Edgar Robles, superintendente de pensiones: “La situación del régimen de IVM es crítica”

La sostenibilidad del régimen de pensiones de Invalidez, Vejez y Muerte (IVM) de la Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS) ha generado en los

La sostenibilidad del régimen de pensiones de Invalidez, Vejez y Muerte (IVM) de la Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS) ha generado en los últimos tiempos una gran cantidad de controversias, pues hay quienes aseguran que tiene los recursos suficientes para mantenerse hasta el 2036 sin ningún cambio, mientras que otros afirman lo contrario.

Además, el manejo del sistema de la CCSS ha sido severamente cuestionado, e incluso se llevan a cabo investigaciones sobre cómo se han invertido los recursos de la reserva de IVM desde la Gerencia de Pensiones.

Precisamente, una de las personas que ha cuestionado la sostenibilidad del régimen es el jerarca de la Superintendencia de de Pensiones (SUPEN), Edgar Robles, quien asegura que el futuro es sombrío para el retiro de muchos costarricenses.

Es por ello que UNIVERSIDAD conversó con Robles y le pidió su criterio, y relación con los cuestionamientos que le han hecho, así como sobre su expectativa para el IVM.

Don Edgar, en general ¿cómo ve la situación del régimen de Pensiones de Invalidez, Vejez y Muerte de la Caja Costarricense del Seguro Social?

-El régimen de la Caja fue diseñado hace unos sesenta años, para un país que presentaba condiciones muy distintas a las que tenemos hoy día, con una tasa de natalidad muy elevada y había pocas personas ancianas. De ese tiempo a la fecha, Costa Rica ha experimentado un crecimiento significativo en expectativa de vida, a la vez que las familias han tenido menos hijos; eso quiere decir que cada día hay más personas en edad de pensión, con relación a las que cotizan.

Nuestras cifras nos indican que una mujer aporta un 52% de su pensión y un hombre el 58%. El resto del dinero sale de las personas que hoy contribuyen y que no se han pensionado, pero que lo harán en un futuro. Estos datos que hemos dado se han querido malinterpretar, diciendo que atentan contra el principio de solidaridad de la CCSS, pero no se trata de eso, solidaridad sería que el rico cotice más que el pobre; sin embargo,  aquí estamos pagando dos pensiones, pero solo estamos recogiendo para una y media.

Toda la población no está aportando ni siquiera el 70% de las pensiones y eso hará que el sistema colapse. La situación es crítica.

De darse esta situación, ¿para cuándo prevé que podría colapsar?

-El cuándo colapsará dependerá de lo que suceda a futuro, del crecimiento de la población y de cómo se comporte la rentabilidad de la reserva. Para determinar esto se realizan los estudios actuariales. En este sentido, los estudios actuariales que ha presentado la Caja tienen un uso de supuestos incorrectos, los cuales no reflejan la realidad del país y que han variado con la única intención de que las cifras dieran, dando la sensación de que el régimen es sostenible a más largo plazo, cuando no lo es. La Caja plantea que es sostenible a 35 años y nosotros decimos que es a 15 años. Pero cuando hemos interpelado a la Caja, han evadido el tema y sus argumentos son que estamos en contra de la solidaridad. Hay que tomar una decisión hoy para un problema que se presentará dentro de 15 años, porque en estos momentos las soluciones son factibles y menos costosas de lo que podrán ser en un futuro. Por eso hemos dicho que los enemigos de la Caja están dentro de la Caja.

¿Desde su punto de vista, cuáles son las principales deficiencias del régimen en estos momentos?

-Hay un tema de diseño del régimen, un sistema de créditos que no muestra claridad con respecto a su rentabilidad. Tienen un manejo inadecuado de los créditos, con una morosidad cuatro veces por encima del sistema bancario, pues aunque los datos de la Caja no son confiables, hemos calculado que puede rondar el 8%. No llevan un registro de incobrables, mantienen morosidad de hasta seis meses y la forma en que invierten los recursos no es la mejor. Incluso hemos detectado estados financieros con información falsa y estamos finalizando el proceso para llevarlo a los tribunales, pues esto es un delito. Todos los malos manejos se han hecho evidentes y cuando la OIT tomó los mismos supuestos los aplicó a su calculadora, cuando hizo el estudio actuarial; para el primer año sobrestimaron la utilidad de la Caja en 405%. Los resultados ya se sienten, pues hay meses en que no alcanza para pagar pensiones y han tenido que tomar intereses de la reserva para poder pagar, y según estimaciones de la Institución esto no se daría hasta el 2028.

¿Cuáles son las soluciones que visualizan para el IVM?

-Necesitamos un régimen de pensiones que sea consecuente con las generaciones futuras; debe tener un ajuste automático a las situaciones que se vayan dando. Hay que establecer medidas para los gastos operativos; cada colón ahorrado es un colón menos que hay que recaudar. También se le tiene que entrar a la forma en que se invierten los recursos de la reserva y esto está relacionado con la morosidad; se requieren inspecciones para detectar casos en que trabajadores declaran menos de lo que realmente reciben. Una vez que se vean con claridad los recursos con que se cuenta y se controle el gasto, hay que pensar en cambiar la edad de pensión, pues ahora tenemos el doble de la expectativa de vida que cuando se inició el régimen.

¿Tienen estimaciones de cuánto debería rebajarse de los salarios para pensiones, de manera que sea sostenible?

-Según nuestras estimaciones, en lugar de estar cobrando el 8% debería estarse rebajando el 16%. Pero esto no quiere decir que solamente eso se deba hacer; también se pueden bajar gastos, subir ingresos y mejorar la gestión del régimen.

¿Qué pasa con las deudas del Estado con la Caja?

-El Estado casi no tiene deudas con el régimen; se  hicieron convenios para pagar;  incluso en los registros contables no aparecen estas deudas. Las deudas son con el Seguro de Salud. Lo que sí es importante es que se trasladen parte de las utilidades de las empresas privadas a la Caja, tema que fue acordado con la reforma del 2005, a través de la Ley de Protección al Trabajador. Incluso en nuestro estudio actuarial hicimos esta recomendación.

¿La Caja tiene estudios actuariales y la SUPEN también, cuál es el verdadero?

-Todo empieza cuando la Caja se niega a hacer un estudio actuarial de acuerdo con los requisitos que SUPEN establece para todos los fondos de pensiones de Costa Rica.  Ante esta negativa, decidimos solicitar la información a la CCSS y hacer nuestro propio análisis, el cual nos dio cifras pesimistas sobre el futuro del régimen; les propusimos aumentar la tasa, lo que les permitiría contar con el régimen por cien años más. Por ello, la institución -en un intento de validar sus números- contrató a la OIT por un monto de $45.000; a pesar de que pedimos participar en la elaboración del estudio no nos lo permitieron. Lo que hicieron fue tomar los costos de la Caja y meterlos en el sistema de la OIT y les dio lo mismo, pero en realidad no es un estudio actuarial.

¿El ambiente entre la Caja y la SUPEN es de conflicto, o han tenido acercamientos?

-Hemos expuesto los temas, nos hemos reunido con sindicatos y con cámaras; algunos ven con recelo que una institución externa se meta a opinar sobre la Caja, pero otros nos han mostrado su preocupación. Puede haber consenso, pero tiene que empezar por la aceptación de la CCSS de trabajar con la SUPEN; nosotros estamos obligados a informar sobre la situación del régimen, pero quien está a cargo de su administración es la institución. El compromiso de la Presidenta de la República es que se va a dar apoyo y participación de los diversos sectores para hacer un estudio actuarial. Pero, la Caja está cerrada, no han querido trabajar conjuntamente.

¿Qué le queda a todos los involucrados con el régimen, para alcanzar una solución?

-Esto tiene que ser un trabajo de diferentes grupos; estoy planteando que en lugar de meter entidades externas, lo hagamos con los matemáticos de la Universidad de Costa Rica y que existan observadores adecuados de cada sector.

¿Cuál debería ser el papel de la SUPEN ante el régimen de IVM?

-Establecer la forma en la cual la Institución se comporte, de acuerdo a las reglas modernas en el manejo de una entidad dedicada a la administración de pensiones.

Vigilar que se den normas de inversión modernas, manejo de estadísticas que midan la volatibilidad de los portafolios, que exista diversificación, que haya una gestión eficiente, así como garantizar la gestión de riesgos.

[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

Un informe del Centro de Investigación y Evaluación Institucional (CIEI) de la Universidad Estatal a Distancia (UNED) señala las debilidades financieras y administrativas del

Las diputadas propusieron constituir un Directorio pluripartidista, en el año 2005, reivindicando su derecho a acceder a puestos de dirección en igualdad de condiciones

El politólogo estadounidense Mitchell Seligson afirmó que se puede ver con optimismo el estado de la democracia latinoamericana, basado en los resultados de una

La policía sospecha que el grupo de reos que intentó fugarse el miércoles en un penal de maxima seguridad de La Reforma, habrían recibido

Esta palabra debe ser desconocida para la mayoría de los que lean esto. Cuando yo era niña se usaba mucho; pero de eso… hace

La cacería Ellingham Hall, Norfolk, Inglaterra, Noviembre 2010 «No podéis imaginaros lo ridículo que fue.» JAMES BALL, WIKILEAKS A la media luz del anochecer londinense, ...

La presidenta Laura Chinchilla viajará a Estados Unidos entre el 14 y 20 de mayo, con el objetivo de promover al país como destino

Si bien no es la primera vez y previsiblemente no será la última que el Poder Ejecutivo y el Legislativo están en manos de
Semanario Universidad