En el Hospital Calderón Guardia urgimos de recursos para trasplantar órganos

En el Hospital Rafael Ángel Calderón Guardia se desperdicia el potencial humano para hacer trasplantes de órganos y salvar vidas, expresó con un tono

En el Hospital Rafael Ángel Calderón Guardia se desperdicia el potencial humano para hacer trasplantes de órganos y salvar vidas, expresó con un tono de malestar y decepción el médico Mario Sánchez Arias, especialista en este tipo de cirugía en dicho complejo hospitalario.

A pesar de que el Calderón Guardia  tiene a su haber una numerosa y exitosa lista de trasplantes, no existe allí una unidad formal que se dedique a estas cirugías y ni siquiera a los médicos se les retribuye económicamente por los servicios que  prestan fuera de sus horarios, lamentó Sánchez Arias, quien −con 37 años de servicio en la Caja Costarricense de Servicio Social (CCSS)− es coordinador de trasplantes de órganos abdominales y docente en la Escuela de Medicina de la Universidad de Costa Rica.   

El cirujano recordó que en el Calderón “hemos desarrollado una cultura de trasplantes sin precedentes en la historia médica de Costa Rica”, con logros mayores a los de otros hospitales en este mismo campo. Sin embargo, el trabajo que hacen los profesionales involucrados es más por su voluntad e iniciativa, que por un plan y el aporte específico de recursos por parte de la CCSS.

Tan abandonados por la institución se siente este grupo los médicos, que desde hace un año decidieron no participar en trasplantes, a menos que se trate de emergencias; incluso hace algunos días “los anestesistas de corazón y de abdomen nos comunicaron que ellos no participan más en trasplantes, porque la Caja no decide darles un pago legal y pronto

Agregó que “en otro país, con una plana de gente como la del Calderón vienen a decir: ¿qué ocupan para trabajar? Mientras tanto, aquí nosotros tenemos que pelear por la prensa, porque nuestros oficios no son contestados”.

A continuación se ofrece un resumen de las consultas que le hizo este Semanario a Sánchez Arias, en torno a la situación de los trasplantes en el Calderón Guardia.

Oficialmente la unidad de trasplantes de la CCSS está asignada al Hospital México. ¿Significa esto que en el Calderón no existe una unidad de trasplantes?

−La del México es la única que existe como tal. Nosotros somos grupos de trabajo nada más, porque ni siquiera somos exclusivos para esto;  no hay nadie nombrado para trasplantes en este hospital.

¿Ustedes trabajan en coordinación con la unidad de trasplantes del hospital México?

−Ellos no trabajan en coordinación con nadie. Sí trabajamos de acuerdo con compartir donadores. Este es el único trabajo que hacemos en equipo con ellos.

¿Cuándo dejaron de hacerles listas de espera de personas necesitadas de trasplantes?

−En marzo pasado, cuando decidimos hacer solo trasplantes de emergencia, debido al nulo apoyo institucional para lo que hacemos en el Calderón Guardia. En ese momento había unas 10 personas en lista de espera para trasplante de hígado, pero ahora no queremos darles falsas expectativas y después no poder cumplirles. En este periodo se desaprovecharon varios donadores para los pacientes de nuestro hospital y se perdieron dos pacientes en falla hepática aguda, para los cuales estuvimos en alerta y dispuestos a hacer el trasplante de hígado, pero desafortunadamente no hubo donante en ese período.

¿Entre las personas que requieren de un trasplante qué genera más fallecimientos, la falta de donantes o las falencias que padece el equipo médico para hacer su labor en el Calderón Guardia?

−Aquí el problema es que la donación de órganos es muy baja y, como ejemplo, la última paciente trasplantada tenía dos años de espera. Sí ha habido desaprovechamiento de órganos por la ausencia de un programa de trasplante y de pago al personal médico.

¿Llevan ustedes un registro de cuántas personas que necesitaban un trasplante murieron el año pasado por no recibirlo a tiempo?

−En este hospital ni en el Seguro Social se lleva registros de nada, y eso ya lo dijo un informe de Auditoría.

¿Cuánto se necesitaría para desarrollar en el Calderón Guardia una unidad que trabaje en forma sostenible en trasplantes?

−No lo sabemos, porque volvemos a lo mismo: nunca hemos trabajado en forma sistemática en trasplantes. Lo que hemos estado haciendo es casi que a pellizcos. Pero, si nosotros realmente nos dedicáramos a eso y lográramos formar un grupo que solo se dedicara a esto, en este momento no podríamos decir cuánto se necesita. Hicimos un cálculo pero hace muchos años.

¿Para arrancar con un plan básico de trasplantes, qué necesitarían ustedes, qué piden?

-Son cuatro cosas, y hago énfasis en que no pedimos nada para nosotros. Son estas: remodelación del  área física, presupuesto para la actividad de trasplantes, equipamiento mínimo necesario, y entrenamiento de más personal. A pesar de que lo solicitamos desde el 2009, desde entonces ni siquiera ha entrado una pinza nueva.


Trasplantes en el Calderón Guardia hasta el 2014

Riñón                            711

Hígado                           23

Corazón                         18

Corazón-pulmón               1

Pulmón                           2

Páncreas                         4

Intestino                         2

*Fuente: Dr. Mario Sánchez Arias


Acuerdos de la CCSS*

-En el período de gobierno de 1994-1998, la Presidencia Ejecutiva de la CCSS manifestó públicamente que los trasplantes no eran una prioridad en esa administración.

– La junta directiva de la CCSS acordó el 21 de diciembre del 2006: aprobar en todos sus términos las recomendaciones de la Gerencia Médica, para que el Programa de trasplante hepático y cirugía hepato-biliar esté a cargo del Hospital México.

-Según informe de la Gerencia de Infraestructura e Ingeniería del 24 febrero del 2014, el Proyecto Unidad de Trasplantes Hospital R.A. Calderón Guardia está incluido en el portafolio de Proyectos Institucionales con presupuesto asignado y en él se ha invertido importante suma de dinero en planos constructivos, permisos y horas de trabajo. El proyecto está listo y diseñado, pero se requiere que la Dirección Médica y la Gerencia Médica definan si se sigue con la licitación.

-Informe  de Auditoría de la CCSS (17-12-2013) sobre la organización del programa de trasplantes de la institución: no se sabe cuáles son los recursos necesarios, los resultados obtenidos obedecen a esfuerzos aislados de cada centro o grupos de funcionarios, la producción del Centro de Trasplante de hígado y cirugía hepatobiliar del Hospital México es menor que la del Calderón Guardia.

*Fuente: Dr. Mario Sánchez Arias


Duración de los trasplantes*

De riñón con donador vivo o cadavérico: 3 horas de extracción del injerto, 5 de implantación.

De hígado: 4 horas de extracción, 2 de disección, de 4 a 6 en hepatectomía, 4 en implante.

De corazón: 3 horas de extracción, 5 de implante.

De páncreas: 4 horas de extracción, 3 de disección, 6 de implante.

De intestino: 3 horas de extracción, 5 de implante.

*Fuente: Dr. Mario Sánchez Arias


[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

Los señores Magistrados de la Sala Constitucional  conocen muchas materias en los recursos de amparo y acciones de inconstitucionalidad, surgiendo la duda  de si

El presidente de la República, Luis Guillermo Solís, dijo este martes que los medios de comunicación tienen el derecho de realizar su labor pero

Muchos son los estudios que han surgido en torno al microrrelato en las letras hispánicas (Álamo, 2009; Bustamante, 2012, por citar algunos). Un punto

Creo también, que en este siglo XXI va a primar la pregunta ¿cuánto me va a costar eso a mí?, sobre cualquier otra cosa.

María Pía Hernández (derecha) en la presentación del libro en la librería de la UICN, mientras recibe una consulta de Carlos Bonilla, delegado del

En el 2010, su primer largometraje, Agua fría de mar, recibió el Tiger Award en el Festival Internacional de Cine de Róterdam, uno de

El equipo de fútbol de la Universidad de Costa Rica recordó cómo se sentía ganar después de esperar ocho fechas por ello, y le

Primero que todo, quiero agradecer a todas las personas que me han llamado y/o escrito, a las que me han dicho que están leyendo
Semanario Universidad