Entre un favorito en desgracia y un desconocido en ascenso

El menú de la segunda ronda electoral resultó de infarto y sorpresa: el candidato que se mantuvo como favorito durante toda la campaña política,

El menú de la segunda ronda electoral resultó de infarto y sorpresa: el candidato que se mantuvo como favorito durante toda la campaña política, perdió en la primera ronda y el candidato casi desconocido para la mayoría de los electores se alzó con la mayoría de los votos y se coló en la recta final de la elección.

En una contienda marcada por un alto nivel de indecisos, los votantes demostraron que en política, nada está escrito en piedra.

Hace solo siete meses, el candidato del PLN, Johnny Araya, aparecía como favorito para ganar la elección y convertirse en el próximo presidente.

Según la encuesta de opinión elaborada por la firma UNIMER, en setiembre pasado Araya reunía un 27.5% de las intenciones de voto.

El candidato del PAC reconocía entonces que era un desconocido para la mayoría de la población y apelaba a presentarse ante los electores, como su estrategia inicial de campaña.

La misma encuesta de UNIMER de setiembre lo ubicaba con, apenas, el 4.4% de las intenciones de voto.

Para Araya el punto de quiebre ocurrió entre los meses de octubre y noviembre, cuando su popularidad se desplomó en la encuestas y la figura del candidato del Frente Amplio, José María Villalta, comenzó una fuerte carrera ascendente que lo llevó a disputar la primera  posición en las encuestas.

La campaña produjo en ese momento un abrupto giro: Araya tuvo que ceder y participar en los debates; Villalta comenzó a moderar su discurso hacia posiciones más de centro y un grupo de empresarios encabezados por el exembajador Tomás Dueñas, comenzó una campaña publicitaria acusando al frenteamplista de comunista y “chavista”.

Al salir de la tregua navideña, los ánimos se calentaron pero, a pesar de participar en la mayoría de los debates y de mantener una sostenida actividad en todo el país, la figura de Luis Guillermo Solís no lograba despegar en las encuestas de opinión y se mantenía en un discreto cuarto lugar.

Con un electorado que mantuvo en más de un tercio su nivel de indecisión, hasta el momento de la votación, el resultado se definió en la última semana, cuando el periódico La Nación se negó a publicar la última encuesta que había elaborado para ellos la firma UNIMER y UNIVERSIDAD reveló el resultado de la encuesta del Centro de Investigación y Estudios Políticos (CIEP).

El estudio mostraba que, en la segunda quincena de enero, Araya había detenido su caída pero se encontraba en empate técnico (dentro del margen de error) con Villalta; Solís mantenía un sostenido ascenso y disputaba a su vez el segundo puesto con Villalta (dentro del margen de error) y el candidato libertario, Otto Guevara, se había estancado en una tercera posición.

El resultado de la jornada electoral muestra que las tendencias detectadas por las encuestas de UNIMER y el CIEP eran correctas, José María Villalta no logró superar los ataques y se mantuvo estancado en un 17%; Johnny Araya logró detener su caída pero no logró levantar y quedó en segundo lugar; en tanto que, Luis Guillermo Solís, mantuvo la tendencia ascendente y se llevó el mejor resultado de la primera ronda.

[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

Se oye, se siente, ¿Johnny presidente? El TSE: Epicentro del reto al statu quo Movimiento Libertario: Un choque contra su cuarto iceberg Frente Amplio: Aquí ...

En un artículo reciente, publicado en la Revista Estudios (volumen 27, número 1, 2013) de la Escuela de Estudios Generales de la Universidad de

A gritos alzaban las banderas mientras en la pantalla aparecían los números del primer corte de la noche, recibido con un sonoro “Se oye,

El Catedrático Humboldt 2014; José Gracia Bondía, se mueve en el mundo de la física teórica, la matemática y la química cuántica. (Foto: Rafael

Domingo 2 de febrero, 4 p.m. Para esperar los resultados en el Tribunal Supremo de Elecciones (TSE) hay que armarse de paciencia.Los pasillos del

En Jorco de Aserrí, los otros partidos trataron de contener la maquinaria logística del PLN. (Foto: José Eduardo Mora)En la localidad de Ococa, ubicada

Un personaje de ficción que parece cobró vida real en algún instante. Reactualizado vulgarmente, pero insuperable. La vulgaridad de las actualizaciones es tan fuerte

El licenciado Mariano Barrantes, director del Centro de Atención Institucional de San José, o cárcel de San Sebastián, recibe a la misión de la
Semanario Universidad