianza por plazo fijo, para cumplir funciones ordinarias del CNC.

Se desestima de esta forma el personal técnico y profesional que tiene la entidad, lo que a su vez atenta contra el desarrollo de las capacidades institucionales para el adecuado manejo de los contratos de concesión, situación álgida que la Contraloría General de la República (CGR) ha pedido corregir en varios informes y que la comisión legislativa que investigó las concesiones en el 2010-2011 también advirtió.

Ahora funcionarios del CNC, que piden no revelar sus nombres, manifiestan preocupación por los nombramientos “a dedo” por parte del Gobierno, en clara violación a lo estatuido en la Ley General de Concesiones y su reglamento, entre otras normas, para el nombramiento del personal en la institución, situación que el Ministro de Obras Públicas y Transportes (MOPT), Carlos Segnini, negó que se esté dando.

Sostiene que lo que han hecho son nombramientos interinos para subsanar incumplimientos de fiscalización heredados, mientras se hacen los concursos para los puestos, porque las nuevas autoridades −que asumieron en mayo del 2014− encontraron “al garete” la situación y necesitaban enterarse de qué está pasando (ver recuadro).

El CNC, órgano desconcentrado adscrito al MOPT, es gobernado por una junta directiva presidida por el jerarca del MOPT, la cual está integrada además por los ministros de Hacienda y Planificación, el presidente del Banco Central y sendos representantes de los colegios profesionales, cámaras empresariales  y el sector cooperativo.

El 7 de agosto del 2014,  la directiva del CNC nombró en plazas temporales autorizadas por la Autoridad Presupuestaria a varios fiscalizadores, entre ellos a la anterior directora de la parte administrativa-financiera Silvia Jiménez, como fiscalizadora de la concesión del Aeropuerto Daniel Oduber, en Liberia. Posteriormente, la funcionaria pasó a ser coordinadora del nuevo órgano de fiscalización creado en el CNC.

Jiménez era colabora de confianza del anterior secretario técnico Edwin Rodríguez, y trabajaba bajo el régimen de puestos de la Autoridad Presupuestaria como directora administrativa-financiera y fiscalizadora.

El nuevo secretario técnico, Jorge Mora, quien era el gerente del proyecto de la Terminal de Contenedores de Moín (concesionado a la transnacional APM Terminals), fue nombrado interinamente por el Gobierno sin el previo concurso que establece la normativa que rige para la institución.

Lo anterior no es nada nuevo, ya que desde el gobierno de Óscar Arias (2006-2010) todos los secretarios técnicos del CNC han sido nombrados de forma interina y luego se ha hecho un concurso, en el que los requisitos y puntajes del cartel se cambian de conformidad con el perfil del funcionario, que finalmente termina ratificado en el puesto.

De igual manera, Mora comunicó el pasado 4 agosto el nombramiento interino del gerente para la mencionada terminal de Moín (ingeniero Carlos Rueda), y de igual forma se procedió con la arquitecta Isabel López, gerente de la concesión de la Ruta 27 San José-Caldera, sin que a la fecha se haya ordenado sacar a concurso los puestos.

SEÑALAMIENTOS

Los denunciantes reprochan que los nombramientos se han hecho a tiempo fijo, con plazas autorizadas por la Autoridad Presupuestaria fuera del régimen del Servicio Civil, contraviniendo lo establecido en la Ley general de concesiones de obra pública con servicios públicos y sus reformas (N° 7762).

Dicha normativa establece que el CNC debe estar dotado del personal técnico y profesional necesario para su buen funcionamiento, nombrado por su experiencia y conocimientos en las áreas propias y afines a la competencia y la idoneidad para el cargo, dentro de las categorías de puestos autorizados por la Dirección General de Servicio Civil (DGSC).

Señalan que esta normativa es clara en cuanto a que las plazas son por tiempo indefinido, y disposiciones de la propia DGSC expresamente prohíben hacer nombramientos interinos, por tratarse de plazas nuevas por nombrar, y porque se contraviene la naturaleza jurídica del interinato, que lo que busca es sustituir nombramientos en plazas que ya estaban creadas y que su titular por diversas razones no las está ejerciendo.

Por otro lado, se aclara que la ley que regula al CNC prevé la contratación en plazas autorizadas por la Autoridad Presupuestaria por tiempo definido, así como las consultorías necesarias para el cumplimiento de los fines de la entidad, en tanto se tenga debidamente demostrada la inopia, es decir la carencia del personal idóneo en la propia institución.

Desde el 2012, la CGR externó la necesidad de que el CNC cuente con órgano fiscalizador de proyectos, ya que su carencia aumenta el riesgo de no tomar oportunamente las decisiones necesarias, para que el concesionario se ajuste al estricto cumplimiento de las condiciones, estándares y plazos establecidos por los contratos.

Para atender esas llamadas de atención, el CNC creó un órgano de fiscalización y solicitó a la Autoridad Presupuestaria prórrogas de puestos especiales por plazo fijo, para la fiscalización y las gerencias de proyectos. La anterior administración, por otra parte, solicitó al Servicio Civil una reasignación de plazas, a fin de clasificar puestos para el órgano de fiscalización.

Tras un estudio y la recomendación de las dependencias correspondientes, la DGSC aprobó en diciembre pasado la creación de dos categorías de puestos denominadas Fiscalizador 1 y Fiscalizador 2, con sus asignaciones salariales.

Como parte del estudio para dicha autorización, funcionarios del Servicio Civil mantuvieron reuniones con representantes del CNC, entre ellos la misma Silvia Jiménez, con el propósito de informarse sobre las características y requerimientos de los puestos que se solicitaba crear, según indica el estudio emanado del Servicio Civil.


Incumplimientos heredados

Carlos Segnini, ministro del MOPT, negó que haya hecho nombramientos a dedo en el CNC.  “El que diga eso lo demando por difamarme, porque yo no estoy nombrando a nadie”, afirmó.

El ministro explicó que dentro de la estructura del CNC, la junta directiva –“no yo”− decide con quién se van suplir los incumplimientos de fiscalización heredados; “entonces corrimos a ver dentro de lo que había elegible”, para subsanar, y se nombró interinamente a gente con experiencia, mientras se hace el concurso en muchos de esos casos.

¿Cuándo se va a hacer el concurso?

−Se están preparando  los requisitos y esperamos que pronto. Eso fue (los nombramientos interinos) porque nos encontramos una situación al garete heredada, que hemos tratado de subsanar momentáneamente.

¿En cuanto al nombramiento del secretario técnico del CNC, no va ocurrir lo mismo que en los gobiernos anteriores, que se nombra interinamente un funcionario y luego se saca un concurso con requisitos y puntuaciones a la medida, para nombrarlo definitivamente?

−No es la intención; la cuestión es que la persona que quede tenga los requisitos de idoneidad técnica, conocimiento y, por supuesto, de ética que se requiere. Los nombramientos interinos actuales responden a que los nuevos miembros de la junta directiva estamos entrando y empapándonos de qué ha pasado ahí, con una situación bien complicada; recurrimos a gente interna, que sea gente que ha demostrado probidad en sus funciones y que conoce los temas, y eso fue lo que se decidió.


•Salario para Fiscalizador 1

Base: ¢790.150.

Anualidad: ¢15.329.

•Salario para Fiscalizador 2

Base: ¢1.012.300.

Anualidad: ¢19.639.


[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

Supongo que un centro de enseñanza privado no “contrata” a un académico de la universidad pública para que imparta una charla inaugural sobre “el

Carlos Fernández Liria, representante de la agrupación política Podemos, de España. (Foto: www.filosofíahoy.es)Una historia inconclusa remece Europa. Podemos, en España, y Coalición de la

Ante la observación en Finca 4 de tractores removiendo vegetación y camiones grandes que salen cargados con tierra, se hizo la consulta a la

Baloncesto masculino da primer golpe en final del Torneo de CopaEl equipo de baloncesto masculino de la Universidad de Costa Rica se puso a

No cabe ninguna duda de que las instituciones públicas deben rendir cuentas sobre los recursos que utilizan, los cuales son aportados por el pueblo

Por cierto, en el top ten de las noticias trascendentes de un noticiario internacional, la misses le robaron el puesto a los 43 de

Probablemente, ni usted ni yo, sepamos cuáles fueron las buenas intenciones que motivaron a una quincena de diputados (algunos de ingrata memoria: Justo Orozco,

En La Fortuna de San Carlos se respiran los efectos de la crisis económica del 2008, que paralizó el auge del sector turístico. (Foto:
Semanario Universidad