Deuda de ¢48.000 millones por impuestos no pagados afecta patrimonio del BNCR

Una deuda de ¢48.000 millones (unos $88 millones), en impuestos no pagados a la Dirección General de Tributación Directa, afecta la suficiencia patrimonial del

Una deuda de ¢48.000 millones (unos $88 millones), en impuestos no pagados a la Dirección General de Tributación Directa, afecta la suficiencia patrimonial del Banco Nacional de Costa Rica (BNCR) y pone a las autoridades financieras del Gobierno a valorar una millonaria inyección de fondos públicos, para estabilizar las finanzas del mayor banco estatal.

La deuda se generó luego de que un equipo de Tributación Directa analizó el pago de impuestos que hizo el BNCR entre los años 2010 y 2013, durante la gestión del economista liberacionista Fernando Naranjo.

Naranjo asumió la gerencia general del BNCR en junio del 2010, durante la administración Chinchilla Miranda y renunció en enero pasado, después de que un informe de la Contraloría General de la República (CGR) cuestionó los incentivos que el banco pagó a los empleados y a la alta gerencia.

El exjerarca del BNCR, Fernando Naranjo, alegó quela responsabilidad de tratar con la Tributación no le correspondía. Tras comparecer ante la comisión legislativa de Ingreso y Gasto Público, calificó el reclamo de Tributación como «voracidad fiscal».(Foto: Katya Alvarado)

Según el jerarca de la Superintendencia de Entidades Financieras, Javier Cascante, esa deuda de ¢48.000 afecta la suficiencia patrimonial de la entidad, es decir la capacidad que tiene el banco para enfrentar deudas o las dificultades propias del negocio financiero.

«El patrimonio es la base de solidez que tiene el banco para enfrentar los riesgos de su negocio de intermediación financiera. El patrimonio es lo que responde ante una situación de deudas o de que algo salga mal. Por eso cuando ellos (el BNCR) hagan el pago, se va a debilitar la suficiencia patrimonial que tiene y eso va a significar menor crecimiento del crédito o dificultad para emprender algún proyecto que el banco quisiera realizar», explicó el superintendente Cascante.

La cifra que Tributación le reclama al BNCR equivale casi al 10% de su patrimonio que es de ¢496.769 millones.

Para equilibrar las finanzas del banco, el Gobierno valora capitalizar al BNCR por un monto similar al que la entidad debe pagarle a Tributación.

Así lo confirmaron a UNIVERSIDAD el ministro de Hacienda, Helio Fallas, y el presidente del Banco Central de Costa Rica (BCCR), Olivier Castro.

El jerarca de Hacienda calificó esa capitalización como «una precaución» para asegurar la sostenibilidad financiera del banco.

«La idea es fortalecer un poco más al Banco Nacional, como una forma de prevención; no tiene otras características más que eso. Esto se hace cada cierto tiempo con los bancos, para asegurarles una sostenibilidad financiera», puntualizó.

Fallas señaló que aún no está definida la cifra total que se inyectaría al banco, ni cuál será el procedimiento legal para hacerlo; «todavía no sé cuál será el procedimiento que vamos a utilizar. Lo que haríamos es que por un lado se le da la plata al banco y por otro el banco cumple con sus obligaciones tributarias».

El presidente del BCCR, Olivier Castro, señaló que la capitalización del BNCR está bajo estudio y que ya se han reunido con los presidentes de los bancos públicos para analizar el tema.

«Si eso (la deuda con Tributación) el banco lo tiene que cubrir, provocará que disminuya su patrimonio y eso hace que la suficiencia patrimonial del banco se vea afectada; entonces estamos estudiando para ver cómo se resuelve ese problema», comentó Castro.

Al consultar al exgerente del BNCR, Fernando Naranjo, sobre el estudio y la orden de cobro que Tributación le hizo al banco, alegó que «en  el  Banco Nacional  el  responsable  de  las  relaciones con  la   Tributación  Directa es  el  subgerente de  Finanzas. A él es  a  quien debe dirigir las preguntas», expresó.

La Directora Corporativa de Relaciones Institucionales del BNCR, Mishelle Mitchell señaló que la acreencia se origina en una diferencia de metodología entre Hacienda y el banco a la hora de liquidar los impuestos.

Según Mitchell, el banco tiene la capacidad para afrontar este reclamo de Tributación sin que eso afecte su patrimonio. UNIVERSIDAD envió dos cuestionarios al presidente del Banco Nacional, Víctor Carranza, el 23 de febrero y el 3 de marzo, para obtener su versión sobre el cobro de Tributación y la liquidación de impuestos que hizo la entidad, pero al cierre de esta edición no se recibió respuesta.

ESTUDIO DE TRIBUTACIÓN

El jefe de Tributación Directa, Carlos Vargas, dijo que el traslado de cargos que le efectuaron al BNCR corresponde a una fiscalización sobre los períodos fiscales del 2010 al 2013.

Añadió que tras auditar al BNCR le hicieron el traslado de cargos (reclamo de pago), lo que implica comunicar al banco los hallazgos que hizo Tributación y sus pretensiones de cobro.

«Ya se hizo todo el procedimiento y se le comunicó al banco la propuesta de regularización; el BNCR no la aceptó y ahora vamos a hacer el acto de liquidación de oficio, en donde se le indican las sumas que la administración considera que se dejaron de pagar», detalló Vargas.

Al eludir el pago de impuestos durante el período 2010-2013, el BNCR «infló» sus utilidades netas, que son la base que se utiliza para calcular el pago de incentivos para la alta gerencia.

El incremento en el pago de incentivos para los empleados de la banca pública y particularmente para el sector de alta gerencia del BNCR fue objeto, el mes pasado, de un informe crítico de la Contraloría.

Según ese informe, entre los años 2006 y 2012 en el BNCR se repartieron incentivos salariales para los empleados por ¢78.221 millones.

El estudio detalla que el BNCR tiene un sistema diferenciado en los incentivos que distribuye entre todos los empleados y entre el sector de alta gerencia.

Según los datos de la CGR, del monto total que giró como incentivos solo en el 2012, el BNCR pagó un bono especial de productividad para la «alta gerencia», que distribuyó ¢518 millones entre 19 jerarcas, lo que equivale a un promedio de ¢27,2 millones para cada uno.

Este monto de incentivo era adicional a los ¢18,3 millones que Fernando Naranjo cobraba como salario bruto ordinario, por su labor como gerente general del BNCR.


Javier Cascante, superintendente de entidades financieras:

«Afecta la suficiencia patrimonial del banco»

Tras una fiscalización de Tributación Directa, al BNCR se le está haciendo un cobro de ¢48.000 millones por impuestos no pagados. ¿Conocía la Sugef de este cobro?

−Sí, ellos (el BNCR) nos comunicaron en el corte de información financiera de diciembre; a ellos se los comunicaron en noviembre. También nos dijeron que el tema estaba en controversia en un proceso judicial.

Si el BNCR pierde el recurso que interpuso ante la Sala debería depositar la cifra que le reclama Hacienda, mientras continúa el litigio judicial. ¿Podría afectar ese depósito la suficiencia patrimonial del banco?

−Claro que sí afecta la suficiencia patrimonial del banco; por eso es que estamos valorando el tema y le estamos dando seguimiento a todo ese trámite legal.

¿Qué significa decir que este depósito por ¢48.000 millones afectará la suficiencia patrimonial del banco?

−El patrimonio de un banco se alimenta de las utilidades netas y si el banco tiene que pagar más impuestos sus utilidades netas van a ser más pequeñas y el aporte al patrimonio es menor. Y el patrimonio es la base de solidez que tiene el banco para enfrentar los riesgos de su negocio de intermediación financiera. El patrimonio es lo que responde ante una situación de deudas o de que algo salga mal. Por eso, cuando ellos (el BNCR) hagan el pago se va a debilitar la suficiencia patrimonial que tiene y eso va a significar menor crecimiento del crédito, o dificultad para emprender algún proyecto que el banco quisiera realizar; es decir, el patrimonio que tendrá el banco para enfrentar los riesgos de su negocio será menor.

EL BCCR planea capitalizar los bancos públicos. ¿Esa capitalización es consecuencia de este problema del BNCR?

−Eso se lo tendría que preguntar al BCCR, pero yo sé que el BCCR busca mejorar la eficiencia de los bancos públicos, porque al final de cuentas cualquier problema que afecte la rentabilidad de los bancos públicos lo termina pagando el Banco Central o el Ministerio de Hacienda o los costarricenses, porque cualquier cosa que haga el Banco Central se traduce en inflación y eso lo paga todo el pueblo. ¿Verdad?


BNCR pagó menos de la mitad en impuestos que el BCR

Javier Córdoba y Ernesto Rivera

Pese a tener una relación muy similar entre créditos e inversiones y utilidades un poco superiores en el periodo 2006-2013, el Banco Nacional (BNCR) tributó en ese periodo poco menos de la mitad del monto reportado por el Banco de Costa Rica (BCR).

Así se desprende de la información contenida en los estados financieros auditados y publicados cada año por estas entidades, de los que se desprende que mientras la tasa efectiva de impuestos pagados por el BCR (sin impuestos diferidos) fue del 18%, el BNCR pagó solo un 7%.

De acuerdo con los datos, durante el periodo analizado estos bancos mantuvieron una relación bruta de Crédito e Inversiones (activo productivo) bastante similar, pues mientras la relación crédito-inversión para el Banco Nacional fue de 74% / 26% , en el BCR la relación fue de 76% crédito y 24% de inversión.

Para efectos del pago de impuestos esta relación es relevante, pues las utilidades que generan los créditos se consideran “gravables”, mientras que las inversiones se califican como “no gravables”, debido a que pagaron un impuesto de origen.

En el caso de los bancos estatales, también se da la particularidad de que si bien las utilidades del banco y sus subsidiarias se registran como un todo, el pago de impuestos de las subsidiarias se realiza por aparte y esto hace que no se consideren en estas cifras.

Bajo estas consideraciones, entre 2006 y 2013 el Banco de Costa Rica registró utilidades antes de impuestos por ₡316.213millones, mientras que en este rubro el BNCR sumó ₡358.077 millones, con una diferencia entre uno y otro de ₡41.864 millones.

Pese a esto, en el mismo periodo el BCR pagó por Impuesto de Renta corriente un total de ₡56.333 millones, en tanto que el BNCR lo hizo por ₡25.408 millones; esto, sin impuestos diferidos.

¿Por qué el BCR pagó más del doble en impuesto sobre la renta que el BNCR, pese a tener menos utilidades?

Según se revela en los propios estados financieros auditados del BNCR, durante estos años se ha mantenido una diferencia en la metodología utilizada para el cálculo de los impuestos, pues mientras Tributación utiliza una metodología basada en la “proporcionalidad” de las rentas gravadas con las rentas totales, el BNCR propuso desde 2006 una metodología alternativa.

El director de Tributación Directa, Carlos Vargas, aseguró a UNIVERSIDAD que no existe ninguna indefinición en cuanto a la metodología que se debe utilizar para calcular los gastos e impuestos por pagar, pues estos están establecidos en la ley.

Sin embargo, en las notas a los Estados Financieros, el BNCR realiza dos cálculos de impuestos: uno con la metodología de Tributación y la otra con la metodología que propuso a las autoridades tributarias desde 2006, como se muestra en los documentos del año 2008.

“El monto de ¢12.239.900.549 de la provisión para el impuesto de renta del periodo 2007 se calculó con base en la metodología de la proporcionalidad utilizada por la Dirección General de Tributación Directa, mientras que para obtener el monto provisional del impuesto sobre la renta a pagar en el periodo fiscal 2007 por¢3.587.924.547 se utilizó la misma metodología utilizada en el periodo 2006; dicha metodología está en consulta”, dice el documento.

Esto originó una diferencia de ¢8.652 millones, que el BNCR dejó “guardados” como provisión, lo mismo que sucedió al año siguiente con otros ¢6.524 millones que se quedaron en las arcas del Banco por esta diferencia.

Esas “provisiones” de los años 2007 y 2008 fueron reversadas por el BNCR en 2012 y 2013 en sus estados financieros, se indicó que “prescribieron”, y pasaron a formar parte de los ingresos de la entidad, con el consecuente aumento en la utilidad neta.

Cabe recordar que sobre estas utilidades es que se calculan los pagos por incentivos a trabajadores y directivos del BNCR, que fueron recientemente cuestionados por la Contraloría General de la República.



[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

Generar innovación y revolucionar sus disciplinas son las dos características que comparten las personas invitadas al Festival Internacional de Diseño (FID), que se celebrará

Los costarricenses sentimos preocupación sobre algunas situaciones que se han venido presentando en nuestro país y deben llevarnos a una profunda reflexión; me refiero

Los estudiantes de primer ingreso entran en marzo con grandes expectativas sobre lo que van a ser sus primeros cursos dentro de la Institución,

Todo lo que en el reino vegetal contribuye a sostener nuestras precarias existencias, necesita del cuidado del hombre. Los diversos cuidos necesarios dependen de

Si bien, lo ideal es que exista trabajo en abundancia y de manera extendida, con un mismo patrono, dentro del marco de los principios

Costa Rica, sus creadores audiovisuales en pleno San José, niños de Golfito, señores de Peñas Blancas, convictos en la cárcel de Puntarenas, el que

Omar Chacón, de 81 años, toca su acordeón desde hace más de 10 años en las calles de San José. "Una vez una pareja

No me voy a extender en las leyes que pretenden que el Centro Costarricense de Producción Cinematográfica (CCPC) se convierta en un centro de
Semanario Universidad